Clinton y Trump buscan últimos apoyos en jornada previa a elección presidencial de EEUU

// Banca y Negocios @bancaynegocios


La demócrata Hillary Clinton y su rival republicano Donald Trump viajaron el lunes por Estados Unidos en un intento por convencer a los votantes indecisos en el último día de una carrera hacia la Casa Blanca que, según los sondeos, lidera por estrecho margen la ex primera dama.

A pocas horas de las elecciones, la campaña de Clinton obtuvo un impulso el domingo, después de que el FBI anunció de forma inesperada que no se presentarán cargos criminales en la investigación por el uso de correos electrónicos de la candidata.

Lectura recomendada: Clinton blinda su ventaja frente a Trump tras cerrar el FBI la disputa de los correos

Un sondeo de Fox News indicó el lunes que la ex secretaria de Estado aventaja al magnate inmobiliario neoyorquino en cuatro puntos porcentuales entre los probables votantes.

Los mercados financieros avanzaron el lunes en reacción a los últimos giros de una campaña presidencial que ha sido una montaña rusa. Las acciones y el dólar lograban sus mayores ganancias en semanas tras el anuncio del FBI y a las 1700 GMT, el promedio industrial Dow Jones subía 341 puntos, o un 1,91 por ciento, a 18.230,49 puntos.

La democrata  candidata presidencial Hillary Clinton y el republicano candidato presidencial estadounidense Donald Trump durante el segundo debate presidencial en la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri./AFP

Los sondeos muestran una carrera apretada, pero inclinándose hacia Clinton. Las principales casas de apuestas se mostraban más confiadas que los sondeos en que Clinton ganará la elección presidencial el martes. Predictit situó las opciones de Clinton de llegar a la Casa Blanca en un 81 por ciento.

Clinton y Trump pasarán el día recorriendo una serie de estados que podrían definir la contienda del martes, ya que el sistema del Colegio Electoral adjudica la presidencia sobre la base de victorias estado por estado.

Trump realizó su primera aparición de la jornada en Sarasota, Florida, un estado con una gran población de votantes hispanos en el que libra una dura batalla con Clinton. También visitará Carolina del Norte, Pensilvania, Nuevo Hampshire y Michigan, donde cerrará con un mitin nocturno en la localidad de Grand Rapids.

Aún es incierto si el anuncio del FBI llegó a tiempo para cambiar las percepciones de los votantes o revertir el daño tras días de ataques de los republicanos contra Clinton. Decenas de millones de estadounidenses participaron en la votación adelantada en los 10 días transcurridos desde que el director del FBI James Comey informó al Congreso de los nuevos descubrimientos sobre los correos electrónicos de la ex secretaria de Estado.

«No va a cambiar nada entre hoy y mañana para ayudar a que (Clinton) recupere a los votantes indecisos», dijo la jefa de campaña de Trump, Kellyanne Conway, en el programa «Good Morning America» de la cadena ABC.

Trump, que provocó amplias críticas el mes pasado cuando aseguró que las elecciones están amañadas en su contra y que no se compromete a respetar el resultado, puso en duda la revisión del FBI y afirmó que el asunto no se desvanecerá.

Clinton no se refirió al comunicado del FBI en sus dos últimos actos de campaña el domingo. «Eso quedó ya atrás», dijo su jefe de campaña, Robby Mook, a CNN el lunes.

Lectura recomendada: Los mercados respiran tras conocerse que el FBI no presentará cargos contra Hillary Clinton

La aspirante demócrata tenía previstas dos paradas en Pensilvania y Michigan, cerrando la jornada con un evento nocturno en Raleigh, Carolina del Norte. Previamente, participará en un acto en Filadelfia con el presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama, junto con la estrella del rock Bruce Springsteen.

Clinton, que habló brevemente con periodistas antes de subir a su avión de campaña en Pittsburgh, insistió en su compromiso de unir al país.

«Creo que estas fracturas, estas divisiones, no solo han quedado expuestas, sino que han sido exacerbadas por la otra campaña, así que lo que tenemos que hacer es (…) unir al país», comentó.

Cuando se le preguntó si será capaz de sanar al país tras una campaña tan divisiva, Clinton respondió: «Absolutamente».

Te podría interesar también