FMI reiteró preocupación por Venezuela y advierte sobre hiperinflación

// Banca y Negocios @bancaynegocios


El panorama económico mundial será «marginalmente» más favorable en el mediano plazo para América Latina, región exportadora de materias primas, estimó este viernes el Fondo Monetario Internacional.

«Las tendencias de la economía internacional en el mediano plazo marginalmente se han vuelto más favorables para la región», dijo en Washington el director FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, en una rueda de prensa.

El FMI espera que la actividad económica en la región se contraiga 0,6% este año antes de recuperarse a 1,6% en 2017, según su informe Panorama Económico Mundial divulgado el martes.

Para Werner ese panorama implica una expectativa de que la actividad económica «toque fondo en 2016».

El directivo del FMI reiteró las preocupaciones del ente por Venezuela, que cerrará 2016 en su tercer año de contracción económica con una caída de 10%, y una inflación estimada de cerca de 500%.

«El aspecto humanitario nos preocupa de manera importante, por la cobertura de salud a la sociedad», dijo. «Lo estamos observando con mucha preocupación», añadió.

«Venezuela ya se encuentra sumida de lleno en una crisis económica y, de continuar las actuales políticas, el país enfrentará riesgos graves, incluido un colapso aun mayor de la actividad económica acompañado de hiperinflación», avisan desde el Fondo. Según las previsiones publicadas, la inflación en el país tocará el para seguir subiendo hasta el 2.200% en 2017. 

Werner, que resumía un informe del organismo, explicó la perspectiva positiva en la estabilización de los precios de materias primas, especialmente una recuperación «un poco más fuerte» del petróleo, y un «aflojamiento adicional» desde el pasado verano boreal en las condiciones de financiamiento para los países emergentes.

Sin embargo, la región se verá afectada por la «recuperación más leve de lo previsto de la economía de Estados Unidos», apuntó el jefe económico del ente financiero mundial.

«La conjunción de esos factores ha presentado, desde las principales fuerzas externas un entorno marginalmente más favorable que el que anticipábamos anteriormente», apuntó Werner.

Las economías de América Latina cabalgaron durante la última década sobre el apetito mundial por metales y petróleo, pero el estancamiento de la economía global, especialmente de China, golpeó fuertemente a la región.

 


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también