Cartera de crédito aumentó más que el dólar oficial en 2020 pero la economía siguió desfinanciada

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Cartera de crédito aumentó más que el dólar oficial en 2020 pero la economía siguió desfinanciada



La cartera de crédito de la banca venezolana terminó 2020 con un incremento de 2.896,21%, lo que representa una leve mejoría en comparación con la expansión interanual de diciembre de 2019, que fue de 2.113,6%, pese a que el Banco Central de Venezuela (BCV) mantuvo con escasa flexibilidad su política de encaje legal, el cual se sitúa en 93% de las captaciones del público.

En el último mes del año, la cartera creció 27,38% para alcanzar un monto total de Bs.313.475.186.236 miles de bolívares; sin embargo, como resultado de la estrategia de restricción de liquidez, la intermediación financiera de la banca cerró en 12,94%, una caída de 1,58 puntos porcentuales (pp) en comparación con noviembre y de 6,31 puntos frente al resultado de diciembre de 2019, de acuerdo con información recopilada por la consultora especializada en economía y finanzas Aristimuño Herrera & Asociados (AHA).

La banca en los últimos dos meses del año recién concluido enfrentó fuertes problemas de liquidez, que llevaron a la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV) a solicitar formalmente al Banco Central de Venezuela (BCV) una reforma urgente de la política de encaje legal y una estrategia de recurrentes deducciones de los requerimientos.

– Calidad de la cartera –

No obstante, la banca terminó el ejercicio con una reducción de su índice de morosidad, que se contrajo a 3,35% del total de préstamos reestructurados y en litigio, que se traduce en un descenso de 0,69 puntos porcentuales frente a noviembre y de 1,26 pp en comparación con diciembre de 2019.

De manera que hubo un incremento importante de las provisiones para cobertura de la mora, un indicador que terminó 2020 en 93,15% (de cada 100 bolívares prestados, existe una cobertura de 93,15), un aumento intermensual de 21,22 puntos porcentuales y frente al término de 2019 de 36,47 puntos.

Igualmente, la cartera reestructurada se ubicó en Bs.8.919,3 millones de bolívares, un descenso de Bs.11.099 millones en comparación con 2019, lo que representa una contracción relativa de 55,44% en 12 meses.

La cartera agrícola fue la gaveta obligatoria con mayor crecimiento, con un monto total de Bs.1.940.673.300 miles de bolívares, un aumento intermensual de 6,99% e interanual de 1.710,02%. En cuanto a los microcréditos, el aumento en diciembre de 2020 fue de 961,52% en comparación con el mismo período de 2019.

– Cartera devaluada –

Al tipo de cambio de las mesas cambiarias del sistema bancario, el total de préstamos otorgados al cierre de 2020 fue equivalente a 283,1 millones de dólares, que representan un mínimo 0,44% del Producto Interno Bruto anual estimado en alrededor de 65.000 millones de dólares, a precios corrientes, por AHA.

En comparación con el resto de América Latina, Venezuela tiene de lejos la cartera de crédito más pequeña y la que menos proporción del PIB representa; de hecho, según la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), según cifras del primer trimestre de 2020, el volumen de préstamos que pesa menos en el PIB, después de Venezuela, corresponde a Argentina, con 12,91%.

En general, la participación del crédito bancario en el PIB está sobre 20% en la mayoría de los países de la región y destacan Panamá, con una cartera equivalente a 104,18% de su PIB y Chile, con una proporción de 101,37% al primer cuarto del año pasado, según la Felaban.

A pesar de la depreciación de 2.274,90% que registró el bolívar en las mesas cambiarias, el valor de la cartera de créditos en divisas estadounidenses resistió, al registrar un incremento de 26,16% en comparación con los 224,4 millones de dólares en que cerró 2019.

El crédito es una herramienta fundamental para el crecimiento económico de cualquier país y en el caso de Venezuela es urgente que se reactive el flujo de préstamos a los sectores de la producción y el comercio, si se quiere consolidar algún crecimiento mínimo este año, de acuerdo con las expectativas.

Aristimuño Herrera & Asociados (AHA) prevé un escenario de comportamiento del PIB entre un intervalo de -2%  y +1% al cierre de este año.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también