¿Qué son los dividendos?

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Son parte de los beneficios que se les asignan a los accionistas de una empresa, como retribución a la inversión.

Las acciones son una fracción del capital de una compañía. Cualquier empresa necesita recursos si quiere mantener su expansión. Y una de las formas de conseguir esos recursos es añadiendo a nuevos socios, que participan del capital de la empresa al comprar acciones.

Los dividendos en acciones son una especie de beneficio que reciben los inversores, pero no todas las empresas tienen esta política. En otras palabras, es una regalía, una recompensa adicional a los rendimientos en las cotizaciones de las acciones.

Las compañías más estables tienden a mantener el equilibrio al reinvertir un porcentaje de sus ganancias y pagar el resto como dividendos y el cual puede hacerse en efectivo o en acciones. El pago de dividendos se otorga en proporción a la cantidad de acciones en tenencia y se nutre de los recursos originados en la ganancia de la compañía que decide distribuir la empresa.

En líneas generales, las empresas que realizan un pago de dividendos lo pueden hacer con frecuencia trimestral (cuatro porciones al año), semestral (dos porciones al año) o anual, siendo dicha periodicidad dictaminada por la Asamblea General.

Forma de pago de dividendos

Si se reparten dividendos en efectivo, por cada acción vas a obtener cierta cantidad de dinero, determinada por la asamblea. Si se dan dividendos en acciones, te van a dar un número en función a las acciones que mantienes de la empresa, según el dividendo decretado por la Asamblea.

Si bien el grueso de los inversores mantiene expectativas respecto a la apreciación de capital de una compañía, cuando las olas de mercado hacen difícil la predicción generándose momentos de alta volatilidad, un valor seguro para los inversionistas es precisamente el pago dividendos.

Cuando realizas una inversión, le entregas tu dinero a una compañía y esperas que tenga éxito y genere ganancias.

Pero nadie puede predecir con 100% de exactitud lo que va a pasar en el mercado y comprar acciones puede tardar meses en subir de precio.

Incluso su cotización puede bajar ante un mal balance o una caída en las ventas de una empresa.

Te podría interesar también