Exclusivo | Inversora Finagro apuesta por agronegocios reales de alto rendimiento en Venezuela

// Armando J. Pernía / @ajpernia

Exclusivo | Inversora Finagro apuesta por agronegocios reales de alto rendimiento en Venezuela



El mercado de valores no se limita a las acciones, papeles comerciales y obligaciones, sino que tiene la capacidad de ofrecer productos estructurados para financiar cualquier proyecto y actividad. En esa línea, tanto reguladores como actores del mundo financiero han visto la posibilidad real de que, en las bolsas de valores que funcionan en el país, surjan instrumentos que apalanquen actividades básicas, como la producción agrícola.

Finagro aparece, entonces, como el primer fondo de inversión especializado en agronegocios autorizado por la Superintendencia Nacional de Valores (Suinaval). Sus promotores son tanto experimentados especialistas financieros y corredores de títulos valores, como conocedores directos de la realidad del sector agropecuario.

El presidente de la Junta Directiva de Inversora Finagro, Alexis Mujica, repite cada vez que puede que son «gente del Guárico, que conoce la realidad del sector agrícola». El objetivo de la entidad es desarrollar productos que alinien los ciclos agronómicos con los intereses de los inversionistas, en términos de rendimiento y plazos.

El primer elemento innovador es que Finagro opera en la Bolsa Descentralizada de Valores de Venezuela (BDVE), debido a la agilidad que ofrece este mercado y la posibilidad de que inversionistas extranjeros entren sin complicaciones excesivas, tanto para el ingreso como para la salida.

El producto de arranque es un contrato de participación denominado «AgroFinPapaya», que apalanca una siembra de cuatro hectáreas de Papaya Maradol en Parapara, estado Guárico, que ofrece un rendimiento de 25% anual y en el cual se puede entrar con una inversión mínima de 1 dólar.

«Este es el tipo de instrumento que queremos impulsar, basado en proyectos de agronegocios reales, en la economía real, donde, sin duda, van a estar los mejores rendimientos. Estamos buscando proyectos de alto potencial, dirigidos por productores que tengan expriencia, tierras aptas y maquinaria. La Papaya Maradona es un rubro que ofrece un alto potencial de renta, y puede ser trabajado en pequeñas unidades», explica Mujica de manera exclusiva a Banca y Negocios.

«Queremos llegar a las pequeñas y medianas empresas de producción agrícola, que son las que están más ávidas de recursos, con un financiamiento eficiente. Pretendemos convertirnos en el vehículo entre las necesidades de los productores verdaderos del campo venezolano y los inversionistas sofisticados que se encuentran en el mercado de valores», subraya.

El activo subyacente del contrato de participación «AgroFinPapaya» es una siembra de Papaya Maradol de Industria Agropecuaria Venellano. El instrumento ofrece una recuperación del capítal en 10,7 meses. Se escogió este rubro, porque mantiene un precio estable y con alto potencial de renta.

«Nos ha ido muy bien. Dimos un plazo de 10 días para la entrada preferente de pequeños y medianos inversionistas y hemos obtenido una respuesta excelente. Ya hay inversionistas más grandes tocando la puerta y nos llama la atención ese interés. El mercado de valores necesita emisores para que empujemos un mercado más atractivo. Necesitamos canalizar los fondos de ahorro e inversión que aún existen en el país, porque somos muy optimistas sobre el mercado venezolano, hacia productos reales que impacten directamente en el logro de un mayor bienestar para la población», señala el presidente de la Junta Directiva de Inversora Finagro.

Alexis Mujica recuerda que este proyecto tuvo años de maduración. Profesionales del agro y la finanzas se plantearon la conversión de un fondo mutual en un fondo de inversión en agronegocios que enfrentara la existencia de un mercado informal de financiamiento con altos riesgos, sobre todo de incumplimiento, que se ha producido por la incapacidad de la banca de ofrecer una cartera agrícola amplia y suficiente.

«El agro es un negocio muy atractivo, pero tiene que ser muy bien trabajado, con productores experimentados y comprometidos», sostiene el ejecutivo.

-Los nuevos productos-

Luego de AgroFinPapaya, Inversora Finagro se propone lanzar productos de financiamiento no bancario para pequeñas y medianas empresas, con diversas figuras, en función de adaptarse tanto como sea posible a las realidades financieras de las compañías, así como a las expectativas del mercado financiero.

Sin embargo, el producto que genera la mayor expectativa es un contrato de participación ganadero, cuyo objetivo es financiar la cría y la ceba de ganado bovino, el cual será lanzado oficialmente próximamente.

Este instrumento financiero ha sido «elaborado de acuerdo con los lineamientos aprobados por la Superintendencia Nacional de Valores, para desarrollar el mercado de productos agrícola, con base en generar instrumentos que tengan como activos subyacentes comodities reales. En este caso, un certificado ganadero que está basado en bovinos reales, que existen, que van a rodeo, a ceba y que después van a ir al mercado», explica Alexis Mujica, de Inversora Finagro.

«La ganadería y en especial la ceba es una de las actividades más atractivas para inversionistas y productores. Creemos que este producto va a marcar una pauta por sus rendimientos, plazos, condiciones y por la novedad que implica transarlo por el Sistema Descentralizado de Mercados Encriptados (Sideme) de la Bolsa Descentralizada de Valores de Venezuela».


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también