Muere por COVID-19 Luis Saab Rada, padre de Álex Saab

// EFE

Muere por COVID-19 Luis Saab Rada, padre de Álex Saab



El inmigrante libanés Luis Saab Rada, padre del empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y detenido en Cabo Verde, murió por complicaciones causadas por la covid-19, informaron este jueves medios locales.

La muerte de Saab Rada, de 83 años, se produjo en Barranquilla, nueve días después de la de su esposa, María Morán de Saab, también a causa del coronavirus, pandemia que hasta la fecha deja 72.725 fallecidos y 2.824.626 contagiados en Colombia.

Luis Saab, nacido en el seno de una familia palestina libanesa, llegó a Barranquilla a mediados del siglo XX y en esa ciudad caribeña formó un hogar y creó varias empresas del sector textil.

Durante 28 años estuvo al frente de la Policía Cívica, un cuerpo no armado de carácter civil que presta servicio de apoyo a la Policía Nacional en el fortalecimiento de las relaciones con las comunidades.

A pesar de ser ampliamente conocido en Barranquilla, su nombre alcanzó notoriedad como padre de Alex Saab, el empresario vinculado al Gobierno venezolano que fue detenido en Cabo Verde el 12 de junio de 2020 a petición de EE.UU.

El 17 de marzo último, el Tribunal Supremo de Justicia de Cabo Verde autorizó la extradición de Alex Saab a Estados Unidos, que lo reclama por supuesto blanqueo de dinero.

Dos días antes de la detención de su hijo en Cabo Verde, Luis Saab fue separado del cargo de director de la Policía Cívica, tras lo cual recibió una llamada telefónica de Maduro, según contó al periodista Sergio García en una entrevista cuyos apartes son citados en el libro «Alex Saab» (Planeta), escrito por el periodista colombiano Gerardo Reyes.

«El presidente Maduro me llamó para tranquilizarme, me dijo que con su cuerpo diplomático están ayudando a mi hijo. No nos han dejado solos, han demostrado lealtad», relató Luis Saab a García sobre la detención de su hijo en el país africano.

Te podría interesar también