Española Repsol acumula pérdidas de US$3.028 millones en 2020

// EFE

Española Repsol acumula pérdidas de US$3.028 millones en 2020

La petrolera española Repsol y socia de Pdvsa perdió 2.578 millones de euros (3.028 millones de dólares) entre enero y septiembre, frente a los 1.466 millones de euros (1.722 millones de dólares) que ganó un año antes, por el desplome de la demanda y de los precios del crudo y del gas por la covid-19, que la llevaron a ajustar, en el segundo trimestre, el valor de inventarios y activos de producción.

Con caídas desde enero de la cotización del crudo brent del 36 % y del 30 % en el gas Henry Hub, la valoración de los inventarios de Respol se vio impactada negativamente en 1.048 millones de euros (1.321 millones de dólares), mientras que los cambios en el valor de activos de exploración y producción restaron 1.726 millones de euros (2.028 millones de dólares), lo que eleva el impacto de la covid a 2.774 millones de euros (3.259 millones de dólares).

En un comunicado, la petrolera ha subrayado que su resultado neto ajustado, aquel que mide el desempeño real del negocio, fue positivo en 196 millones de euros (230 millones de dólares), el 88 % menos que un año antes, «en un contexto de extraordinaria dificultad» por la pandemia y marcado por el «colapso» de la demanda.

Sólo en el tercer trimestre y gracias a las medidas de ajuste adoptadas para hacer frente a los efectos de la covid, el resultado neto ajustado de Repsol fue positivo en 264 millones de euros (310 millones de dólares), frente a las pérdidas de 258 millones de euros registradas entre abril y junio.

En términos netos, el primer trimestre se saldó con pérdidas de 487 millones de euros (572 millones de dólares), que entre abril y junio se dispararon a 1.997 millones de euros y que en el tercer trimestre se redujeron a 97 millones de euros, según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el supervisor bursátil español.

«Estamos mostrando solidez y resiliencia en un escenario sin precedentes(…)», según el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, que ha subrayado que han sido capaces de obtener un flujo de caja operativo positivo en todos los negocios, con un total de 2.122 millones de euros (2.493 millones de dólares), gracias al plan de resiliencia puesto en marcha en marzo y cuyos objetivos han sido revisados al alza.

Así, la compañía ha elevado su estimación de reducción de gastos operativos para este año desde 350 a 500 millones de euros (411 a 588 millones de dólares) y el recorte de inversiones de 1.000 a 1.200 millones de euros , mientras que el objetivo de optimización del capital circulante pasa de 800 a 700 millones.

El plan establece también que la deuda neta no se incremente este año, y a cierre de septiembre, la deuda neta bajó en 882 millones de euros (1.036 millones de dólares) respecto al 31 de diciembre de 2019, hasta situarse en 3.338 millones de euros (3.922 millones de dólares).

El negocio de Upstream (exploración y producción) se enfrentó a la extraordinaria caída de los precios con medidas para recortar costes y la redefinición de planes de explotación de activos, lo que le permitió cerrar el periodo con un resultado operativo neutro y generar 1.308 millones de euros de caja operativa.

La reducción de la producción de algunos activos, unido a las paradas en Libia, situó la producción media del periodo enero-septiembre en 655.300 barriles equivalentes de petróleo al día, 94.000 menos que en los nueve primeros meses de 2019.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también