Transportistas insisten en pasajes dolarizados y exigen combustible sin racionamiento

// Por: Kevin Hernández

Transportistas insisten en pasajes dolarizados y exigen combustible sin racionamiento



El presidente de Transporte Unido por Venezuela, Hugo Ocando, informó que el sector transporte de pasajeros y carga no percibió el 100% del subsidio de gasoil (diésel) en las estaciones de servicio de Caracas este 1 de junio, combustible que según el Ejecutivo Nacional «no tendría limitaciones», al menos por los próximos 90 días.

Esto se debe, según la denuncia de Ocando, por «el descaro» de los cuerpos de seguridad de afirmar que «no poseen la información» suficiente sobre el suministro del aceite pesado para el sector del transporte público, «actuando de manera arbitraria e irrespetuosa».

«En una bomba específica de gasoil, estaban surtiendo 60 litros cuando se supone que no hay limitación», expresó con descontento el dirigente gremial, al igual que en las estaciones de gasolina apenas surtían 30 litros por vehículo.

«En cuanto a las unidades de transporte, nada de eso se había dicho», declaró a Banca y Negocios, por lo que el vocero espera que la situación cambie a partir de este 2 de junio, «en cuanto se les provea de la información que requiere la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para abordar el asunto del sector transporte».

Según el Vicepresidente para el Área Económica, Tarek El Aissami, el segundo vértice del nuevo sistema de distribución de combustible contempla el subsidio del 100% al sector de transporte de pasajeros y carga durante los próximos 90 días «para no afectar al pasajero».

«Ojalá que la gasolina iraní alcance para 90 días», expresó disgustado Ocando al notar largas colas en las bombas y «el desespero de la gente y la gran incertidumbre que hay sobre la situación de la gasolina».

Según el también presidente del Bloque de Transportistas del Oeste de Caracas, el sector transporte no tendría problema de pagar los precios diferenciales, tanto la subsidiada como la «súper premium» de la gasolina, «porque se trata de un deber», siempre y cuando se garantice el abastecimiento y se utilicen adecuadamente los recursos para el subsidio del sector transporte.

Reiteró que, en mayo de 2019, se planteó anclar la tarifa del transporte público a US$0,10 con un bono de 100 pasajes por usuario. Este esquema, alega Ocando, estaría basado en precios internacionales manejados desde Colombia.

De igual forma, con el fin de evitar la extracción de la gasolina en las fronteras con Venezuela, Hugo Ocando junto con el presidente del comando intergremial de transporte, Jose Luis Trocel, propuso en 2019 que se ajustara el precio de la gasolina a US$0,60 por litro.

Sin embargo, el Ejecutivo hizo caso omiso de la propuesta, lo que trajo como consecuencia un 80% de paralización del sector transporte, con la flota de transportistas «más antigua» de la región.

Tareck El Aissami informó que el presidente instruyó una mesa de trabajo con el vicepresidente sectorial de Servicios Públicos, Nestor Reverol y el ministro de Transporte, Hipolito Abreu para crear un esquema de subsidio con el sistema de transporte público. Según dijo Jose Luis Trocel a Banca y Negocios, a partir de este martes 2 de junio iniciarán esas mesas de dialogo, donde se discutirán las nuevas tarifas del servicio de transporte público.

Cabe destacar que Hugo Ocando fue excluido de las mesas de trabajo desde el 2019, y exige su reincorporación porque él representa un bloque que alberga alrededor de 5.000 transportistas.

– «Hay muchas unidades que utilizan gasolina» –

«Son muchas las unidades de transporte que utilizan gasolina”, precisó.

Lamentó la situación y manifestó que esperan que las autoridades se aboquen no solo a resolver este aspecto, sino el alto costo de los repuestos que actualmente se cotizan en moneda extranjera.

Consultado sobre las condiciones en las que se encuentra el sector en medio de la pandemia, aseguró que «es muy difícil mantener el distanciamiento social en las unidades de pasajeros y carga». Sin embargo, los conductores mantienen las medidas sanitarias.

Ocando cuestionó la medida que se impuso de ocupar el 50% de las unidades de transporte en jornadas porque «será muy difícil para los conductores salir, exponerse y desgastarse por solo unas cuantas personas al día».

Aseguró que no solo ellos son perjudicados ante esta situación, sino los millones de usuarios del país que deben ingeniárselas ante la falta de unidades para trasladarse a sus destinos, incluyendo las operaciones parciales del metro de Caracas.

Te podría interesar también