Rusia frena en seco el rebote del petróleo: descarta pactar con la OPEP recortes más profundos

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Rusia frena en seco el rebote del petróleo: descarta pactar con la OPEP recortes más profundos


Rusia quiere mantener sin cambios el actual acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es decir, no aceptará más recortes en la producción de petróleo, según las declaraciones de cuatro cargos del Gobierno ruso. Los futuros del oro negro reaccionan a esta noticia con caídas que superan el 1,7%, lo que podría fulminar la racha de nueve sesiones consecutivas de alzas para el petróleo.

Los futuros de crudo West Texas, de referencia en Estados Unidos, caen alrededor de un 1,7% hasta los 46,24 dólares el barril. Por su parte, el barril de Brent, de referencia en Europa, corrige alrededor de un 1,5% hasta los 48,8 dólares la unidad.

Desde fuentes gubernamentales rusas creen que una reducción adicional de la oferta pocos meses después de haber extendido y reafirmado el acuerdo que se firmara en noviembre de 2016, enviaría un mensaje erróneo al mercado de petróleo, asegura una de las personas consultadas por Bloomberg.

Un mensaje erróneo al mercado

Tal medida indicaría que la OPEP, Rusia y sus aliados están nerviosos y que su pacto para reducir la producción por un total de 1,8 millones de barriles diarios hasta marzo de 2018 habría sido un fracaso, asegura el cargo ruso. Las cuatro personas hablaron con la condición de permanecer en el anonimato.

Rusia tiene previsto celebrar una reunión con algunos ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y varios no pertenecientes a la OPEP en San Petersburgo el 24 de julio. Se hablará de los avances sobre la reducción del exceso de oferta mundial y de las dudas sobre si los recortes lograrán su objetivo.

El resurgimiento de la producción de shale estadounidense, mayor producción en Libia y Nigeria, y las previsiones de incrementos de la producción en países como Canadá, parecen estar complicando la vida a la OPEP y a sus aliados.

Los productores rusos de petróleo, tanto estatales como privados, han recortado voluntariamente la producción en unos 300.000 barriles al día después de que la producción alcanzase un récord post-soviético alcanzado en octubre de 2016. El ministro de Energía, Alexander Novak, acordó en mayo prolongar los límites al bombeo de crudo durante nueve meses, hasta el final del primer trimestre de 2018.

Parte del Gobierno se opone a más recortes y a una prolongación del acuerdo, según ha explicado otra de las personas. Cuanto más tiempo duren los recortes y más profundos sean, peor será la volatilidad una vez que los productores queden libres del acuerdo, según este experto ruso consultado por la agencia de noticias.

La OPEP titubea con su compromiso

Por otro lado, Tamas Varga, analista de PVM Oil Associates, señala a Reuters que «la mayor producción de crudo por parte de la OPEP en junio, junto con la apreciación del dólar en estos dos últimos días, han supuesto un lastre significativo para el petróleo, que estaba en plena racha alcista».

La OPEP, a pesar de los recortes pactados, exportó en junio unos 25,92 millones de barriles por día, un incremento en 450.000 barriles diarios respecto al mes de mayo y una intensificación de 1,9 millones de barriles por día respecto a las cifras del mismo mes de 2016.

Te podría interesar también