Rodríguez vs. Vecchio: Duelo de acusaciones sobre presuntas ventas fraudulentas de Citgo

// Banca y Negocios / AVN / CCN

Rodríguez vs. Vecchio: Duelo de acusaciones sobre presuntas ventas fraudulentas de Citgo



La polémica sobre el control de Citgo y cuál de los dos sectores políticos que se enfrentan en Venezuela sería el responsable por su pérdida definitiva se avivó este jueves 18 de junio, cuando se produjo en contrapunteo de denuncias sobre presuntos «complots» para entregar el que sigue siendo considerado el activo nacional más valioso en el exterior y que, por ahora, vigila el gobierno de Estados Unidos.

La segunda al mando en la administración Maduro vinculó a la supuesta trama, dirigida por Guaidó y su procurador especial José Ignacio Hernández, para la entrega de Citgo al presidente del Banco Mundial, David Malpass, como cómplice en Estados Unidos, e impulsor de las saciones contra el gobierno chavista.

Mientras tanto, Vecchio relacionó a Maduro y su gobierno con un supuesto plan para permitir que Citgo fuese liquidada, a raíz de la demanda de la minera Crystallex en 2018.

Lo cierto es que desde los tiempos cuando Rafael Ramírez era el todopoderoso líder de la industria petrolera, el régimen socialista tenía el proyecto de vender la filial estadounidense de Pdvsa, y debido a que se consideraba a la empresa refinadora como un activo «no estratégico», posiblemente se resolvió utilizarla como colateral para la emisión del bono Pdvsa 2020 y un préstamo con Rosneft. Ambas operaciones colocan a la totalidad de las acciones de la petrolera en riesgo de ser enajenada.

A continuación, se registran las dos denuncias:

Delcy Rodríguez

– Delcy Rodríguez presenta pruebas contra «organización criminal» –

La vicepresidenta Delcy Rodríguez presentó este jueves pruebas de la «organización criminal» que dirige Juan Guaidó, en conjunto con personas que éste ha designado para usurpar cargos desde el exterior, según la reseña de la agencia gubernamental AVN.

Rodríguez reveló datos del abogado José Ignacio Hernández, quien fue abogado de Crystallex y quien participó como experto en el juicio de Venezuela contra la empresa minera desaparecida y ahora usurpa el cargo de procurador de Guaidó.

Hernández fue pieza fundamental para secuestrar Citgo.

Además, la vicepresidenta Rodríguez presentó un audio en el cual se demuestra el vínculo de Hernández con David Malpass, quien fue subsecretario del Tesoro para asuntos internacionales de Donald Trump (2017-2019).

Malpass fue luego designado presidente del Banco Mundial y es uno de los principales promotores de las medidas coercitivas contra Venezuela en ese período, cuando fueron sancionados 72 funcionarios, así como el petro, Pdvsa, Evrofinance, Mosnarbank, Minerven, Bandes, Bandes de Uruguay, Bancos Bicentenario, Venezuela y Prodem S.A.

Durante su intervención, Rodríguez presentó un audio en el cual Hernández deja clara su vinculación con Malpass. «El falso procurador de Guaidó y el presidente del Banco Mundial se aliaron y planificaron entregar Citgo a Conoco Phillips, esa era la idea«, denunció Rodríguez.

Aseveró que hay todo un entramado al servicio de intereses extranjeros. «Estamos viendo la complicidad de los extremistas, agentes extranjeros, que están validando la tesis de que Venezuela es de Estados Unidos y por tanto han organizado esta corporación criminal para entregar los recursos de todos los venezolanos y venezolanas».

«El presunto movimiento que preside Juan Guaidó es una organización criminal que busca apoderarse de los activos financieros de nuestro país y en el extranjero», sentenció.

Agregó: «Llámese Leopoldo López, Juan Guaidó, José Ignacio Hernández, Ricardo Hausmann y otros, nosotros hemos pedido la aplicación de convenciones internacionales contra el delito trasnacional y el crimen organizado».

Rodríguez solicitó a la Fiscalía General de la República abrir una investigación contra Hernández y que se le retire su título de abogado por los delitos que ha cometido contra la nación. 

El abogado José Ignacio Hernández confesó que el cargo de procurador especial -asignado por el opositor Juan Guaidó para usurpar las funciones del procurador general de la República, Reinaldo Muñoz- nunca existió.

Tal evidencia fue presentada por la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez para demostrar el funcionamiento de una corporación criminal para apropiarse de los activos de la República en el exterior.

La vicepresidenta difundió un audio sobre una interpelación realizada en días recientes a Hernández por la Comisión de Petróleo y Energía de la Asamblea Nacional en desacato, donde participaron los diputados opositores Elías Matta, Óscar Ronderos, Jorge Millán y Luis Stefanelli.

En el sonido, Hernández admitió que tal «procuraduría especial» nunca funcionó. «La oficina del Procurador no tiene funcionarios, aquí no hay funcionarios, no hay estructura, no hay burocracia, no hay nada. Entonces, yo con respeto digo: de qué funcionarios se habla, cuáles formalidades se habla. Entonces hay una gran inconsistencia entre estos formalismos jurídicos que se pretenden exigir y la realidad de que la oficina del Procurador especial no existe. No existe, no ha existido nunca», reveló el falso procurador.

Rodríguez indicó que esta revelación demuestra que Guaidó actúa con miembros de la oposición en una corporación criminal «para apoderarse de los recursos de Venezuela y dárselos a Estados Unidos».

Carlos Vecchio

– La entrega «secreta» en 2018 –

Carlos Vecchio, Embajador del presidente de la AN y reconocido como presidente venezolano por Estados Unidos, denunció este jueves en conferencia de prensa que el gobierno de “Nicolás Maduro fraguó un plan para liquidar secretamente a la petrolera con capital del Estado venezolano Citgo, en 2018; todo esto de espaldas al pueblo venezolano y sin aval de la Asamblea Nacional, utilizando de excusa la querella con la canadiense Crystallex”.

Vecchio informó que «existen elementos que permiten al Gobierno Interino y legítimo de Venezuela concluir la orquestación de esta venta con opacidad».

“Generaron una deuda irresponsable y monstruosa por más de $1.200 millones y comprometieron a Citgo. Adrede manejaron negligentemente el caso, la República no se hizo parte en el juicio y no ejerció ningún recurso de defensa en EEUU. Cuando Crystallex en 2018 logra una medida de embargo, en lugar de oponerse y presentar mecanismos de defensa, el régimen presentó un plan de venta de Citgo y luego el Procurador del Régimen quiso alegar que se habían equivocado en la traducción del español al inglés, algo inverosímil», manifiesta Vecchio

Y continuó: «Además, tenemos una transacción fraudulenta en la que el régimen pagó supuestamente $400 millones de dólares a Crystallex -monto que no hemos podido confirmar porque se pagó con bonos- para dejar constancia del reconocimiento de la deuda. Por cierto, nadie sabe de quién son esos bonos, su procedencia. Por qué nada de esto se informó a la Asamblea Nacional. Toda esta oscuridad y opacidad nos hacen concluir que en 2018 Maduro buscó vender Citgo fraudulentamente y de espaldas al pueblo”.

El funcionario venezolano indicó que este plan del gobierno chavista queda truncado en 2019 cuando «el legítimo gobierno interino de Juan Guaidó asume la Presidencia, es reconocido por Estados Unidos, se rescata el control de Citgo y se actúa diligentemente asumiendo las acciones pertinentes en el juicio en la Corte del Distrito de Delaware».

“Es fundamental resaltar que cuando el Gobierno Legítimo fue formalmente reconocido, se recuperó y tomó el control de las filiales de Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) en Estados Unidos, así como el liderazgo en la batalla legal para su defensa. Inmediatamente se apeló la decisión ante la Corte de Delaware e incluso hemos ido hasta la Corte Suprema de Justicia de EEUU. Hoy Citgo sigue siendo propiedad de los venezolanos porque existe el Gobierno interino del presidente Juan Guaidó, y su representación legítima ha hecho todo y sigue haciendo todo para garantizar su defensa y preservación”, dijo Vecchio.

Agregó, “Maduro no solo destruyó Pdvsa con las terribles consecuencias que vemos hoy en Venezuela con la escasez de gasolina, no solo destruyó la compañía de electricidad, no solo está explotando ilegalmente oro en sangre en el Arco Minero venezolano, entregando nuestra soberanía a grupos terroristas internacionales; no solo está entregando nuestros activos a Rusia, Irán y Cuba; sino que Maduro actuó para liquidar o vender la empresa más importante y productiva de la República Bolivariana de Venezuela en el extranjero”.

Añadió que los recursos obtenidos de esa venta seguramente habrían sufrido el mismo destino que la mayoría de los activos venezolanos. “Habrían terminado en alguna cuenta en el extranjero de un testaferro de Maduro, como el recientemente capturado en Cabo Verde, Alex Saab”.

Vecchio explicó que dentro de las acciones para defender y preservar CITGO, este miércoles 17 de junio la República de Venezuela introdujo ante la Corte de Distrito de Delaware 3 nuevos argumentos donde se opone firmemente a cualquier posibilidad de venta de Citgo para liquidar la deuda de Venezuela con Crystallex o que se pueda se pueda ejecutar un embargo sobre ella.

Te podría interesar también