Sin distanciamiento: Venezolanos rompen la cuarentena radical en búsqueda de alimentos

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Sin distanciamiento: Venezolanos rompen la cuarentena radical en búsqueda de alimentos



Ciudadanos venezolanos burlan las «estrictas» medidas sanitaras que impone el Ejecutivo Nacional a diario para intentar contener la propagación del coronavirus (Covid-19) en el país pese al repunte de casos.

Los venezolanos salen a las calles a diario, empujados por la necesidad, ante las amenazas de la crisis económica que aqueja al país y la actual pandemia que hasta ahora ha afectado a más de 9.000 personas y ha dejado como víctimas fatales a más de 80 ciudadanos venezolanos.

Algunos de los brotes más importantes de coronavirus en Venezuela están asociados a mercados populares, como el mercado de Las Pulgas en Maracaibo. Siendo el primero en evidenciar que los venezolanos necesitan reponer sus provisiones de alimento o producir el sustento diario para hacerle frente a los embates de la economía y de la amenazante pandemia.

La ausencia de datos sobre afectados por Covid-19 en esta zona permitió que un problema de gran alcance, considerado ahora por el Ejecutivo como un «verdadero desafío», creciera en lo que es un ambiente perfecto para que el virus campe a sus anchas y se nutra de la suciedad y la podredumbre.

Aunque, la actividad en este mercado siempre ha sido anárquica, un escenario que no cambió en medio de la cuarentena, pues hubo poca disciplina con las medidas de protección como el uso de mascarillas o con el distanciamiento social, algo impensable en este revoltijo comercial, ajeno a la realidad del resto del mundo.

El mercado municipal de Quinta Crespo, popular por su afluencia de personas, se añade a la lista de comercios que irrespetan las medidas de contención y el necesario distanciamiento físico.

Este sábado 11 de julio, cientos de ciudadanos salieron desde temprano a las calles de Quinta Crespo para realizar sus compras pese al repunte de casos por coronavirus en el país y al llamado del gobierno nacional de quedarse en casa.

Foto: ParacotosWeb. Quinta Crespo. 2 de julio.

Los vendedores informales se apostaron a las afueras de los negocios permitidos para laborar, sin importar la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Hay quienes se preguntan en redes sociales si el coronavirus descansará por semanas, pero los videos reflejan aparentemente todo los contrario en las calles de Venezuela, como el caso del mercado de Quinta Crespo que evidencia cómo los ciudadanos realizan sus actividades rutinarias, comen e incluso adultos mayores desafían esta enfermedad en medio de un inusitado brote, donde en el ambiente no hay tregua para el Covid-19, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mercados como Petare o Catia, son otros de los sitios con mayor volumen de afluencia de venezolanos, al menos en lo que respecta a Distrito Capital, que hacen saltar todas las alarmas debido a que el coronavirus «no es una estafa» como algunos pensarán. Esta enfermedad ha hecho estribos a nivel mundial con consecuencias irreversibles, incluso en jóvenes menores a 30 años de edad que han perdido sus vidas.

Guarenas y Guatire, otro caso latente de convertirse en foco de coronavirus, donde pareciera que la cuarentena «estuviera de fiesta en tiempos decembrina». Usuarios de Twitter denuncian «el relajo» de quienes se pasean en avenidas sin el uso de tapabocas, lo que pone en jaque las acciones que implementan las autoridades locales que afirman de que se está cumpliendo a cabalidad las medidas sanitarias.

Parte de esas acciones, como la aprobación de la celebración de la fiesta de San Juan Bautista. Usuarios de las redes sociales informaron que los ciudadanos acudieron voluntariamente al tradicional toque de tambor. Muchos de los participantes no llevaban tapabocas y la mayoría no respetó la distancia social.

“Adiós cuarentena. Calentamiento previo a la fiesta de San Juan este martes 23 de Junio en Naiguatá”, dijo la periodista Lohena Reverón en Twitter.

Sin embargo, el mismo Ejecutivo Nacional parece ignorar también el repunte de casos diarios que en promedio superan los 200 casos positivos, pero para que «la economía tengan un respiro» se asume un plan de flexibilización 7+7 durante la semana del 13 de julio y 19 de julio dividido en tres niveles.

 

Te podría interesar también