Perdió US$1.276 millones | Ford cerró 2020 en rojo y terminó racha de 12 de ganancias

// EFE

Perdió US$1.276 millones | Ford cerró 2020 en rojo y terminó racha de 12 de ganancias



Ford perdió 2.791 millones de dólares en el último trimestre de 2020, lo que empujó las pérdidas para el conjunto del año a 1.276 millones de dólares, la primera vez desde 2008 que el fabricante de automóviles cierra en número rojos, tras obtener unos beneficios netos de 84 millones de dólares en 2019.

Los efectos de la pandemia fueron visibles en los resultados presentados este jueves por Ford: las ventas de automóviles de la compañía cayeron un 22 % en 2020, a 4.187.000 vehículos, lo que redujo sus ingresos en un 18,4 %, a 127.144 millones de dólares.

Ford también señaló que sus ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos se situaron en 2.800 millones de dólares en 2020, un 56,25 % menos que en 2019.

Aun así, terminó el año con 47.000 millones de dólares en líquido, lo que los máximos responsables de la compañía dijeron que permitirá invertir en la transformación del fabricante.

A pesar de las pérdidas, Ford afirmó que finalizó 2020 «con fuerza, mejorando sus negocios de automóviles y financiación en el cuarto trimestre», con unas ganancias antes de intereses e impuestos de 1.700 millones de dólares, un 250 % de aumento respecto al mismo periodo de 2019.

Por regiones, Ford dijo que sus ingresos en Norteamérica en 2020 sumaron 80.000 millones de dólares (un 18 % menos que en 2019) con unas ganancias antes de intereses e impuestos de 3.625 millones de dólares. En Suramérica, los ingresos de Ford cayeron un 37 %, a 2.500 millones de dólares, con unas pérdidas 491 millones.

En Europa, los ingresos de Ford se situaron en 22.600 millones de dólares (un 20 % menos) con unas pérdidas de 834 millones de dólares. En China, los ingresos sumaron 3.200 millones de dólares (una caída del 11 %) con unas ganancias de 270 millones de dólares. En el resto del mundo, los ingresos de Ford fueron de 7.500 millones de dólares, un 24 % menos que en 2019, y unas pérdidas de 165 millones.

Durante una conferencia telefónica con analistas financieros y medios de comunicación, Jim Farley, presidente y consejero delegado de Ford, se refirió a la situación de la compañía en Suramérica, que calificó de «inaceptable», y la decisión de dejar de producir vehículos en Brasil.

«Durante la pasada década perdimos más de 4.500 millones de dólares en Suramérica. Es inaceptable. En 2020 abandonamos el negocio no esencial de camiones pesados, descontinuamos el enfoque en Fiesta y redujimos aun más la plantilla en más de un 40 % para finales del año pasado», explicó Farley.

Según el máximo directivo de Ford, estas decisiones permitieron que en 2020 la compañía tuviese en la región sus pérdidas más reducidas desde 2013.

Por su parte, el director financiero de Ford, John Lawler, indicó que las medidas adoptadas en Brasil fueron «un hito en el rediseño» de la firma a nivel global.

Ford también anunció que aumentará sus inversiones para el desarrollo y producción de vehículos eléctricos a 29.000 millones de dólares. De esta cifra, 22.000 millones de dólares serán invertidos de aquí al 2025, casi el doble de lo inicialmente previsto.

«La transformación de Ford está sucediendo, lo mismo que nuestro liderazgo en la revolución de vehículos eléctricos y el desarrollo de la conducción automática», dijo Farley.

«Ahora vamos a destinar 29.000 millones de dólares en capital y un gran talento en estas dos áreas y vamos a producir para nuestros clientes todocaminos SUV, furgonetas comerciales y camionetas ‘pickup’ eléctricos, conectados y en grandes volúmenes», añadió.

Lowler también destacó que en 2021 Ford prevé unas ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos de entre 8.000 y 9.000 millones de dólares, lo que incluye una ganancia no monetaria de unos 900 millones de dólares por su inversión en el fabricante de vehículos eléctricos Rivian.

Además, Ford generará entre 3.500 y 4.500 millones de dólares de flujo de caja libre aunque la compañía añadió que los problemas que existen con el suministro de chips «está creando incertidumbre en múltiples industrias e influirán en los resultados operativos de Ford en 2021».

Te podría interesar también