Constantes fallas de conexión a Internet dificultan trabajar y estudiar a distancia

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Constantes fallas de conexión a Internet dificultan trabajar y estudiar a distancia



Las fallas en los servicios de telefonía e internet en Venezuela dificultan aún más sobrellevar el confinamiento debido a la imposibilidad de trabajar y estudiar desde casa, o incluso, entretenerse.

La inestabilidad del internet representa un obstáculo importante para el libre desarrollo educativo digital, sin contar con las fallas eléctricas que «azotan» al país.

El director del centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros Cendas (FVM), Óscar Meza, señaló que el territorio nacional no cuenta con equipos tecnológicos necesarios para impartir clases a distancia.

Explicó Meza, que a través de un estudio realizado por Cendas, se fijaron cifras actualizadas de lo que pueden costar equipos básicos para mantener la modalidad «a distancia» con un mínimo de efectividad.

En el inventario se incluyó costo de línea telefónica, internet (plan básico), Wi-fi, computadora de gama baja, impresora, datos móviles, un teléfono secundario y una planta eléctrica y arrojó un total de Bs.330.560.348 o su equivalente a US$1.120,54.

«El salario mínimo mensual es de US$1,49 y un docente gana como máximo US$10 o US$15. Muy poco», apuntó.

«La gran mayoría no tiene esos mil dólares para poder sustituir los equipos viejos, por lo tanto la posibilidad de darle un seguimiento a los trabajos se dificulta», subrayó el representante de FVM en entrevista para Unión Radio.

Agregó que debido a la problemática, los docentes se reinventan a través de aplicaciones más sencillas como WhatsApp o correo electrónico para cumplir con las actividades.

– «No hay línea» –

Las fallas de conectividad en el país se han ido agravando con el pasar del tiempo debido a la falta de mantenimiento y la poca inversión, una situación que se ha exacerbado durante la cuarentena nacional, toda vez que las caídas e intermitencias en la señal se han multiplicado y los afectados lo han hecho saber a través de las redes sociales o encuestas realizadas por diferentes organizaciones no gubernamentales.

No obstante, las fallas no sólo afectan a los usuarios comunes sino que también perjudican al sector comercial, de salud y financiero, debido al uso de los puntos de ventas, las emergencias en centros de salud y en transacciones bancarias que en muchas ocasiones, son paralizadas porque “no hay línea”; reseñó TalCual en una nota.

Según una reciente encuesta realizada por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), el 51% de los consultados que afirmaron tener acceso al servicio de internet en el hogar indicaron que a diario presentan fallas en su conexión, la mayoría de ellos suscritos a Cantv o Inter.

Además de los usuarios de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv) -el principal proveedor de telefonía e internet en el país-, quienes han reportado mayor lentitud y colapso de la conexión ABA en los últimos meses, los afiliados a empresas privadas como Movistar, aseguran que también han presentado problemas de conectividad, por tanto la telefónica ha instado a sus clientes utilizar de forma responsable su plan de datos mientras dure la pandemia.

El presidente del OVSP, Julio Cubas, dijo que un estudio evidenció que la frecuencia de fallas diarias varía por ciudad, siendo Barquisimeto y Barinas las más afectadas. En contraparte, Valencia, Porlamar y Punto Fijo reportan menores intermitencias.

“Las ciudades de Barquisimeto y Barinas registraron un porcentaje de 59,2% cada una. Siguen en orden las ciudades de Maracaibo con un 57,2%, San Cristóbal con 54,6% y Barcelona con 51,7%. Luego, se ubican Ciudad Bolívar con 48,4% y Caracas con 47,1%. En esta oportunidad las ciudades que reportaron menores porcentajes de fallas en la conexión fueron Valencia, Porlamar y Punto Fijo con 44,3%, 43,9% y 43,3%, respectivamente”, detalló Cubas.

Te podría interesar también