Argus: Total y Equinor se fueron para no correr riesgos por peligrosa reconversión de Petrocedeño

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Argus: Total y Equinor se fueron para no correr riesgos por peligrosa reconversión de Petrocedeño



La empresa estatal venezolana Pdvsa está tratando de integrar el mejorador de crudo pesado PetroCedeño en su degradado sistema de refinación, a través de la aplicación de cambios tecnológicos que contribuyeron a la retirada de los socios europeos, explicaron fuentes de la industria petrolera venezolana a Argus.

«Se trata de una improvisación que corre el riesgo de generar un accidente industrial, y las empresas tenían miedo de eso«, dijo un alto ejecutivo de la industria.

La francesa TotalEnergies y la noruega Equinor, controlada por el Estado, anunciaron la transferencia de sus participaciones minoritarias en PetroCedeño a Pdvsa.

La gerencia de Total argumentó que está «centrando las nuevas inversiones petroleras en proyectos de baja intensidad de carbono, lo que no corresponde a proyectos de desarrollo petrolero extrapesado en la Faja del Orinoco».

PetroCedeño, antes conocido como Sincor, es uno de los cuatro empresas mixtas construidas por compañías petroleras internacionales en la década de 1990 para mejorar el crudo extrapesado de la inmensa Faja del Orinoco y convertirlo en petróleo sintético más ligero para su exportación.

En aquel momento, los mejoradores se consideraron un mostrador de la apertura de la industria petrolera nacional de Venezuela a la inversión privada.

Como reacción, el gobierno del difunto presidente Hugo Chávez nacionalizó los mejoradores en 2007 y comenzó a operarlos como una sola unidad. A lo largo de los años, Pdvsa descuidó el mantenimiento y careció de la nafta necesaria para producir y transportar el petróleo del Orinoco de entre 8° y 10°API al complejo de mejoramiento de Jose.

De las cuatro plantas, solo PetroPiar, la empresa de Pdvsa con su socio minoritario Chevron, sigue funcionando parcialmente.

El proyecto de mezcla del Orinoco de Pdvsa con su socio estatal chino CNPC en Jose es el que funciona de forma más estable, en parte porque la petrolera venezolana está obligada a proporcionar materia prima para cubrir el servicio de su deuda con Pekín.

Ante la escasez crónica de gasolina, Pdvsa quiere ahora reiniciar PetroCedeño para producir crudo parcialmente mejorado que alimentaría su refinería de Puerto La Cruz, cuya capacidad de procesamiento es de 190.000 barriles diarios (bd).

PetroCedeño se diseñó para mejorar unos 200.000 bd de crudo del Orinoco y convertirlo en un flujo de 180.000 barriles diarios de «Zuata Sweet» de entre 30° y 32°API, el petróleo sintético más ligero de los cuatro proyectos.

El nuevo objetivo de Pdvsa es producir un grado intermedio de 26°API, «Zuata Heavy» y transportarlo a la plata refinadora de Puerto La Cruz para su procesamiento.

Aunque el proyecto es tecnológicamente viable, los riesgos y desafíos se encuentran en toda la cadena de producción, desde el agua, los sedimentos y los metales en el crudo, hasta los múltiples problemas de equipamiento en el mejorador y la refinería, dicen las fuentes de la industria venezolana.

Pdvsa tiene una capacidad nominal de refinado de 1,3 millones de barriles diarios, pero sólo una parte está en funcionamiento. Las sanciones de EE.UU. dificultan que la petrolera estatal venezolana consiga repuestos y compense el déficit de combustible con importaciones.

Hace una década, Pdvsa  contrató a la china Wison Engineering y a la surcoreana Hyundai para llevar a cabo un proyecto de conversión profunda en la refinería de Puerto La Cruz. Años después, la empresa se quedó sin capital y el proyecto se estancó a dos tercios de su finalización.

 


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también