Reuters: Planes para impulsar pagos digitales en Venezuela ‘han sido lentos’ debido a los altos costos

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Reuters: Planes para impulsar pagos digitales en Venezuela ‘han sido lentos’ debido a los altos costos



Los planes para impulsar los pagos digitales en Venezuela han sido lentos debido a los altos costos de los terminales de punto de venta y las tarjetas de débito importadas, de acuerdo con fuentes consultadas por la agencia Reuters.

Ante la falta de bolívares, muchos usuarios del transporte público están recurriendo a los dólares estadounidenses para pagar los pasajes. Es común ver a los ayudantes de los conductores de autobuses que cobran los pasajes con fajos de billetes verdes en la mano.

«Eso es lo que nos ha salvado, el dólar», dijo José Espinoza, un conductor de autobús en el oeste de Caracas. «Poca gente tiene bolívares en efectivo (…). Ahora todo el mundo lleva dólares».

El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, está presionando a los bancos para que implementen sistemas de pago digitales mientras la hiperinflación provoca una escasez crónica de efectivo en la moneda bolívar, según reseñó Reuters.

Maduro ha apuntado al sistema de transporte público, donde se gastan aproximadamente tres cuartas partes de todo el efectivo en circulación, como la primera etapa de un plan que llama «el bolívar digital». En enero, pidió a los bancos que entregaran terminales de punto de venta al sistema de metro de Caracas y a los conductores de autobuses, dijeron las personas, que hablaron bajo condición de anonimato.

Con una inflación anual que alcanza el 2.665%, muchas mañanas se forman largas colas frente a los bancos en Caracas, ya que los residentes tratan de retirar un máximo de 400.000 bolívares , el equivalente a 20 centavos de dólar, sólo para pagar el billete de ida y vuelta en el transporte público para ir al trabajo.

Los venezolanos han dejado de utilizar bolívares en efectivo para comprar alimentos y muchas otras compras cotidianas. Se necesitan cuarenta billetes de 50.000 bolívares para comprar un kilo de arroz. En su lugar, muchos utilizan dólares estadounidenses en efectivo o tarjetas de débito, a veces respaldadas por cuentas en dólares estadounidenses en bancos locales.

Pero muchos pobres no tienen cuentas bancarias y servicios como el transporte público no pueden procesar los pagos digitales.

En una señal de la creciente escasez de efectivo, el banco central anunció el 5 de marzo que comenzaría a emitir billetes de 1 millón de bolívares cada uno. Incluso eso valdría apenas un puñado de viajes.

«Pagar el transporte es complicado porque no hay efectivo», dijo Marina Ospino, vendedora a tiempo parcial y madre de dos hijos, mientras viajaba en un autobús. «Y para hacer un recado hay que tener una fortuna».

Ni el Ministerio de Información de Venezuela ni el Banco Central respondieron a las solicitudes de comentarios.

Mientras que los pagos digitales para el transporte público son la norma en todo el mundo, Venezuela nunca adoptó un sistema de tarjetas de tarifas.

La medida de Maduro es similar a la decisión tomada por Argentina, afectada por la inflación, hace una década, de introducir una tarjeta tarifaria ante la escasez de monedas.

La escasez de efectivo y la hiperinflación en Venezuela han llevado a la dolarización informal en la economía dependiente del petróleo. Maduro ha celebrado el uso del dólar como una «válvula de escape» a las sanciones de Estados Unidos destinadas a derrocarlo, a las que culpa de los males del país sudamericano.

Pero Maduro se ha resistido a abandonar el bolívar, y en cambio ha presionado a los bancos para que ayuden a más venezolanos a abrir cuentas y obtener tarjetas de débito, dijeron las fuentes del sector financiero.

La cantidad de dinero en efectivo actualmente en circulación asciende a sólo el 2% de la oferta monetaria, frente al 7% de hace unos años, según el banco central.

El resultado: colas serpenteantes frente a los bancos.

«Sólo hacemos cola para el pasaje», dijo Karina, una enfermera que no quiso dar su apellido, mientras esperaba para retirar 400.000 bolívares de un banco estatal en Caracas. «Con eso no se puede comprar ni un caramelo».

– «Está desapareciendo» –

Incluso conseguir papel para imprimir billetes ha sido complicado para Venezuela. El gobierno recortó el gasto en medio de una recesión de siete años estimulada por el colapso de los precios del petróleo y el desmantelamiento de su modelo socialista, marcado por las expropiaciones, así como los controles de precios y de divisas.

En 2020, Venezuela compró dos cargamentos de papel seguro para la impresión de dinero en efectivo a una empresa brasileña, según Import Genius, una firma que recopila registros aduaneros para la industria de importación y exportación. Un esfuerzo por imprimir billetes en Turquía no tuvo éxito, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

En una entrevista en la televisión estatal este año, se le preguntó a Maduro si el dinero físico estaba desapareciendo.

«Sí, está desapareciendo. Para Venezuela eso es una gran ventaja», dijo Maduro, sin dar más detalles.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también