Torino estima que quedan dos meses de gasolina iraní sin desvíos a otros países

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Torino estima que quedan dos meses de gasolina iraní sin desvíos a otros países



Desde la implementación del plan de desconfinamiento en Venezuela, el primero de junio, pese a que la flexibilización se ha realizado de forma parcial (con horarios restringidos y para ciertos sectores económicos), en su primera semana el incremento de nuevos casos ha alcanzado niveles sin precedentes, según las estadísticas presentadas por las autoridades, reseña Torino Economics en su más reciente informa sobre Venezuela.

Añaden que en los primeros siete días de la flexibilización y aumento de la gasolina, se han reportado 867 nuevos casos, lo que representa el 36,5% de los casos totales al 7 de junio.

De acuerdo con la información oficial, el 82% del total de los casos son “importados”, de países mayoritariamente sudamericanos, y entre el 1 y 7 de junio, se detectaron 708 nuevos casos de COVID-19 de extranjeros, lo cual representa el 42,78% de la totalidad de estos casos desde que el gobierno chavista los empezó a reportar el 17 de abril (anteriormente no se hacia esta distinción).

Por los momentos, se reporta el regreso a Venezuela de 55.048 personas que habían emigrado, de las cuales 33.458 han ingresado por el Estado Táchira, que mantiene la medida de cuarentena absoluta.

El retorno de este grupo de venezolanos motivado por la pandemia hizo que, por vez primera, después de 5 años, cayera el número de venezolanos en Colombia, un poco más de 1,8 millones según Migración Colombia.

No obstante, a partir de esta semana, la administración de Maduro, anunció la restricción del flujo de migrantes venezolanos por los corredores humanitarios habilitados en las zonas fronterizas con Colombia, permitiendo el ingreso de solo 300 personas al día por el Norte de Santander y 100 en Arauca (habilitando el paso solo tres días a la semana).

Esta medida conlleva a “una reducción cercana al 80% en el retorno de ciudadanos venezolanos a su país”, de acuerdo con el boletín dado por Juan Francisco Espinosa Palacios, director general de Migración Colombia, citado por la unidad de investigación de Torino Capital.

– Nuevo plan para el abastecimiento generó confusión –

En la alocución de Nicolás Maduro del 30 de mayo, además de presentar el nuevo esquema para dar inicio a la flexibilización de la denominada “cuarentena social”, aprovechó la oportunidad para anunciar un plan para el abastecimiento de combustible de la población venezolana, tras el arribo de los 5 buques petroleros de Irán cargados de gasolina para dar respuesta a la demanda del carburante en el país.

Al respecto, Torino Economics indica que en medio de una fuerte escasez de gasolina, luego del anuncio del incremento en el precio del combustible en 83.233% (a precio subsidiado) y 1.613.583% (a precio internacional), de acuerdo a la modalidad del servicio, en los primeros días de distribución se presentaron dificultades en torno al proceso de pago y largas colas que se han mantenido en los subsecuentes días.

Agregan que el nuevo esquema inició con tropiezos, y muchas interrogantes sobre el “programa de normalización de la distribución del combustible” anunciado por Maduro, significando además un giro importante en la política de gobierno de las últimas dos décadas.

En la unidad de investigación de Torino Capital destacan que la reanudación en el suministro de combustible se da tras la llegada de los 5 buques cisterna iraníes, con 1,53 millones de barriles de gasolina y otros aditivos; no obstante, explican que la estabilidad en el suministro interno dependerá de si efectivamente se logran reactivar (con apoyo iraní y chino) las refinerías El Palito y El Cardón, que forman parte del Complejo Refinador de Paraguaná.

– Tres modalidades: ¿Tres problemas? –

Considerando las tres modalidades de pago y distribución establecidas, existe una gran interrogante respecto a si el suministro se mantendrá estable, dando a lugar una alta expectativa de escasez, alega el informe presentado por Torino Economics.

Como primer punto, la consultora señala que los problemas emergen en el control del consumo por vehículo, ya que está sujeto a un límite de consumo mensual, el cual estará regulado por el terminal en el número de placa, sin contar con un sistema que permita llevar el control de todos los pagos en sus diferentes formas. Esto presentaría dificultades, abriendo espacios para el surgimiento de la reventa de combustible.

También mencionaron que la implementación del subsidio anunciado por la administración de Nicolás Maduro se realizará por medio del sistema “Patria”, el cual no toda la población se encuentra registrada, aunque se destacó que, quienes no posean el Carnet de la Patria, podrán registrarse en el portal de forma gratuita.

Por otro lado, Torino Economics plantea que la estrategía para el suministro de gasolina genera un riesgo en el surgimiento de grupos revendedores de combustible, dado que ni el transporte público ni el de carga tienen un límite de consumo mensual, y además el suministro se le presta de forma gratuita.

En tercer lugar, se observa una oferta restringida a un número específico de puntos de suministros, 200 bombas en todo el país con un costo de USD 0,50 por cada litro de gasolina.

– Dualidad amplia esquemas de distorsión en la economía –

El informe elaborado por Torino Economics sostiene que el inicio de la flexibilización de la cuarentena y el nuevo esquema para el suministro de gasolina, tiene lugar en un contexto donde existe un incremento de casos de COVID-19, exponiendo a los sectores que se están incorporando a sus labores y propiciando un incremento en la tasa de contagio.

Esto en un país con un sistema de salud sumamente precario, sin las condiciones básicas (como falta en el suministro regular de agua y jabón), además de no contar con la capacidad de respuesta necesaria con relación a los insumos y equipos médicos requeridos para atender este tipo de epidemia.

A su vez, añade la consultora que las precarias condiciones económicas del país hacen que este esquema de distribución de combustible genere grandes distorsiones económicas, estimulando una profundización del mercado paralelo, donde probablemente el precio no se ubicará entre USD 3-4, pero si será mucho mayor al precio oficial, por lo que seguirá siendo un negocio atractivo.

Asimismo, la unidad de investigación de Torino Capital, estima que, tomando en cuenta para el 2018 la circulación de aproximadamente 1,8 millones de vehículos particulares operativos (incluyendo taxis) y 0,11 millones de motocicletas operativas, y asumiendo que ese número se mantuvo constante hasta la actualidad, con un consumo de 60 litros mensual (el cupón más bajo permitido), en el primer mes de suministro se consumirían 114,6 millones de litros. Es decir, se debe consumir 47% del cargamento de gasolina importado desde Irán (243,27 millones de litros) en poco más de dos meses, esto sin contar ningún desvío a otros países.

Ante esta situación, se hace evidente la necesidad de reactivar la producción interna, aún más considerando las restricciones para importar impuestas por las sanciones estadounidenses, lo cual también ha mermado severamente los ingresos petroleros para la importación de bienes y servicios. Además, el Gobierno venezolano busca alternativas mediante la privatización de la cadena de suministro, con el objeto de tratar de saltar las sanciones señaladas mediante la importación por parte de privados.

Por su parte, en cuanto al desmontaje parcial del subsidio sobre el combustible, el Fondo Monetario Internacional (FMI) expuso que es una estrategia similar a la aplicada en Irán en 2010 por el gobierno de Mahmud Ahmadineyad. Sin embargo, señaló que en Venezuela replicar esa estrategia resulta inviable dado que se requiere un equilibrio fiscal, cambiario y monetario, además que no debe ejecutarse de forma aislada de los demás sectores económicos, concluye Torino Economics en su último informe sobre Venezuela.

Te podría interesar también