Banca y Negocios Informe Privado
spp_header_2
30/05/2022 04:28 PM

#Informe | 4 factores que explican por qué hay recuperación económica (+ proyecciones 2022)

#Informe | 4 factores que explican por qué hay recuperación económica (+ proyecciones 2022)

Los signos de recuperación son evidentes. Ciertamente, no son extremadamente contundentes, pues existen problemas muy graves que aún gravitan sobre la actividad económica, con el factor añadido de que el marco de políticas públicas que pueden potenciar el crecimiento es aún incompleto y cargado de avances con retrocesos.

Todas las fuentes, incluso las críticas con el Ejecutivo, reconocen que 2021 fue el año de quiebre para la recesión, que se prolongó durante 8 años, y de la hiperinflación que abarcó cuatro de los períodos más duros y aciagos de la historia económica del país.

Es tal la dimensión de la crisis que, obviamente, pensar que se puede producir una recuperación sólida en poco tiempo es realmente imposible, por más que el esfuerzo por rescatar la actividad sea enorme, como efectivamente lo está siendo.

Un primer factor que ha contribuido decisivamente a la recuperación es la adaptabilidad y la capacidad de respuesta de la sociedad, tanto de sus agentes inversionistas como de consumidores y trabajadores. La sociedad venezolana, en lugar de caer en el caos, de sumirse en la desesperación, en buena medida ha logrado comenzar una reconstrucción difícil y azarosa, que ha llevado a acuerdos políticos importantes y a iniciativas de diálogo social que llaman al optimismo.

Sin embargo, en Aristimuño Herrera & Asociados, pensamos que existen cuatro grandes factores que explican esta recuperación:

– El crecimiento del PIB: La recuperación de la actividad económica es un elemento medular de la reanimación económica. Ciertamente, hasta ahora ha sido desigual y con pocos sectores de vanguardia, pero se observa un nivel de producción que, de ser sostenido, puede dar lugar a la incorporación de actividades rezagadas, con mayor creación de empleo.

Nuestra proyección para el cierre de 2022 es un incremento del PIB de 7%, lo que consideramos un pronóstico ajustado a expectativas razonables. Hay escenarios muy optimistas, sobre todo de bancos de inversión internacionales, que hablan de expansiones de 15% o 20%; pero un análisis basado en la evidencia disponible deja claro que tales escenarios son poco probables.

Sin duda, hacen falta mucha más inversión en sectores críticos, reformas más profundas en el plano político-institucional, acuerdos que permitan salir del esquema de sanciones internacionales y la reactivación agresiva del crédito bancario. Sin estos elementos, el crecimiento no puede ser mayor.

– La desaceleración del tipo de cambio: Hay que reconocer que el gobierno ha desarrollado, con disciplina que muchos no le creían posible, un ajuste cambiario y monetario muy riguroso para contener el avance de la inflación y una mayor devaluación del bolívar, en un contexto de dolarización de facto.

Ese ajuste ha conducido a una menor devaluación; de hecho, el tipo de cambio oficial ha subido 10,2% en lo que va de 2022, una sensible mejoría frente al avance de 75,47% del mismo período de 2021.

Básicamente, el factor determinante para este resultado ha sido la política de intervención cambiaria del Banco Central de Venezuela, que ha colocado hasta ahora 1.720 millones de dólares en el sistema bancario para generar una oferta suficiente. Este es un esfuerzo muy superior al realizado en 2021, cuando el ente emisor colocó 1.533 millones en la Banca para contener la depreciación del tipo de cambio.

Sin embargo, este es un indicador clave para observar permanentemente durante el resto del año, pues hay factores que pueden generar volatilidad; sin embargo, consideramos que el BCV tiene los fondos necesarios para mantener bajo control la evolución del tipo de cambio, más allá de que se produzcan alzas durante el año, que también tienen un efecto positivo sobre la competitividad externa de la producción nacional.

Esperamos una depreciación oficial del tipo de cambio muy moderada hacia final de 2022, en niveles de 39%, colocando el tipo de cambio, al cierre de año, en un nivel máximo de 7 bolívares por dólar, un escenario completamente diferente al de los años precedentes.

– La desaceleración de la inflación: Aunque por el deterioro acumulado del poder de compra de los consumidores, los aumentos de precios siguen siendo nocivos para prácticamente toda la sociedad, lo cierto es que el Índice Nacional de Precios muestra una desaceleración muy relevante en lo que va de 2022.

El ajuste monetario que se ha puesto en práctica es clave para explicar este hecho. Nuestra proyección apunta a un crecimiento anualizado del índice oficial de precios de 130% al cierre del año que, sin duda, seguirá siendo uno de los más altos del mundo, aún en un entorno internacional de alta inflación; pero, para nosotros es una mejora importante.

Basta comparar esta proyección con las variaciones de 687% en 2021; 2.647% en 2020; y, peor aún, 9.595% en 2019, para ver la situación actual con un optimismo razonable. Si la autoridad monetaria mantiene la disciplina y el gasto público se incrementa con racionalidad, es posible perfilar una tendencia positiva de cara a los próximos ejercicios anuales.

No obstante, conviene señalar que el camino no luce abierto y amplio. Los riesgos de que se produzcan rebrotes inflacionarios siguen siendo elevados, sobre todo por las coyunturas políticas complejas que se esperan en el futuro mediato.

 El aumento de los ingresos por exportaciones petroleras: Aunque ciertamente, no se puede hablar de una recuperación plena de la producción petrolera, cabe esperar que este año la extracción de crudo se ubique entre 800.000 y 1.000.000 de barriles por día en diciembre, una cifra muy superior a nuestra estimación de 600.000 bpd en 2021.

En términos de ingresos por exportaciones petroleras, estamos proyectando un crecimiento desde una estimación de 3.000 millones de dólares en 2021 a 15.000 millones de 2022, que podría ser mayor si se flexibilizan las sanciones que pesan sobre PDVSA y sus filiales, ya que permitirían vender el crudo sin grandes descuentos ni costos adicionales de transporte.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana, se profundiza el análisis sobre los factores que explican el crecimiento económico de este año,  igualmente el informe analiza el impacto de la inseguridad en las estructuras de costos de algunos sectores y cuáles son los lineamientos generales que las empresas deben adoptar para enfrentar este fenómeno, mientras que en el plano gerencial se toca la importancia de utilizar adecuadamente las redes sociales para promover la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa.

Todos los viernes tenga a la mano la más oportuna, confiable, rigurosa y útil información para tomar las mejores decisiones de negocios en un entorno altamente volátil y complejo. Los invitamos a suscribirse al Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados para estar al día con la dinámica económica y empresarial del país y las tendencias que la mueven.

Si desea ver una muestra de nuestro informe privado semanal y conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes y tomadores de decisiones.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Comparte este artículo