Expertos| Participación de la Iglesia en posible negociación entre Gobierno y oposición aportaría credibilidad al proceso

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Expertos| Participación de la Iglesia en posible negociación entre Gobierno y oposición aportaría credibilidad al proceso

Analistas estiman que la eventual participación de la Iglesia Católica en las negociaciones políticas en Venezuela podría ser positiva y determinante para acuerdos entre el Gobierno y la oposición.

El pasado lunes, el papa Francisco sostuvo una audiencia privada con el secretario de Estado de Estados Unidos (EEUU), Anthony Blinken, en la discutieron la situación de Venezuela.

Durante unos 40 minutos Blinken y el sumo pontífice conversaron en Ciudad del Vaticano, sobre asuntos de relaciones exteriores, como Venezuela, Siria, Líbano, Bielorrusia, Etiopía, la migración y el cambio climático, según voceros de ambos.

Blinken resaltó que la administración de Joe Biden apoya «el retorno a la democracia en Venezuela» y reiteró la voluntad de la Casa Blanca de ayudar a Venezuela en la «reconstrucción» del país.

La semana pasada, en un comunicado conjunto Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea reflejaron sus deseos de una negociación «integral, con plazos concretos», para posibilitar el restablecimiento de las instituciones nacionales y permita que los venezolanos tengan elecciones «creíbles»

El diplomático y abogado Alfredo Coronil Hartman considera que la posibilidad de que la Iglesia se sume a las conversaciones políticas es un hecho positivo ya que es el «único intermediario respetado» por el Gobierno y la oposición, refiere la Voz de América.

«En el proceso de degradación del régimen venezolano, van quedando cada vez menos interlocutores. Sin la Iglesia, no hay posibilidad de diálogo, ni de llegar a ningún tipo de arreglo» político en el país, expresó.

La Iglesia resultó ser el actor social mejor valorado del país, el pasado mes de marzo, con 60% de evaluación positiva, según sondeo de la firma Datanánalisis.

Según otra encuesta del Grupo Nacional de Investigaciones Sociales del Siglo XX, hace 10 años el 71% la población venezolana era católica.

En 2016, la Iglesia participó activamente en negociaciones formales e informales entre voceros de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, mientras que el oficialismo promovía la Asamblea Nacional Constituyente.

En ese sentido, el politólogo y director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello, Benigno Alarcón, señala que la Iglesia Católica tiene un «muy alto» nivel de credibilidad en Venezuela.

Por lo que, a su juicio haría un excelente papel como facilitador del diálogo, aunque advierte que no existe suficiente información pública de lo conversado en privado entre los actores internacionales sobre esa posibilidad.

«Un proceso de negociación donde participe la Iglesia como uno de los actores facilitaría que la gente aceptara los acuerdos que se derivaran de ese proceso. Por lo menos, allanarían el camino para que la gente los aceptara. Básicamente, ese es el valor agregado que la Iglesia le da a su participación», manifestó.

Agregó que la Iglesia «entraría con mucha cautela» a un diálogo en Venezuela, ya que una vez lo intentó y no hubo buenos resultados.

El líder opositor, Juan Guaidó aceptó la posible participación de la iglesia, aunque se está a la espera del pronunciamiento del Gobierno.

Por su parte, el Cardenal Baltazar Porras manifestó que «como siempre, el papel nuestro, no tiene que ser ni siquiera de mediador pero sí de facilitador», dijo a Unión Radio.

Maduro adelantó que desea que en la negociación este contemplado el levantamiento de sanciones económicas, reconocimiento de los poderes venezolanos y exige la liberación de los fondos congelados en el extranjero.

Mientras que la oposición exige un cronograma electoral que incluya presidenciales y parlamentarias, así como el reforzamiento de la ayuda humanitaria en el país.

El diplomático Coronil señaló que la Iglesia Católica no se puede prestar a «engaños ni a maniobras del régimen» y su participación debe estar «avalada por una actitud de juego limpio» tanto de Maduro como de sus opositores.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también