Arabia Saudita podría devolver el petróleo a $30 por barril

// ElEconomista.es/Bloomberg


Ecuador ha asestado un duro golpe a la unidad de la OPEP al anunciar que comenzará a aumentar la producción de petróleo este mes, argumentando que necesita el dinero. Durante años, la OPEP ha hecho trampas con sus propios acuerdos, pero Ecuador ha tomado una decisión poco frecuente al señalar públicamente que no cumplirá con los recortes y que aumentará la producción, algo que puede desatar la ira de Arabia Saudí y sus aliados.

El país latinoamericano no podrá cumplir con su compromiso de reducir la producción en 26.000 barriles diarios hasta los 522.000 por día, como acordó con la OPEP el año pasado, dijo el ministro de Petróleo, Carlos Pérez, en una entrevista con Teleamazonas el lunes.

«Hay necesidad de fondos para el tesoro fiscal, por lo que hemos tomado la decisión de aumentar gradualmente la producción», dijo Pérez. «Lo que Ecuador hace o no hace no tiene un impacto importante en la producción de la OPEP».

De hecho, la salida de Ecuador es en gran medida irrelevante si se considera la magnitud del mercado mundial de petróleo, ya que la cantidad que acordó recortar representa menos de 25 segundos de consumo diario. Sin embargo, crea un precedente peligroso en la Organización de Países Exportadores de Petróleo, abriendo la puerta para que otros productores, tal vez más grandes, sigan su ejemplo.

«La última declaración de Ecuador no tendrá importancia para los equilibrios mundiales pero muestra los desafíos para los miembros de la OPEP dado que los recortes no lograron elevar los precios», dijo Amrita Sen, analista jefa de petróleo de Energy Aspects. de Londres. El anuncio podría «volver a dar lugar a temores de que el acuerdo se derrumbe», dijo.

Es un acuerdo «no escrito»

Ecuador dice tener un acuerdo «no escrito» con la OPEP que le dio flexibilidad respecto de la producción debido a sus necesidades fiscales. El grupo con sede en Viena, sin embargo, no ha dado a conocer tal acuerdo.

El país latinoamericano no es el único miembro de la OPEP que tiene dificultades para apuntalar sus finanzas, ya que otros como Argelia dependen en gran medida de las reservas de petrodólares acumuladas durante el auge de los precios del petróleo de 2000-2008 para cubrir grandes déficits fiscales. Muchos países productores necesitan precios significativamente más altos que el nivel actual para equilibrar los libros, de acuerdo con el Consejo de Relaciones Exteriores, un think-tank no partidario con sede en Nueva York.

¿Al borde de una guerra interna?

Otros miembros pequeños de la OPEP ahora podrían argumentar que ellos también necesitan dinero adicional, señaló Torbjorn Kjus, analista de DNB Bank ASA en Oslo.

«Deberían comprender que esto podría perjudicar todo el acuerdo», remarcó, sugiriendo que el primer productor de la OPEP, Arabia Saudí, podría decidir: «Si ustedes no quieren participar, dejemos que caiga el precio del petróleo a 20 dólar y veamos lo gracioso que resulta eso».

La implementación por parte de la OPEP de su acuerdo de noviembre para reducir la producción se está tambaleando tras un esperanzador comienzo a principios de este año.

La Agencia Internacional de la Energía calculó el cumplimiento en un 78% en junio, el nivel más bajo en seis meses, en tanto Irak, los Emiratos Árabes Unidos, Ecuador y Venezuela extrajeron más de lo acordado. Irak produjo 4,5 millones de barriles diarios, cumpliendo con sólo el 29% de su compromiso.

Ecuador, el tercer miembro más pequeño de la OPEP por producción después de Guinea Ecuatorial y Gabón, ahora está extrayendo cerca de 545.000 barriles diarios de sus yacimientos de petróleo de la selva amazónica, dijo Pérez en la entrevista. Eso no está muy lejos de los 548.000 barriles diarios que producía antes de que rigiera el acuerdo de la OPEP.

La OPEP y varios países no miembros acordaron reducir la producción en casi 1,8 millones de barriles diarios a partir de enero de este año para reducir las existencias mundiales e impulsar los precios. Hasta ahora, el grupo, liderado por Arabia Saudí y Rusia, ha logrado poco. Las reservas están muy por encima del promedio de cinco años, en parte debido a la creciente oferta de shale (petróleo de esquisto) de Estados Unidos.

Te podría interesar también