La pensión de junio alcanza solo para dos panes y un litro de leche

// Banca y Negocios @bancaynegocios

La pensión de junio alcanza solo para dos panes y un litro de leche



Los pensionados reciben Bs 1.400.000 desde abril, por decreto presidencial, pero con el paso de los días el dinero ha perdido valor a medida que avanzan aceleradamente los precios de bienes y servicios.

Solo la inflación de mayo se ubicó en 110,1%, de acuerdo con la medición de la Asamblea Nacional, por lo que la asignación que reciben los pensionados esta semana ya no compra ni un champú, que en cualquier local de Caracas roza los Bs 2.000.000.

Al 18 de junio, cuando las personas de la tercera edad disponen de los recursos, estos compran 3,5 veces menos que cuando les fueron depositados los fondos en abril.

En Caracas, un desodorante tiene un precio de Bs 1.800.000, una pasta dental de Bs 1.600.000, un champú Bs 2.000.000, un jabón de baño -aunque depende de la marca- está alrededor de Bs 1.500.000, todos por encima del monto que perciben los pensionados esta semana.

Frustración es lo que define la situación de las personas mayores que cumplieron su ciclo laboral y ahora dependen de una pensión mensual, que representa poco más de medio dólar en el mercado paralelo, que es el marcador de los precios de la economía venezolana sometida a un fuerte control cambiario y a una voraz hiperinflación.

José, de 86 años, se siente impotente al no poder comprarse un dulce en la panadería. «Me depositan Bs 1,4 millones y si lo gasto en ese antojo que puede costar Bs 1 millón, ya no puedo pensar en comprar otras cosas».

Vive con dos de sus hijas, quienes lo ayudan, pero acostumbrado a trabajar desde los 14 años -se retiró a los 84 años de edad- no se resigna a tener que depender de terceros.

La hiperinflación impide que José pueda ir al supermercado. Ya no lo hace. «¿Para qué? si todo cuesta desde un millón», dice afligido.

Se acerca a los camiones de ferias de hortalizas que una vez a la semana llegan de Táchira a su sector de residencia, para poder comprar una que otra fruta para los pájaros que tiene en casa y que le resulta insuficiente. «Mis hijas me ayudan, de no ser así ni los pájaros tuvieran qué comer».

Va a la panadería y si tiene la suerte de conseguir pan compra dos a Bs 200.000 cada uno, con lo que se le va 29% de la asignación. «Es que solo en dos panes y un litro de leche de larga duración (Bs 950.000) se va el dinero de la pensión».

José no compra medicamentos para la hipertensión porque el que tomaba aparecía de manera intermitente hasta que desapareció del mercado. Pero cualquier tratamiento para esa patología y que deben costear los pensionados que no reciben ayuda de nadie más, supera con creces los Bs 1,4 millones que perciben.

Te podría interesar también