Venezuela pierde su última plataforma de perforación petrolera

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Venezuela pierde su última plataforma de perforación petrolera



La última plataforma petrolera ha salido oficialmente de Venezuela. La contratista estadounidense Nabors informó a Forbes que había cerrado su plataforma de perforación, activa hasta el pasado lunes, lo que reduce a cero el recuento de plataformas activas en el país.

Venezuela es el hogar de mayores reservas de petróleo del mundo, por encima de Estados Unidos, Arabia Saudita, Irán y Rusia. Sin embargo, debido a la naturaleza del gobierno en disputa de Nicolás Maduro, ninguna compañía está dispuesta a tratar de explorar ese enorme tesoro hundido.

La plataforma de Nabors había estado operando en el prolífico campo Petropiar a instancias de una empresa conjunta entre Chevron CVX -0,8% y Pdvsa. Pero a medida que la situación en Venezuela ha empeorado en la última media década, las operaciones se han visto afectadas por demoras, robo de equipos y fallas de energía.

A la par de las severas sanciones contra el gobierno venezolano, Estados Unidos había emitido licencias que permitieron a Chevron, Nabors, Schlumberger SLB + 1,6%, Halliburton HAL + 0,5%y Baker Hughes BHI -0.1% seguir haciendo negocios en el país.

El colapso del país a manos del gobierno de Maduro le ha costado caro a Chevron: la compañía reportó una pérdida operativa de US$8.3 mil millones para el segundo trimestre, de los cuales US$2.6 mil millones se debieron a una reducción forzada del valor de sus reservas venezolanas.

Bernadette Johnson, vicepresidenta de análisis estratégico de Enverus, dijo en un correo electrónico que la salida de Chevron y Nabors no fue inesperada: “La AIE informó que la producción venezolana para junio era de 300.000 bpd. Esta es una disminución desde mayo de 2020 y una continuación de la espiral descendente que el mercado ha observado desde 2012 cuando el país estaba produciendo 2.6 millones de bpd y antes del colapso económico y la agitación general en el país. La pérdida de la última plataforma restante como resultado de las preocupaciones de que el gobierno venezolano podría apoderarse de ella es un desarrollo desafortunado pero no inesperado».

La desintegración absoluta de la floreciente industria del petróleo y el gas del país es solo uno de los muchos elementos en la historia del triste colapso de Venezuela bajo Chávez y Maduro. Pero es importante, ya que el colapso de la riqueza de petróleo y gas del país está directamente relacionado con el colapso de toda su economía.

Puede leer la nota completa de Forbes aquí.

Te podría interesar también