Maduro sostiene que la curva de contagio del COVID-19 se aplanó

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Maduro sostiene que la curva de contagio del COVID-19 se aplanó



El gobierno de Nicolás Maduro no canta victoria y llama a no descuidarse, pero este domingo 18 de octubre declaró aplanada la curva de contagio de COVID-19 y reivindicó una reducción sostenida del número de contagios junto con un nivel de recuperación que se elevó a 92% de las infecciones totales.

Este domingo termina la semana de cuarentena radical con 347 casos, de los cuales 339 son de transmisión interna y 8 de contragio transfronterizo, todos procedentes del Colombia.

El total de contagios llegó a 86.636, de los cuales 79.694 se han recuperado plenamente, de manera que quedan 6.206 pacientes activos. Hay 736 fallecidos al cabo de 217 de expansión de los casos de coronavirus en Venezuela. Este domingo, se confirmaron 5 muertes, que fueron una mujer de 66 años en el estado Nueva Esparta; un hombre de 60 años de Apure; una mujer de 86 años de Zulia; un hombre de 75 años de Anzoátegui y una mujer de 70 años de Sucre.

«Venezuela tiene porcentaje más alto en pacientes recuperados. Vamos a concentrarnos en salvar vidas, tenemos suficientes tratamientos para los pacientes moderados y graves con productos hechos en Venezuela», indicó Maduro en su habitual comparecencia dominical.

– Nuevas terapias locales –

Nicolás Maduro, acompañado de la ministra de Ciencia y Tecnología Gabriela Jiménez, habló de 4 terapias «made in Venezuela». La primera es la ozonoterapia que, según los estudios aludidos por el mandatario, tiene 95% de efectividad contra el coronavirus en pacientes moderados y graves, por lo que ordenó extender esta práctica en todo el país, a pesar de los recursos que implica.

Luego habló de un antiviral, creado por médicos venezolanos que no identificó. El medicamento al que calificó como «las goticas de José Gregorio Hernández», según Maduro, ha tenido 100% de efectividad como antiviral específico contra el coronavirus, de acuerdo con los primeros estudios.

Maduro hizo referencia a un medicamento natural que desarrollaron otros médicos venezolanos que fueron presentados por el gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava, quien, por cierto, sigue convaleciendo luego de ser contagiado por COVID-19. Este producto, según el mandatario, tiene efectos positivos sobre 60% de los pacientes en condición moderada o grave a los que ha sido aplicado, de acuerdo con análisis preliminares.

Por otra parte, la ministra Jiménez presentó la opción del suero equino. Un medicamento producto de plasma de caballos inoculados, desarrollo por Biotecfar, una entidad de la Universidad Central de Venezuela (UCV), que «ha tenido 100% de efectividad como antiviral específico contra el coronavirus».

En la actualidad, Biotecfar está estimando las dosis aplicables y se están haciendo las coordinaciones con el Instituto «Rafael Rangel» y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) para que este suero pase a pruebas fase III.

Maduro indicó, además, que siguen las pruebas con la vacuna rusa Sputnik V y anunció que el ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llegó a Venezuela para ser voluntario en el ensayo clínico.

– El peligro viene de fuera –

El gobierno se plantea una flexibilización ampliada con una cifra de 2.989 casos por millón de habitantes, la menor cifra de América Latina frente a las realidades extremadamente complejas de Colombia, Brasil, Ecuador, y Chile, que el ejecutivo nacional considera como amenazas por el fenómeno de migración.

En respuesta a las denuncias de Human Rights Watch (HRW), especialmente de su presidente José Miguel Vivanco, Maduro señaló que Venezuela ha recibido 134.975 venezolanos retornados que han entrado por las vías legales, de los cuales 9.083 resultados positivos de coronavirus.

«Los hemos atendido completamente, con amor, con su médico. Les hemos dado los tratamientos, los hemos atendido y los hemos llevado a sus casas, con sus transporte gratuito, en aviones. Reciben apoyo a través del carnet de la patria. Esa es la verdad», sostiene Maduro.

El problema han sido los más de 70.000 migrantes que llegaron por trochas ilegales, sin ningún tipo de control sanitario, de los cuales no menos de 10% entró infectado. Según Maduro esta es la razón que explica el pico de contagios de julio y agosto.

Te podría interesar también