CNE sin cuarentena electoral podría fijar fecha para parlamentarias esta semana

// Banca y Negocios @bancaynegocios

CNE sin cuarentena electoral podría fijar fecha para parlamentarias esta semana



En medio de la cuarentena radical que se prolongará por dos semanas más en los casos de 12 estados, donde se concentra más de 70% de la actividad económica del país, el Consejo Nacional Electoral, recién nombrado por el Tribunal Supremo de Justicia, trabaja activamente en el diseño del calendario de los comicios legislativos y podría anunciar la fecha de la jornada para elegir una nueva Asamblea Nacional esta misma semana.

De acuerdo con una nota de la agencia gubernamental AVN, el Consejo Nacional Electoral (CNE) informó a través de la red social Twitter que miembros de los partidos políticos asistieron a la sede del ente comicial a presentar sus propuestas, obedeciendo el marco normativo del reglamento ordenado en la Sentencia de la Sala Constitucional.

«Atendiendo la invitación del Poder Electoral, representantes de los partidos políticos se apersonan a la sede del CNE para presentar sus propuestas dado la consulta en el marco normativo del reglamento ordenado en la Sentencia de la Sala Constitucional 068, como parte de la iniciativa para la participación en los próximos comicios parlamentarios», publicó el CNE.

El 26 de junio, el ente rector aprobó por votación unánime en sesión permanente invitar a las organizaciones con fines políticos nacionales, regionales y a las organizaciones de pueblos y comunidades indígenas, a participar en el proceso de consulta y recepción de propuestas, atendiendo el informe presentado por la Comisión de Participación Política y Financiamiento.

Según trascendió en fuentes políticas, el gran problema será el método de votación, en medio de una situación de emergencia nacional que, como lo ha reconocido en otro contexto la vocería oficial del gobierno de Nicolás Maduro, no se sabe cuándo podría terminar. Votar en cuarentena y con limitaciones de movilización, aparte de contrario a las normas de distanciamiento social, no contribuye a generar confianza en unos comicios que, de por sí, generan todo tipo de dudas y que, ya se sabe, tendrán unos resultados que buena parte de la comunidad internacional no reconocerá de entrada.

El CNE, declarado en sesión permanente, está analizando diversos escenarios sobre modelos de votación y regulaciones para la campaña electoral. Tanto el gobierno madurista como los partidos de la oposición de la mesa de diálogo o pacto de la Casa Amarilla están de acuerdo en que los comicios deben ser este año. Por ahora, no se maneja otro escenario en forma abierta, aunque hay dudas en el seno de los grupos opositores que han decidido participar.

La participación de los grupos opositores que han accedido a entrar en el juego electoral es complicada, porque necesitan tiempo y espacio para tratar de hacer una campaña que posicione la participación y el voto por ellos, como sufragio útil, algo que parece poco probable dado el nivel de polarización en la base social antichavista y la poca credibilidad con la que parten. También es complicado que el gobierno otorgue ventajas políticas, más allá de algunas condiciones electorales ya puestas sobre la mesa.

Los medios gubernamentales ya han comenzado a divulgar encuestas de firmas no reconocidas en el mercado, donde el chavismo sale con más de 50% de la intención de voto, duplicando a las fuerzas opositoras, algo que contradice los supuestos políticos validados por sondeos independientes en los últimos años.

Ciertamente, la oposición ya no es la misma de 2015. Esta convocatoria de elecciones encuentra al antichavismo en uno de sus peores momentos: completamente desunido, incapaz de coordinarse y sin un rumbo político claro. Encuestadores como Félix Seijas, de Delphos, señalan que la abstención de los electores opositores podría hacer que con una porción sólida del electorado, no necesariamente muy grande, el oficialismo consiga una mayoría en el nuevo parlamento, que debe instalarse en enero.

Te podría interesar también