Petrolera YPF registró en 2019 pérdidas por $521 millones

// EFE

Petrolera YPF registró en 2019 pérdidas por $521 millones



La petrolera argentina YPF registró en 2019 una pérdida neta de 33.379 millones de pesos (unos 521 millones de dólares), que atribuye al «impacto extraordinario del cargo por deterioro del valor de sus activos en el tercer trimestre, la situación macroeconómica en general y las políticas particulares».

Esta cifra llega tras el resultado positivo de 2018, en el que la compañía obtuvo un beneficio neto de 38.600 millones de pesos argentinos (unos 1.000 millones de dólares al tipo de cambio de diciembre de 2018).

Las pérdidas de 2019 se produjeron a pesar de que en el año los ingresos aumentaron un 55,7%, hasta alcanzar los 678.600 millones de pesos (unos 10.600 millones de dólares).

El resultado bruto de explotación (EBITDA) fue de +169.857 millones de pesos (unos 2.650 millones de dólares), lo que representa un 39,7 % más con respecto a 2018.

En cuanto al resultado operativo, antes del cargo por deterioro de activos, este alcanzó los 20.400 millones de pesos (unos 219 millones de dólares), un 50,1 % inferior respecto al año anterior.

La deuda total llegó a los 8.800 millones de dólares, mientras que la deuda neta quedó en 7.600 millones de dólares.

El costo promedio de la deuda nominada en pesos al cierre del ejercicio 2019 fue de 51,14 %, mientras que el costo promedio de la deuda nominada en dólares fue de 7,62 %.

Las inversiones totales en propiedades, planta y equipo, se incrementaron en un 80,0 %, alcanzando los 171.700 millones de pesos (unos 2.260 millones de dólares), que fueron financiados «con fondos propios en la totalidad», gracias a un incremento del 73,6 % de la caja operativa, que llegó a los 217.137 millones de pesos (unos 3.392 millones de dólares).

El informe difundido por la compañía destaca que «la producción total de hidrocarburos del año 2019 disminuyó un 3,0 %, alcanzando los 514,4 Kbped».

«En materia de producción convencional, la compañía mantiene enfocada su estrategia en recuperación secundaria y, especialmente, en la recuperación terciaria en los bloques Manantiales Behr, Los Perales en el Golfo San Jorge y Desfiladero Bayo en Mendoza», destaca el informe.

En relación al producto no convencional, que representa más del 30 % de las reservas de la compañía, destaca «positivamente el impacto del desarrollo del no convencional de la formación (del yacimiento) Vaca Muerta».

Te podría interesar también