Gobierno anuncia desmantelamiento de grupos armados y denuncia complicidad de paramilitares colombianos

// AVN / AFP

Gobierno anuncia desmantelamiento de grupos armados y denuncia complicidad de paramilitares colombianos



El gobierno informó que fueron desmantelados los grupos armados que operaban en el suroeste de Caracas, informó  la vicepresidente de la República, Delcy Rodríguez.

Además, capturaron a tres paramilitares colombianos, al tiempo que denunció que estas bandas delictivas buscaban desestabilizar al país con el respaldo de Estados Unidos y Colombia.

Explicó que estos delincuentes crearon zozobra y angustia en las comunidades de la Cota 905, El Paraíso, El Valle y El Cementerio. Sin embargo, dijo que con la acción coordinada de los cuerpos de seguridad se da «la certeza al pueblo de que siempre defenderemos el Estado de derecho, la tranquilidad y paz de Venezuela».

En una rueda de prensa desde la sede de la UNES, en la parroquia Sucre, explicó que la penetración de grupos paramilitares colombianos en las bandas delictivas “ha sido desmantelada” por los organismos de inteligencia y la participación social.

Al respecto, presentó un video con la confesión de uno de los delincuentes capturados. Se trata de Jorvis Rafael Matamoros Bermúdez que fue contratado por un allegado de la banda del «Koki”, y que era conocido con el apodo del «Princesa”.

Matamoros Bermúdez precisó que trabajaba con otras 35 personas, incluidos los colombianos, “quienes nos explicaban como íbamos a hacer las cosas”, al tiempo que reveló que recibió entrenamiento paramilitar de los colombianos para hacer trincheras en el cerro y atacar a los órganos de seguridad.

“Llegué a ver al Koki, al Vampi y al Galvis, nos pagaban con 20 dólares semanales y con drogas”, agregó.

Igualmente, la vicepresidente ejecutiva anunció que el Ejecutivo nacional brindará atención a las víctimas de esta violencia.

A su vez, la vicepresidenta sectorial de Seguridad Ciudadana y Paz, Carmen Meléndez, indicó que están en etapa de consolidar la operación.

Añadió que realizaron labores de intervención terrestre y toma de las alturas por los diferentes cuerpos policiales.

Hay un total de 3.110 funcionarios -2.460 activos y 650 en reserva- integrados a este operativo.

– El saldo trágico –

Un total de 22  presuntos delincuentes y cuatro agentes de seguridad fallecieron durante los casi dos días de enfrentamientos entre bandas y las fuerzas del orden en el oeste de Caracas, informó este sábado el gobierno.

«Han sido neutralizados 22 delincuentes» de los cuales «hay 12 identificados», informó la ministra del Interior, Carmen Meléndez, en una alocución transmitida por la televisora estatal. Un sargento de la Guardia Nacional y tres policías fallecieron en la operación.

Los enfrentamientos comenzaron la tarde del miércoles, obligando a algunos vecinos a abandonar sus casas producto de la balacera.

Meléndez informó además del «fallecimiento de personas inocentes» sin precisar el número. Habló de «28 personas heridas» de las cuales 18 son «de las comunidades adyacentes y transeúntes» y ya fueron atendidas.

Casi 2.500 funcionarios participaron en la operación de toma de la Cota 905, una barriada donde opera la banda de alias «Koki», por quien el gobierno ofrece una recompensa de 500.000 dólares por información que permita capturarlo.

En los enfrentamientos se usaron armas de alto calibre, granadas, balas trazadoras, además de drones con los que las bandas visualizaban las zonas que controlaban.

Según el balance oficial de la operación, se incautaron más de 24.000 municiones, tres lanzacohetes, cinco fusiles, cuatro subametralladoras, seis pistolas y un revólver.

«Hemos incautado un arsenal militar de guerra» proveniente «de otros países», apuntó Meléndez.

«Koki», y otros líderes de su banda, siguen en libertad. «Las guaridas que tenían (…), ellos las destruyeron antes de irse, antes de escaparse por todos lados», dijo la alta funcionaria.

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, anunció por su parte la detención de tres supuestos «paramilitares» colombianos.

El gobierno vincula los enfrentamientos con estas bandas, que han afectado también otras zonas del oeste de Caracas, con un presunto complot de la oposición con los gobiernos de Estados Unidos y Colombia para «desestabilizar» al presidente Nicolás Maduro, una denuncia frecuente en el discurso oficial.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también