El chavismo refuerza su poder pero… ¿Quién puede celebrar los resultados del #6D?

// Banca y Negocios @bancaynegocios

El chavismo refuerza su poder pero… ¿Quién puede celebrar los resultados del #6D?



El presidente de Datanálisis Luis Vicente León señaló que solo un quinto de los electores votó por la «oferta revolucionaria»; sin embargo, advirtió que con «ese soporte exiguo y sin reconocimiento opositor, tomarán el hemiciclo y elaborarán leyes que para nosotros serán de obligatorio cumplimiento».

En su cuenta de Twitter, León destacó que «no hubo sorpresas en (las) parlamentarias. El país mostró, en este primer round, su falta de expectativas sobre eventos parciales y paralelos, convocados para apoyar a sus organizadores y no para resolver los problemas gigantes de la gente. El segundo round tampoco sorprenderá«.

Para el economista y analista de opinión pública, sostiene que la abstención que, de acuerdo con el primer boletín del Consejo Nacional Electoral, es de 69%, no ocurre como resultado de un llamado de la oposición institucional, sino como resultado de la desconfianza de los electores en el sector político, y se pregunta en consecuencia qué se debe celebrar.

«Tienes la abstención y seguramente arderá Troya dentro del chavismo. Pero la probabilidad de que esto conduzca a presiones de cambio político es extremadamente baja, lo que resultará indefectiblemente en nuevas frustraciones y divisiones internas en la oposición. ¿qué celebrar?».

«Miremos esto de manera pragmática. La probabilidad de que la oposición institucional llegue a las regionales y convenza a todas sus fuerzas internas de seguir pasiva y volver a desperdiciar el 80% del país que no votó por Maduro en las parlamentarias, es casi cero«, precisa León.

Por su parte, el también analista de opinión pública, Félix Seijas, calificó los comicios parlamentarios del 6 de diciembre como los menos competitivos en los últimos 60 años, salvo la votación para designar a la Asamblea Nacional Constituyente en 2017.

Este proceso estaba «en el bolsillo del PSUV. Para ello ha trabajado años en debilitar la estructura del rival, hacerse de un competidor cómodo, y convencernos de que es todopoderoso en lo electoral», señaló el analista.

A juicio de Seijas un nivel de participación de 30% no es malo, sino que resulta normal en cualquier elección parlamentaria en el mundo.

«Sin embargo, más allá de las cifras, la batalla de domingo a domingo se dará en el terreno de las percepciones. Cada lado intentara imponer su narrativa. Quien lo logré será el vencedor de la larga jornada. Qué hace con esa victoria es otro asunto», subraya el analista.

Mientras tanto, el director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica «Andrés Bello», Benigno Alarcón Deza, deja claras las matemáticas que se desprenden de este proceso: «A pesar de lo que muchos afirman, los resultados, con algunas variaciones que aún veremos, reflejan bien las proporciones de apoyo político hoy: 70% se opusieron a esta elección, 17% apoya al chavismo, y todos los partidos que buscaban sustituir a la oposición suman un 8%».

Te podría interesar también