Repsol mantiene sus actividades en Venezuela pese a las advertencias de EE.UU

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Repsol mantiene sus actividades en Venezuela pese a las advertencias de EE.UU



Un informe complementario que envió Repsol a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV), indicó que la petrolera española no tiene pensado salir del mercado venezolano, al menos «de momento».

«No está previsto, a la fecha, el abandono de actividades en Venezuela por parte del Grupo Repsol», afirma la petrolera en este requerimiento y deja en el aire el efecto que tendría abandonar este mercado.

«Las consecuencias (de abandonar Venezuela) dependerán de las circunstancias que concurran de un hipotético abandono», se lee en el documento reportado por Vozpópuli. 

La empresa defiende que su negocio no está teniendo «impactos significativos» tras las condiciones impuestas de Estados Unidos al Gobierno venezolano. Aunque detalla en esta auditoría que una modificación de las políticas de la Casa Blanca «podría afectar» a sus actividades en Venezuela.

«Repsol continúa adoptando las medidas necesarias para mantener su actividad en Venezuela, con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones y está haciendo un seguimiento constante de su evolución», dicen en el informe remitido a la CNMV.

– «Garantía» –

El acuerdo que mantiene un acuerdo con la empresa estatal venezolana PDVSA, de suministro de gas hasta 2036, a través de la plataforma Cardón IV. Un pacto por el que Venezuela no está cumpliendo con los pagos de este servicio. Pero Repsol explica en la auditoría que existe una garantía que cubre el 50% de su actividad.

«El garante (PDVSA) se compromete a pagar a Cardón IV los importantes correspondientes en dinero, previo acuerdo, a través de crudo, productos o cesión de facturas», explican. No obstante, cualquier tipo de problema con estos pactos se interpretarán conforme a las leyes de Venezuela y cualquier disputa si dimirá en los tribunales de Caracas.

En septiembre, fuentes diplomáticas daban por hecho que la petrolera abandonará el país sudamericano «a corto plazo» ante la amenaza de sanciones por parte de Estados Unidos y los continuos problemas en la producción, unos hechos que han llevado a la petrolera española a reducir en los últimos años gran parte de su exposición patrimonial en dicho país.

La exposición en Venezuela, a cierre de 2019, era de 426 millones de euros en financiación, 347 millones en cuentas a cobrar a PDVSA y una provisión de 495 millones de euros para riesgos y gastos, principalmente, por el valor negativo de sus dos activos en este mercado.

La producción media de Repsol en el país latinoamericano en 2018 fue de 62.000 barriles equivalentes de petróleo al día, del total de los 705.000 barriles de todo el grupo.

Te podría interesar también