Las consideraciones de Francisco Rodríguez para salvar a Citgo y abastecer a Venezuela de diésel

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Las consideraciones de Francisco Rodríguez para salvar a Citgo y abastecer a Venezuela de diésel



El economista Francisco Rodríguez señaló este lunes que entre los acuerdos de alta prioridad para ser considerados entre la oposición y el Gobierno «está la protección de Citgo y la atención a la crisis del diésel».

En ese sentio, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que estos problemas se pueden atender conjuntamente, «dado que Citgo tiene la capacidad para suplir al país de combustible».

«La protección de Citgo es una dimensión en la que Guaidó y Maduro deben actuar conjuntamente para evitar que la empresa se pierda. Voceros del Gobierno interino han reconocido que, a pesar de la protección de activos, hay un alto riesgo de perder Citgo ante los acreedores», sumó.

Precisó que la semana pasada, el juez Leonard Stark de Delaware negó una solicitud de la junta ad hoc de Pdvsa nombrada por Guaidó de suspender el proceso de venta de acciones de la casa matriz de Citgo: «Stark ordenó que se proceda a un proceso de venta condicional de la empresa».

Añadió que la venta «no se finalizará sin un permiso de OFAC mientras se mantenga el actual régimen de sanciones. Pero se puede generar una situación en la cual, al levantarse las sanciones, la venta se concretará automáticamente y el país perdería la capacidad de rescatar la empresa».

Acotó que una forma de resolver este problema «es un acuerdo entre el Gobierno de Maduro, que tiene la capacidad de comprometer flujos de exportaciones para el pago de deudas reconocidas por tribunales internacionales, y el de Guaidó, que tiene la potestad para pagar tales obligaciones».

«Solo Guaidó, dado su reconocimiento por EE.UU., tiene la capacidad de llegar a acuerdos legalmente vinculantes con los acreedores. Solo Maduro, dado su control del territorio, tiene la capacidad de comprometer ingresos petroleros para cumplir con tales acuerdos», informó.

– Producción suficiente –

Por otro lado, el economista explicó que la filial nortamericana de Pdvsa produce 230.000 barriles diarios de diésel, «más que suficiente para suplir la demanda de aproximadamente 50.000 barriles diarios en Venezuela. También produce aproximadamente 300.000 barriles diarios de gasolina, lo cual excede las necesidades del mercado local en este momento (aproximadamente 100.000 barriles diarios)».

Resaltó que un acuerdo podría comprender dos elementos: «primero, Maduro comprometería los ingresos petroleros para cancelar deudas reconocidas por tribunales internacionales, después de una renegociación que logre una reducción consistente con la capacidad de pago de la nación. Segundo, Guaidó se comprometería a suscribir los acuerdos de refinanciamiento y procesar los pagos necesarios para cumplir con ellos, dado que su gobierno es el único que tiene acceso a los sistemas de pagos estadounidense y europeo. Tercero, Citgo se comprometería a enviar la cantidad de diésel y gasolina que se estime necesaria para suplir las necesidades de abastecimiento del mercado local. Esta decisión la debe tomar la junta directiva de Citgo de forma consistente con su autonomía jurídica».

«El combustible obtenido mediante este acuerdo se podría vender directamente a estaciones de servicio privadas, evitando que el Gobierno tenga la capacidad de desviarlo a Cuba u otros mercados», destacó.

Sostuvo que un acuerdo de este tipo podría ser supervisado por una entidad internacional, tal como la Organización de Naciones Unidas: «ambas partes se comprometerían a cumplir con los requisitos de transparencia necesarios para una adecuada supervisión».

«Es posible salvar a Citgo y asegurar que siga en manos venezolanas. Es posible abastecer al país de combustible y evitar una profundización de la crisis humanitaria. Es posible llegar a acuerdos que mejoren la vida y protejan el futuro de los venezolanos», enfatizó.

Puntualizó que «no se le pide a nadie que abandone sus legítimos reclamos, ni que se olvide la discusión sobre cómo llegamos aquí. Se trata de entender que hay problemas que requieren esfuerzos conjuntos, y que para resolverlos a veces es necesario poner a un lado la confrontación».

Te podría interesar también