Tenedores de bonos soberanos temen un default selectivo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Tenedores de bonos soberanos temen un default selectivo



Los tenedores de bonos soberanos de Venezuela han empezado a preocuparse por la posibilidad de que el gobierno de Nicolás Maduro ejecutará un default selectivo en el que dejará de pagarles para cumplir con los compromiso de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

«Hay mucha incertidumbre, y es imposible saber si los cupones perdidos son el resultado de un impago o de obstáculos en el mecanismo de pago», dijo a Bloomberg, Graham Stock, jefe de investigación soberana de mercados emergentes en Londres en BlueBay Asset Management. «Si se trata de lo primero, entonces ciertamente podría ser un incumplimiento selectivo».

Venezuela realizó el último pago de su deuda soberana en septiembre. El gobierno está ahora retrasado en $700 millones en intereses sobre ocho bonos, seis de los cuales se consideraron en mora luego de que expiraran sus períodos de gracia. Mientras que el presidente Nicolás Maduro ha dicho en repetidas ocasiones que la nación hace honor a su deuda – y que el proceso de pago ha sido afectado por los bloqueos financieros protagonizadas por los «enemigos capitalistas» – esas palabras tranquilizadoras han sido menos frecuente en las últimas semanas.

La última vez que los funcionarios dijeron que transfirieron fondos para pagar a los acreedores fue el 15 de noviembre, por dos bonos que aún no se han recibido en la cuenta de los tenedores.

Sin  embargo, muchos inversionistas a largo plazo probablemente no venderán sus tenencias de bonos soberanos hasta que estén seguros de que ya no habrá más pagos. Según Bank of America, es difícil saber cuándo se tendrá claridad sobre los planes del gobierno, escribieron estrategas del banco en un informe el 13 de diciembre.

El debate sobre si el gobierno puede en última instancia priorizar la deuda de Pdvsa sobre la soberana tiene ya tiempo en el mercado, tomando en cuenta que parte de los compromisos de la petrolera están respaldados con activos en Estados Unidos como la empresa Citgo. Mientras tanto, el soberano tiene dos enormes pagos de capital en 2018, un año de elecciones (no se ha establecido una fecha específica). Tal vez, algunos tenedores de bonos especulan, el gobierno piensa que el efectivo se puede gastar mejor en el empobrecido electorado que pagando la deuda.

Por otra parte, la elección puede proporcionar un incentivo para seguir pagando, ya que “la mayoría de los gobiernos no sobreviven a un default,” dijo Shahriar Shahida, co-fundador de la firma de fondos de cobertura con sede en Nueva York, Constelación Capital Management, que tiene en su portafolio deuda venezolana . «Incluso si deciden incumplir, harán todo lo posible para esperar hasta después de las elecciones».

De cualquier manera, no hay mucho que los inversionistas puedan hacer sobre su situación en este punto. Las sanciones de los Estados Unidos les prohíben participar en una reestructuración de la deuda, mientras que hay pocos incentivos para acelerar o exigir el reembolso inmediato del principal. Esa táctica seguramente producirá una batalla legal prolongada sin garantía de reembolso.

Te podría interesar también