Informe Especial | El virus electoral complica el panorama económico

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | El virus electoral complica el panorama económico



Las elecciones suelen ser eventos estabilizadores y, en general, reducen los elementos de volatilidad en las economías. Pero, ese no es el caso venezolano.

Las decisiones recientes tomadas por el Tribunal Supremo de Justicia sobre la designación de autoridades electorales y la sustitución de directivas de partidos políticos, refuerza la condición de desinstitucionalización que padece el país, y que constituye una de las amenazas más graves para la economía.

¿Qué pueden esperar los agentes económicos de un escenario político en el que parecen perdidas, al menos en la superficie, todas las esperanzas de acuerdo entre los sectores antagónicos?

Una primera mirada es en extremo negativa, puesto que una Asamblea Nacional elegida en condiciones poco fiables para una parte importante del país y, también, para una porción relevante de la comunidad internacional no puede contar con el reconocimiento que necesita para cumplir sus funciones legislativas, en buena medida porque no expresaría la mayoría real del país.

Sin embargo, los escenarios que pueden hacerse son aún más complejos; a tal punto que nada puede ser descartado, a partir de unos comicios organizados en medio de tanta informalidad institucional y pugnacidad política.

Evidentemente, la intención del gobierno del presidente Nicolás Maduro es reconstruir su control político total sobre las instituciones y consolidar una estructura de poder, donde la oposición funcione como parte del sistema, en una estrategia que, en nuestra opinión, va más allá de las elecciones.

Al aislar y neutralizar a la oposición anti sistema, algo que posiblemente sea más difícil de lo que parece, el país entraría en una nueva fase, con un gobierno reforzado y una oposición “del sistema” que, en principio, carece de conexión con la mayoría de su teórica base social y que no tiene un proyecto claro de poder, por lo tanto no representaría amenaza real alguna contra el sector gobernante.

En rigor, este podría llegar a ser un escenario “estable”, en el cual –dentro de la lógica del gobierno- se podría renegociar la situación internacional, entre otras cosas porque existe la posibilidad real de que el inquilino de la Casa Blanca, a partir de enero de 2021, sea el demócrata Joe Biden, quien, igualmente, rechaza al gobierno de Maduro, pero ha adelantado que retomaría la política de apertura con los adversarios que inició el ex presidente Barack Obama.

La oposición acusada de “radical” parece quedarse con pocas opciones, a tal extremo que algunos de sus dirigentes están planteando prorrogar el mandato de la actual legislatura de la Asamblea Nacional, una situación en absoluto prevista en la Constitución, con el fin de que el mandato de Juan Guaidó, asumido el 23 de enero de 2019, no se extinga. Tal planteamiento está muy lejos de tener consenso, pero da una idea de las complicaciones que pueden presentarse.

Las empresas, en consecuencia, deben prepararse para un escenario altamente complejo y volátil, porque las posibilidades de que se enfrente la crisis con las estrategias adecuadas parecen alejarse, aunque el gobierno del presidente Maduro ha dado algunas señales de realismo en el plano de la economía. Incompletas e inconsistentes, pero señales al fin.

Es interesante destacar que el gobierno ha vuelto a dialogar con los gremios empresariales más representativos, como Fedecámaras, Conindustria y Consecomercio, y, por lo menos, ha escuchado y recogido las propuestas, aunque los dirigentes de estas organizaciones se quejan de la ausencia de resultados concretos.

Algunos podrían decir que el escenario electoral muy complicado que espera al país, realmente cambia poco o nada, pero realmente abre paso a una nueva etapa que, sin duda, traerá elementos diferentes. Predecir la política o la evolución de los precios del petróleo es más, en los momentos actuales, un ejercicio de adivinación que una labor técnica.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana se analiza el escenario económico de la flexibilización y la post pandemia, con los principales retos que los agentes económicos deberán enfrentar en una etapa sumamente incierta.

Todos los viernes tenga a la mano la más oportuna, confiable, rigurosa y útil información para tomar las mejores decisiones de negocios en un entorno altamente volátil y complejo. Los invitamos a suscribirse al Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven. 

Si desea ver una muestra de nuestro informe privado semanal y conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes.

ATENCIÓN: Ante los hechos económicos de Venezuela y el Covid-19, Aristimuño Herrera & Asociados está ofreciendo un descuento del 20% en los planes de suscripción de su informe privado semanal.

 

Te podría interesar también