Conozca los indicadores clave del Banco de Venezuela y dónde concentra su liderazgo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Conozca los indicadores clave del Banco de Venezuela y dónde concentra su liderazgo

Al cierre del primer semestre de 2021, el estatal Banco de Venezuela consolidó su posición de líder en el mercado bancario venezolano, al dominar categorías clave como el activo total, donde ostenta una participación de 65,9%, o el patrimonio del sistema, donde concentra el 62,4% del valor del capital invertido en la industria.

Sin duda, el Banco de Venezuela es un gigante en un sistema que ha perdido 90% de su tamaño durante más de siete años consecutivos de recesión económica.

Estatizado por el expresidente Hugo Chávez en 2008, el BDV se ha convertido en el eje de la estrategia de fortalecimiento de la banca pública que ha llevado adelante el Ejecutivo como fundamento de su modelo económico y, a pesar que una de sus funciones fundamentales es la distribución de subsidios financieros, sus cifras muestran una gestión ajustada a los parámetros de una adecuada gerencia financiera.

Uno de los puntos fuertes de la estrategia de la entidad ha sido acelerar la bancarización, y en consecuencia se ha convertido en un líder muy difícil de batir en captaciones del público. Al cierre del primer semestre, el Venezuela absorbió 41,8% de los depósitos totales, con un saldo de Bs.2.212.662.128.660 miles, superando por 31,5 puntos porcentuales a su más cercano competidor, de acuerdo con el Informe Bancario semestral de Aristimuño Herrera & Asociados (AHA).

Sin embargo, la competencia dentro del sistema se ha acentuado, en buena medida por el peso notable de las cuentas en divisas -que representan 56% del total de captaciones- y la proliferación de nuevos servicios financieros, un nicho en el que la banca privada experimenta un fuerte desarrollo.

En consecuencia, el Banco de Venezuela perdió 3,3 puntos de share el cierre del primer semestre en esta categoría y 7,4 puntos si se compara con el 49,2% de cuota de mercado en depósitos que tenía en junio de 2020. No obstante, las captaciones de la entidad subieron 221,2% en la primera mitad de 2021 y 1.464,8% en términos interanuales.

Al desagregar esta cartera, el Banco de Venezuela lidera las categoría de depósitos a la vista, con una cuota de 42,05% que representa un saldo de Bs.2.058.764.791.821 miles, un aumento de 1.448,7% en comparación con junio de 2020.

En depósitos de ahorro, el ente estatal suma un total de Bs.72.519.022.257 miles, para una participación de 31,8%. Hay que subrayar que en esta categoría el BDV ha ganado cuota de mercado. En el primer semestre escaló 4,1 puntos porcentuales, debido a un aumento de 312,7%, mientras que la variación interanual del share de mercado fue de 5,9 puntos, fundamentada en un alza de 1.912,8% en su saldo de cuentas de ahorro.

Este es el producto más demandado en la institución y el que soporta la estrategia de bancarización para la asignación de subsidios o bonos que, de acuerdo con datos preliminares de la próxima Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) son recibidos por 70% de la población.

En la muy reducida cartera de depósitos a plazos, el BDV ostenta una participación de 99,6%, lo cual es lógico, porque no existen incentivos para que este tipo de productos sean demandados en un país donde el entorno general y la estructura controlada de tasas de interés castigan al ahorro y, por lo tanto, no puede haber interés en ofrecer productos en este segmento, especialmente en la banca privada.

-Activo y Patrimonio –

Según el Informe Bancario de Aristimuño Herrera & Asociados, correspondiente al primer semestre de 2021, el Banco de Venezuela reportó un activo total valorado en Bs.12.596.326.655.197 miles -equivalente a US$3.911,2 millones-, que escaló 199,3% en comparación con diciembre pasado y 1.514,3% frente al saldo de junio de 2020.

Como proporción del activo total de la banca, el BDV perdió -0,9% de participación en el primer semestre y -2,4% en comparación interanual.

El patrimonio de esta institución cerró junio en Bs.2.576.099.026.178 miles (US$799,8 millones), una cifra en moneda local que representó el mayor incremento semestral en términos absolutos, con un alza de Bs.1.703.426.775.120 miles.

También fue el mayor aumento de patrimonio dentro del Top 10 del sistema en términos interanuales, con una subida de Bs.2.422.373.102.948 miles.

-¿Y qué pasa con los créditos?-

Aunque es líder absoluto en captaciones, el Banco de Venezuela no es la entidad con la mayor cartera de créditos. En esta categoría ocupa el segundo lugar, según los datos de Aristimuño Herrera & Asociados, detrás del BBVA Banco Provincial. De hecho, la banca de capital privado concentró 74% de los préstamos totales al cierre de junio.

El monto total de préstamos reportado por el BDV en junio fue de Bs.152.111.430.299 miles, que representa 16,8% del total del mercado. Este dato evidencia un aumento de 5,1 puntos en comaparación con diciembre, pero una pérdida de -2,3% en términos anualizados.

De acuerdo con el registro de Aristimuño Herrera & Asociados, el Banco de Venezuela ocupa el décimo lugar en intermediación financiero con un índice de 6,87%, muy por debajo del promedio total del sistema que, al cierre del semestre, fue de 17,11%.

Sin embargo, ha hecho un esfuerzo importante por inyectar más recursos a la actividad agrícola, una cartera que lidera holgadamente con 64,07% del volumen total y un saldo de Bs.107.448.987.910 miles. Aunque logró la mayor variación absoluta desde junio de 2020 (+Bs.103.557.777.333 miles), el BDV no es la institución con el crecimiento más veloz de esta categoría; no obstante, la variación interanual es un considerable 2.661,33%.

El Venezuela también lidera en créditos hipotecarios, con una participación de 40,9% del total y en inversiones en títulos valores, con 88,1% del total equivalente a Bs.10.739.017.605.247 miles.

Si se pone la mirada en la calidad de la cartera de créditos del BDV, el índice de morosidad es de 0,01%, pero ocupa el séptimo lugar del mercado, debido a que en el Top 10 de la banca nacional, ocho instituciones tienen una morosidad inferior a 1% y tres de ellas muestran un indicador de 0%.

La morosidad general del sistema fue en junio de 2,54% por algunos casos puntuales, pero hay que decir que este factor cayó -1,01 puntos en comparación con diciembre y -4,29 puntos frente a su valor de junio de 2020.

-La rentabilidad-

El Banco de Venezuela reportó al cierre del primer semestre un resultado neto de Bs.35.186.040.624 miles, que representaron 23,2% de la ganancia neta del sistema, un aumento absoluto de cuota de mercado de 11,3 puntos que significa un aumento de 94,95% en su participación de mercado en un año.

El beneficio neto del BDV aumentó 9.646,2% en comparación con el cierre del primer semestre de 2020, lo que se traduce en el mayor incremento del grupo de los líderes de la categoría.

Sin embargo, cuando se mira la Rentabilidad sobre el Patrimonio (ROE) de la institución, el indicador llega a 3,88%, lo que le otorga al BDV el décimo lugar del ranking de rentabilidad.

Pero, en un contexto donde se ven algunas reducciones importantes, el Banco de Venezuela ha logrado mantener una variación positiva de su indicador de rentabilidad, con una variación semestral de 1,33 puntos e interanual de 3,09%.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también