Abogados defensores de sobrinos Flores insistieron en que “los engañaron”

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Este martes comenzó formalmente el juicio contra Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencial venezolana, en la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Sin cambio alguno de estrategia, los abogados defensores aseguraron al jurado que sus clientes fueron dos muchachos demasiado ingenuos para ser capaces de participar conscientemente en la supuesta conspiración para traficar drogas a los Estados Unidos, que el gobierno creó con sus informantes, reseñó El Nacional.

En la sesión de este martes se hizo presente el fiscal de Nueva York, Preet Bharara, quien desde la sala supervisó todos los movimientos de los fiscales que abrieron la audiencia ante el jurado con una explicación de los cargos por los cuales estaban siendo acusados los dos hombres. Lo primero en señalar la Fiscalía es que este era un caso de narcotráfico, en el que dos personas usaron el poder político que posee su familia para dar uso al aeropuerto más importante del país (Maiquetía) para hacer negocios con drogas.

Seguidamente, la Fiscalía explicó al jurado que es un caso de conspiración, por lo cual no existe droga decomisada. Campo Flores y Flores de Freitas están siendo acusados de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos. Destacó que la droga venía de la organización terrorista FARC, y que los acusados sabían que el destino final eran varias ciudades estadounidenses.

El jurado, integrado por 10 mujeres y 6 hombres, escuchó las instrucciones del juez Paul Crotty, quien les explicó la naturaleza jurídica del caso y las vías para evaluar las evidencias que presentará el gobierno para probar el caso, más allá de la duda razonable.

Por el lado de la defensa, tomó la palabra John Zach, quien decidió afincarse en el hecho de la incapacidad de sus clientes para cometer el crimen por el cual son juzgados. Claramente dijo que Campo Flores y Flores de Freitas eran dos familiares de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, que no vivían en el palacio de gobierno sino en residencias modestas, y que trabajaban para ganarse la vida.

Zach aseguró que el gobierno de Estados Unidos tentó a los dos acusados para ganarse varios miles de dólares sin hacer nada, “y mis clientes fueron estúpidos, y tomaron decisiones tan estúpidas que cayeron en la celada del gobierno”.

Comentó Zach que para llevar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos se requiere de experiencia y experticia, cosa que sus clientes definitivamente no tienen. Con este argumento, Zach intentaba contrarrestar la posición del gobierno según la cual los acusados usaron sus conexiones familiares para orquestar un acuerdo de tráfico de cocaína millonario al país.

El defensor aseguró que los acusados desconocían el destino de esa cocaína. La Fiscalía mostró al jurado una foto en la que Campo Flores manipulaba un kilo de cocaína correspondiente a la reunión que tuvo en Caracas con los informantes confidenciales CS1 y CS2.

El gobierno reveló hoy la identidad de los informantes: José Santos Peña (CS1) y José Santos Junior (CS2), al igual que confirmó que el testigo cooperante CW1 era el empresario Carlos Amílcar Leiva, asesinado en Honduras el 4 de diciembre de 2015.

La primera dama de Venezuela, Cilia Flores y su marido, el presidente Nicolás Maduro, fueron mencionados por la Fiscalía al momento de hacer la presentación de los dos acusados frente al jurado, y señalaron que los dos hombres acusados usaban el poder para mover la droga y que contaban con seis guardaespaldas.

Los abogados aseguraron que el caso pasó a ser una operación fallida y que el jurado debe declarar a los dos acusados inocentes.

En la primera audiencia testificaron dos testigos. El primero de ellos fue el oficial de la policía de Haití que arrestó a los dos hombres en el restaurante Servotel, en Puerto Príncipe, el 10 de noviembre de 2015, y el segundo fue el agente especial Sandalio González, quien es el hombre clave de la operación y el único que habla español.

Te podría interesar también