Precios subvaluados, servicios deficientes y carencia de combustible: La precaria situación de los productores de leche en Venezuela

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Precios subvaluados, servicios deficientes y carencia de combustible: La precaria situación de los productores de leche en Venezuela



Luis Hernández, vicepresidente del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne (Invelecar) y expresidente de Fedenaga, declaró que los productores se encuentran sometidos a muchas “penurias”, debido a las deficiencias en los servicios públicos y en el suministro de  combustibles, a lo que se suma la subvaluación de los precios de los productos lácteos y cárnicos.

“Sigue persistiendo la ausencia de gasolina para trasladarnos a las unidades de producción. Por ende, tenemos problemas para movilizar los productos tanto agrícolas como pecuarios; sigue la ausencia del gasoil para los trabajos mecanizados en el campo, y hay problemas en el bombeo de agua para consumo humano y animal”, enumeró Hernández en un reportaje divulgado por el  Observatorio Venezolano de Agronegocios.

Agregó que existen casos extremos en que incluso los productos deben ser abandonados, ante la imposibilidad de transportarlos.

“Hemos visto como productores agrícolas de los valles altos de Mérida han tenido que abandonar sus cosechas a la orilla de la vía, a veces por derrumbes, pero en su mayoría por ausencia de combustibles”, enfatizó.

-Gasolina importada-

Hernández indicó que no tiene sentido que se prohíba la importación de gasolina por parte de privados cuando, de hecho, la mayoría de los productores tienen que comprar el combustible a precios internacionales.

“Ya la gasolina en el país en la mayoría de los casos se encuentra a un precio internacional y no se permite aún que empresarios puedan importar gasolina con el permiso del Estado”, cuestionó.

“Todo el occidente del país podría traer gasolina de Colombia, es factible económicamente. Así se podrían cubrir  las necesidades en entidades como Zulia, Táchira, Mérida, Apure, Barinas y Portuguesa, pero no entendemos por qué no se termina de autorizar traer la gasolina importada del vecino país”, agregó.

Añadió que mientras se prohíbe la importación formal de la gasolina “sí existen combustibles traídos por los ‘caminos verdes’ a precios exorbitantes”.

-De vuelta al arado con bueyes-

Hernández también indicó que los productores se han visto en la necesidad de volver al arado con yuntas de bueyes “como hicieron nuestros antepasados”.

-Sin luz ni gasoil-

Agregó que los productores de lácteos enfrentan grandes dificultades debido a los cortes de energía eléctrica.

“La leche va a tanques de enfriamiento en las fincas y/o unidades de producción. Con los cortes de energía toca emplear generación propia, pero a la vez no tenemos gasoil, haciendo muy difícil mantener la leche fría”, explicó.

Y añadió que en ese entorno es muy difícil mantener la cadena de frío.

“Al romperse la cadena de frío, se producen ciertas bacterias dentro de la leche y se pierde o se corta, produce menos rendimiento en la fabricación de quesos, puede estar ácida y algunas veces esos efectos llegan al consumidor”, advirtió.

-Precios subvaluados-

Pese a todas esas dificultades, el líder gremial afirmó que el principal problema de los productores de leche en Venezuela es el bajo precio del producto en el mercado nacional.

“Nosotros tenemos una leche que a duras penas está llegando a 0,28 dólares cuando tenemos leche en el vecino país en 0,36 dólares. Eso hace que la actividad sea realmente muy precaria desde el punto de vista de la sostenibilidad económica de la unidad de producción”, afirmó.

Dijo que, “en otras palabras, se trabaja a pérdida. Ese bajo precio trae consigo que animales de alta producción de los valles altos o de zonas como Carora en Lara o en el Zulia, no puedan utilizar alimento concentrado, ya que los costos no lo permiten”.

Explicó que esto ocasiona que los rendimientos animales sean menores en producción láctea y que las preñeces sean más tardías.

“Entonces eso nos hace estar del lado ineficiente de la producción. Todo ello conlleva a mayores costos de producción. Hemos retrocedido más de dos décadas con respecto a nuestros vecinos con el tema del manejo de la tecnología productiva”, lamentó.

En cuanto a la carne, aseguró que es “la más barata que se produce en toda Latinoamérica y aún así nuestros compatriotas no la pueden consumir”.

-Hampa común y guerrilleros-

Hernández también destacó que los productores padecen inseguridad personal, tanto por la llamada “hampa común”, como por la presencia de grupos guerrilleros en el campo.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también