Mercados reciben sin entusiasmo las medidas del ministro de Economía argentino

// EFE

Mercados reciben sin entusiasmo las medidas del ministro de Economía argentino

Los mercados recibieron este jueves sin entusiasmo los objetivos planteados por el nuevo ministro de Economía argentino, Sergio Massa, a la espera de ver cómo se implementan las medidas anunciadas por quien cumple su primer día en el cargo en un contexto de crisis financiera que transita el país, producto de sus desequilibrios macroeconómicos.

El índice de riesgo país de Argentina subía 0,1 %, a 2.397 puntos básicos, luego de que ya cediera posiciones tras el anuncio del nuevo ministro, en tanto el índice S&P Merval de las acciones de empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cedía 0,64 % avanzado este jueves.

«No hay un rebote. Está todo tranquilo pero estable. No se ve ningún entusiasmo», dijo a Efe el presidente de Patente de Valores, Santiago López Alfaro.

La cotización del dólar estadounidense en el mercado negro de Argentina -el llamado «dólar blue»-, bajaba 7 pesos, a 291 pesos por dólar y los llamados dólares financieros caían hasta 1 %, mientras el tipo de cambio mayorista en la plaza formal avanzaba 28 centavos, a 132,70 por unidad, en las primeras posturas de este jueves.

“El mercado le va a dar un tiempo”, previó López Alfaro, respecto de las medidas anunciadas el miércoles por Massa. “Lo va a recibir bien hasta ir viendo cómo se van desarrollando las medidas”, agregó.

Massa -de 50 años y abogado de profesión, que lidera el Frente Renovador, la tercera fuerza con mayor peso dentro del oficialista Frente de Todos- juró como ministro el miércoles en un acto multitudinario con el que intentó mostrar que cuenta con apoyo político, un aval del que carecían sus dos antecesores, que recibieron los embates del ala kirchnerista del oficialismo, comandada por la vicepresidenta, Cristina Fernández.

“Fue un discurso político de un político, con objetivos a cumplir, que es lo que el mercado estaba esperando”, dijo López Alfaro, pero indicó: “Todavía no sabemos bien las medidas más puntuales”.

LO QUE FALTA

Massa buscó mostrar cierta moderación fiscal y monetaria en su primera rueda de prensa para anclar expectativas, al ratificar la meta establecida en el acuerdo firmado en marzo pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de reducir el déficit primario al 2,5 % del PIB este año.

Sin embargo, el nuevo ministro no explicó como va a lograrlo más allá de indicar que se reducirán los subsidios a la energía y se ordenarán los programas sociales, a la vez que anunció un nuevo bono para jubilados que iría en sentido contrario.

Además, anunció que se dejará de disponer de la asistencia monetaria del Banco Central al Tesoro en lo que resta el año, lo que aumenta la carga sobre la deuda en pesos, sobre la que además anunció un canje voluntario para los instrumentos que vencen en 90 días.

«Es una especie de plancito para ganar tiempo, descomprimir un poquito y frenar la acelerada cambiaria e inflacionaria que veníamos teniendo en los últimos dos o tres meses», dijo a Efe el director de MacroView, Pablo Goldín, que previó que Massa continuará tomando medidas para «especificar» lo que anunció ayer.

Desde que renunció el primer ministro de Economía del Gobierno de Alberto Fernández, Martín Guzmán, las tensiones financieras se intensificaron en Argentina, y no lograron calmarse con la asunción de la ministra Silvina Batakis, que duró sólo un mes en el cargo. Y aunque se aliviaron con el anuncio de que Massa sería el tercer ministro en un mes, el Banco Central siguió perdiendo reservas.

Para fortalecer las reservas monetarias, Massa anunció acuerdos con los sectores de la pesca, el agro y la minería, que se comprometieron a liquidar exportaciones en los próximos 60 días por 5.000 millones de dólares y que espera acordar con organismos internacionales préstamos por 1.200 millones de dólares y anticipó que próximamente firmará con el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF un desembolso por 750 millones.

MONITOREO

Goldín dijo que el mercado irá monitoreando en los próximos 60 a 90 días si cede la brecha cambiaria entre el tipo de cambio oficial y los paralelos; si el Banco Central compra dólares y suma reservas; si se desacelera la inflación, que corría al 64 % anual en junio pasado; la dinámica de la deuda en pesos, y si se contiene la conflictividad social.

De hecho, la agencia de calificación Moody’s consideró que las medidas anunciadas son «moderadamente positivas en términos crediticios, ya que el Gobierno argentino ha tenido grandes dificultades para sostener la consolidación fiscal».

Pero Moody´s espera «un escaso apoyo general a las políticas de austeridad antes de las elecciones presidenciales de 2023, lo cual seguirá debilitando la capacidad del país de cumplir con las metas del FMI, especialmente en materia fiscal”.

APOYO POLITICO

El mercado también testeará el aval del kirchnerismo, luego de que Cristina Fernández, mostrara su apoyo mediante una foto conjunta que se difundió el lunes pasado y del saludo que recibió de su hijo, el diputado Máximo Kirchner, el martes pasado, cuando el ahora nuevo ministro de Economía renunció a su banca en el Congreso.

Mientras, el Frente Patria Grande, liderado por el dirigente social Juan Grabois, llamó a sus diputados a discutir la permanencia en la coalición oficialista ante la falta de respuesta a la demanda por un ingreso mínimo de subsistencia pagado por el Estado.

“Él hizo un discurso al revés de los ministros de Economía”, señaló López Alfaro, porque “los ministros tienden a dar medidas duras y después no tienen apoyo político. El mostró apoyo político y objetivos. Iremos viendo”.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también