BBC Mundo: Conozca las razones que llevan al Banco de Inglaterra a retener el oro venezolano

// Banca y Negocios @bancaynegocios

BBC Mundo: Conozca las razones que llevan al Banco de Inglaterra a retener el oro venezolano



En medio de la enorme crisis económica y humanitaria en Venezuela, el oro ha resultado una de las pocas alternativas de financiamiento y de liquidez para el gobierno de Maduro, sobre todo después de que en febrero de 2019 Estados Unidos impusiera sanciones a la petrolera estatal PDVSA, que proporcionaba ingresos vitales a Venezuela.

Un informe del Consejo Mundial del Oro señala que el BCV fue la institución bancaria que más oro monetario vendió en el mundo durante 2017 y 2018.

Según el balance del banco citado por Reuters, el BCV tenía a mediados de 2019 reservas en barras de oro equivalentes a unos US$4.620 millones, un monto 18,5% menor al que mantenía la institución en sus bóvedas al término de 2018. Se trata de la más baja tenencia de oro de Venezuela en 75 años, según los datos del banco citados por Reuters.

Turquía es el principal comprador de oro venezolano. En 2018, Venezuela exportó oro por valor de unos US$900 millones a este país, aparentemente para ser refinado allí y devuelto a Venezuela, aunque no hay registro de reexportación.

Y el pasado mes de mayo llegaron a Venezuela varios tanqueros iraníes con gasolina. El Departamento de Estado cree que la petrolera estatal venezolana, PDVSA, está pagando «con toneladas de oro» los servicios iraníes.

El oro es, por tanto, un salvavidas para Venezuela y las 31 toneladas que están en Londres parecen más vitales que nunca en el contexto de la actual pandemia de coronavirus, tal como lo reseñó BBC Mundo.

Los lingotes de oro, valorados en US$1.000 millones, están en las bóvedas del Banco de Inglaterra y pertenecen a Venezuela, que ahora quiere venderlos y usar los fondos para combatir la propagación del coronavirus en el país, según afirma el gobierno de Nicolás Maduro. Sin embargo, el Banco de Inglaterra ha rechazado la solicitud venezolana.

¿La razón? La actual directiva del BCV responde al gobierno de Maduro y la institución británica ha expresado sus dudas sobre la autoridad de esa directiva, argumentando que Reino Unido reconoce como gobierno legítimo al líder opositor Juan Guaidó.

La disputa empezó a principios de 2019, cuando más de 50 países reconocieron a Guaidó como presidente legítimo.

Sarosh Zaiwalla, el abogado que representa en Londres al BCV, confirmó para BBC Mundo que cuando en ese momento el presidente de la institución venezolana, Calixto Ortega, y el entonces ministro de Finanzas, Simón Zerpa, viajaron a la capital británica a solicitar la devolución del oro, el Banco de Inglaterra les dijo: «No, nuestro gobierno (Reino Unido) reconoce a Guaidó (como presidente legítimo de Venezuela) y por eso no podemos darte el oro».

Ahora, una corte en Londres tendrá que decidir, a partir de este 22 de junio, quién es la autoridad legítima para mover el oro del Banco de Inglaterra, después de que el gobierno de Maduro solicitara infructuosamente vender parte de ese oro y transferir los recursos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para adquirir alimentos y medicinas y combatir el coronavirus en el país.

«Ese oro es de todo el pueblo venezolano, es del país, y el BCV ha demandado que esos recursos serán utilizados a través del PNUD de la ONU para atender la pandemia en Venezuela», dijo la vicepresidenta del gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez.

Aunque el BCV ha recibido cada vez más toneladas de oro del AMO (Arco Minero del Orinoco), sus reservas están cayendo. Reuters.

– ¿Por qué el oro está retenido? –

En enero de 2019, el Banco de Inglaterra rechazó la solicitud de devolución que habían hecho Ortega y Zerpa a fines de 2018. Todo lo que dijo en ese momento fue que no hace comentarios sobre las relaciones con sus clientes.

Pero, ¿puede un banco quedarse con reservas de oro de un país? La respuesta simple es no.

«Un banco central no puede de ninguna manera, una vez que tiene una reserva de oro, quedársela o no devolvérsela a su legítimo dueño, a no ser que se estén incumpliendo alguna de las condiciones establecidas en el contrato. Tiene que devolverlo a su legítimo dueño tan pronto como su legítimo dueño se lo pida», explica el economista Luis Vicente León.

El problema con el oro venezolano en Londres es que el Banco de Inglaterra dice no saber quién es el legítimo dueño.

Su decisión de rechazar la solicitud del gobierno de Caracas se produjo pocos días después de que el líder opositor Juan Guaidó se proclamara el 23 de enero de 2019 «presidente interino» del país, argumentando que las elecciones de 2018 ganadas por Maduro fueron fraudulentas.

Guaidó, quien fue reconocido como el líder legítimo por más de 50 países, incluido Reino Unido, solicitó en enero de 2019 a través de una carta enviada a la entonces primera ministra Theresa May y al entonces gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, que no se le entregara el oro al gobierno de Maduro, argumentando que se usaría con fines corruptos.

«La cuestión es la del reconocimiento del gobierno de Venezuela. Se podrá dudar de que el reconocimiento del gobierno Guaidó sea justo, ya que las Naciones Unidas confirmaron el reconocimiento de la presidencia de Maduro», explica Jan Kleinheisterkamp, profesor de Derecho Económico en la London School of Economics, preguntado por BBC Mundo sobre si la decisión de la institución británica está respaldada por el Derecho.

«Pero si la posición británica es la de reconocer a Guaidó, resulta consecuente estimar que el gobierno de Maduro no pueda disponer del oro confiado al Banco de Inglaterra«, agrega el experto.

Si bien el Banco de Inglaterra nunca fue más allá de decir que no hace comentarios sobre las relaciones con los clientes, se cree que las sanciones internacionales sobre Venezuela y las regulaciones para prevenir el lavado de dinero influyeron en su decisión.

La reina de Inglaterra durante una visita a las bóvedas del banco en 2012. Getty Images

– Estrategia convencional –

Durante décadas, Venezuela ha almacenado oro que forma parte de sus reservas del Banco Central en bancos extranjeros, tanto en Europa como en Estados Unidos, una estrategia que siguen otras muchas naciones.

«No hay nada de extraño en que un país mantenga reservas de oro o de otros títulos en otros bancos», le explica a BBC Mundo Luis Vicente León, economista venezolano y presidente de la consultora Datanálisis.

«Hay oro en los que se llaman prestadores de servicios de resguardo, que son diferentes bancos, incluidos algunos centrales, que prestan el servicio y cobran una comisión por resguardar reservas internacionales», precisó.

Para el economista esta es simplemente una estrategia de protección y resguardo de las reservas de oro.

«Diría que es una estrategia muy convencional de países pequeños. Los países grandes tienen capacidad para poder proteger sus propias reservas, mantenerlas en sus bóvedas».

«Es un dolor de cabeza para los bancos centrales, sobre todo cuando no se tiene la capacidad de protección, de medidas de seguridad y de tecnología para impedir que se haga una operación de robo.

Cuando en cambio, colocas en un banco extranjero tu oro en resguardo, lo tienes en una contabilidad, y si le pasa algo, tú estás protegido porque pagas el servicio de custodia«, explica el economista.

En 2011, el presidente Hugo Chávez repatrió cerca de 160 toneladas de oro de los bancos de Estados Unidos y de la Unión Europea al Banco Central en Caracas, citando la necesidad de su país de tener el control físico de los activos.

«Venezuela regresó oro al Banco Central desde diferentes países porque era un momento en el que el gobierno temió que se aplicaran sanciones internacionales que pudieran congelar sus reservas afuera», explica León.

«Sintió que mantener reservas en el extranjero era una estrategia peligrosa y que podían quedar congelados parte de sus recursos», agregó.

Según manifestó el economista y diputado opositor José Guerra, «se trajo como un 90% del oro que tenía Venezuela en el exterior y se colocó en las bóvedas del BCV».

Según Guerra, la mayor parte de las reservas de oro venezolano están en Caracas.

Sin embargo, el oro que Venezuela tenía en el Banco de Inglaterra, y que hoy es objeto de la disputa, se quedó en las bóvedas de la institución británica.

«Nuestro cliente, el BCV, abrió la cuenta de depósito de oro en el Banco de Inglaterra en 2008 y esta fue operada por el BCV sin ningún problema hasta 2018», le dijo el abogado Zaiwalla a BBC Mundo.

Fue a finales de ese año cuando las autoridades venezolanas reclamaron por primera vez su devolución.

El Callao es el epicentro de las minas de oro en el sur de Venezuela. Manu Quintero.

– El reclamo –

El BCV acudió a mediados de mayo a una corte en Londres a reclamar que el Banco de Inglaterra no cumplía con su instrucción de vender parte del oro y entregar los fondos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para administrar la compra de suministros como equipos médicos para luchar contra el covid-19.

Los documentos legales, fechados el 14 de mayo, dicen que el BCV quiere que la transferencia se realice «con carácter de urgencia».

Las autoridades venezolanas acordaron que el dinero se envíe directamente a esa agencia de la ONU para que no se les acuse de que lo quieren para otros fines.

«El Banco de Inglaterra se ha negado previamente a reconocer la autoridad del BCV, pero en un intento por disipar cualquier preocupación por parte del Banco de Inglaterra, el BCV ha acordado con el PNUD que los fondos para el plan humanitario sean transferidos directamente a la ONU», dijo el presidente del BCV, Calixto Ortega, en una entrevista con la agencia Reuters.

La disputa legal se produce en medio de temores sobre la capacidad del desmoronado sistema de salud de Venezuela para manejar la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, José Ignacio Hernández, procurador del gobierno interino de Guaidó, dijo en un comunicado citado por la agencia Reuters antes de su dimisión el 28 de mayo que el «propósito del régimen de Maduro es disponer de los recursos del BCV al margen de los controles parlamentarios».

La Asamblea Nacional, el Parlamento, es de mayoría opositora y está liderado por Guaidó. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), afín al gobierno de Maduro, le atribuye la presidencia de la Cámara, sin embargo, a otro diputado.

La corte londinense definirá si la autoridad que puede pedir la liberación de parte del oro es el directorio del BCV que acudió a los jueces ingleses o una junta ad hoc para esta institución nombrada hace un año por Guaidó, explicó Zaiwalla.

BBC Mundo pidió comentarios tanto a José Ignacio Hernández como a Ricardo Villasmil, quien es el presidente de la junta ad hoc para el BCV nombrada por Guaidó, pero no obtuvo respuesta de ninguno.

Lea el artículo completo de BBC Mundo aquí

Te podría interesar también