Maduro exporta ganado a Irak sin antes cubrir la demanda interna

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Maduro exporta ganado a Irak sin antes cubrir la demanda interna

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reveló durante una “jornada económica”, que iniciaría la exportación de ganado bovino en el país por primera vez en 120 años, con 3.700 cabezas vendidas a Irak.

Desde el puerto de Puerto Cabello zarpará un barco cargado con los 3.700 bovinos por primera vez desde el año 1900, cuando se vendió por última vez ganado, en aquella ocasión a Cuba.

“Estamos exportando ganado legalmente en Puerto Cabello. Debemos cargar y que zarpe el barco de exportación de bovino para Irak. Estos 3.700 animales vienen de Apure, Guárico, Portuguesa, Barinas, Cojedes y Aragua”, informó.

Según explicó el mandatario nacional, esta venta forma parte de un mecanismo de exportación del 30% de la producción nacional en aras de conseguir capital. “Vamos a convertir a Venezuela en un país exportador”, aseguró.

Aunque en los papeles parece una idea razonable, las exportaciones sólo se justifican una vez que se cubra el consumo interno, especialmente cuando se habla de uno de los bienes de primera necesidad en el mercado de todo venezolano, debido al valor proteico de la carne de bovino. En este caso, lejos de cubrirse la demanda local, los venezolanos han sido empujados a consumir cada vez menos carne.

El discurso oficial del chavismo durante esta jornada estimó el rebaño nacional en 16 millones de cabezas de ganado bovino, ubicándose en el cuarto lugar de la región. No obstante, de acuerdo con la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), este número es falso.

Según Fedenaga, el rebaño de Venezuela se encontraba por debajo de las 9 millones de ganado bovino en 2019, casi la mitad de lo que producía en la década de los 90′, pero Maduro insiste en que Venezuela tiene más de 16 millones de reses.

– Ganado insuficiente para alimentar al venezolano –

Los datos de Fedenaga indican que el consumo per cápita de carne en Venezuela fue de apenas 8 kilogramos anuales en 2019, cuando el promedio era de 18 kilogramos, 10 años atrás. Es decir, que entre 2009 y 2019, el venezolano redujo su consumo de carne bovina en un 55%.

La cantidad de carne per cápita que consume el venezolano actualmente se ubica en un nivel insuficiente para cubrir las necesidades proteicas del ser humano, según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que establece un mínimo de 10 kilogramos por persona al año. Una cantidad inferior habitualmente causa subnutrición y malnutrición, advierte el organismo internacional.

La imposibilidad de comprar carne -y otros productos indispensables para cubrir la alimentación del venezolano- ha ocasionado una crisis alimentaria sin precedentes en el país. Los resultados de la última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) para el período 2019-2020 arrojaron que el 79,3% de la población no tiene cómo cubrir la canasta básica de alimentos, y que solo el 3% de los hogares del país podían considerarse con «seguridad alimentaria».

– Ganado más barato del mundo –

Exportar 5.000 reses gordas supera el beneficio semanal actual de los 10 principales mataderos industriales del país, «su exportación recurrente e indeterminada sería perjudicial a la oferta y demanda”, reseñó el portal Visión Agropecuaria.

Por otro lado, beneficia a los exportadores e importadores de países destino comprando de oportunidad el ganado más barato del mundo, sin ofrecer «premium» alguno a los ganaderos nacionales por su calidad de exportación.

En Colombia, el precio pagado por cabeza exportada a Irak de un embarque de 22.000 reses de 425 kg promedio, fue US$545, mientras que en Venezuela, el precio pagado por cabeza ronda apenas los US$382, 30% menos o un diferencial de US$163 por cabeza.

Ese es el caso de la exportación de ganado en pie a Irak anunciada sin detalle al inicio de agosto por el ministro de Turismo y Comercio Exterior en el objetivo oficial de “avanzar hacia la Venezuela Potencia”.

«En el sector ganadero, el anuncio se recibe con cautela al tiempo que la caída del consumo de carne por su carestía se devuelve como bumerán afectando la demanda y precios del ganado. Y es que aún aliviando el mercado en colocación y precio, el asunto no es tan simple por la cantidad de ganado que extraoficialmente se dice que se exportará en un primer embarque», apuntó Pedro Piñate en su artículo de opinión.

Unas 5.000 reses gordas o a medio engordar, entre 380kg a 470kg en pie similar a las que exporta al mismo destino Colombia.

Esta exportación reducirá más la oferta de ganado gordo al mercado nacional al crearse un megacomprador-exportador con entera posición de dominio. Más si tiene o logra apoyo del Estado que no recibe ni tiene el universo de ganaderos productores.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también