Merkel dispuesta a mostrar peso económico alemán a Trump

// Banca y Negocios @bancaynegocios


La canciller alemana, Angela Merkel, mantendrá mañana su primer encuentro con el presidente de EEUU, Donald Trump, una cita surgida por invitación de la Casa Blanca y en la que la líder europea quiere hacer valer el peso económico de su país.

Se trata de un primer contacto personal, destacaron fuentes de la Cancillería, del que no deben esperarse grandes revelaciones en cuanto a contenidos, que se definirán en la ronda de cumbres multilaterales de los próximos meses, la de la OTAN en Bruselas y la del G7 en Italia, en mayo; más la del G20, en Alemania, en julio.

Ha llegado el momento de «hablar con el otro, no sobre el otro», destacó Merkel, en una rueda de prensa junto a representantes empresariales, antes de emprender viaje a Washington.

La líder alemana tiene muy clara la importancia de «entablar un diálogo directo», tras varios contactos telefónicos mantenidos con Trump, en una visita fugaz que arrancará con un encuentro a solas, seguida de otra reunión con inversores y empresarios.

Las fuentes gubernamentales destacaron la determinación de la canciller de defender los intereses de los inversores alemanes en EEUU.

No se admitirán nuevos aranceles o tratos discriminatorios para las empresas alemanas y, en este sentido, es sintomático que acompañen a la canciller a Washington representantes de algunos de los grandes consorcios, como Siemens, BMW y Schaeffler.

Berlín confía en que la relevancia de las actividades de sus empresas en la economía estadounidenses sea un factor positivo que ayude a encaminar la relación bilateral con la nueva administración Trump.

Las inversiones directas por parte de Alemania en Estados Unidos ascienden a 224.000 millones de euros y de las empresas alemanas dependen 240.000 puestos de trabajo en ese país.

Te podría interesar también