66% con menos ventas: En 70% de las empresas esperan regreso de la normalidad a finales de 2022 o en 2023

// Banca y Negocios @bancaynegocios

66% con menos ventas: En 70% de las empresas esperan regreso de la normalidad a finales de 2022 o en 2023



Aunque las expectativas de los empresarios sobre el futuro han mejorado, 70% de los ejecutivos de empresas líderes en el país que fueron consultados para el estudio de KPMG Venezuela «La Empresa Venezolana ante la Nueva Realidad», considera que la normalidad económica y social regresará a finales de 2022 o del 2023 en adelante.

Esta expectativa se produce a pesar que los ejecutivos consultados asumen que la vacunación contra la covid-19 está avanzando «y podría esperarse un regreso gradual a las actividades presenciales y la reactivación de la economía», de acuerdo con el reporte de la consultora.

«En comparación con estudios anteriores realizados por KPMG en Venezuela, 22% de las empresas venezolanas prevé que la situación económica mejorará en los próximos 12 meses, mientras que 60% considera que se mantendrá igual y 18% considera que empeorará. Esto refleja una leve mejora de la perspectiva de las organizaciones con respecto a la situación económica venezolana. Se aprecia una tendencia orientada a que la situación económica se mantendrá igual», sostiene el informe.

– Los retos frente a la pandemia –

El estudio, producto de entrevistas con 87 gerentes de empresas líderes de diversos sectores, identificó 10 retos fundamentales asumidos por las organizaciones; sin embargo, los primeros fueron: Producción/prestación de servicios bajo estrictos estándares de bioseguridad (44% de los encuestados); Digitalización (41%); Reestructuración de la empresa (40%); Gestión de Personal (39%); Estrategia de Precios (37%); Adaptación a los cambios de mercado (32%) y Métodos de Pago (26%).

«Para afrontar los desafíos anteriormente mencionados, las empresas venezolanas han tomado medidas como la reestructuración operativa para lograr la reducción de costos y operar bajo un esquema que cumpla altos estándares de bioseguridad, capacitación del personal en nuevas habilidades y cierre de oficinas, dando a entender que muchas organizaciones han pasado a un esquema de trabajo remoto y de entrega de productos a domicilio, han reducido personal y están aplicando un modelo de negocio basado en que tanto los colaboradores como los clientes no tengan necesidad de ir a un establecimiento físico».

Las cinco acciones a las que más han recurrido las empresas para enfrentar la pandemia y sus impactos económicos son, según la encuesta de KPMG:

– Reestructuración Operativa (69%)

– Capacitación de personal en nuevas habilidades (38%)

– Alianzas (36%)

– Cierre de oficinas o reducción de su tamaño (32%)

– Desinversiones (13%).

– Los resultados y los ajustes –

A pesar de los esfuerzos realizados, los resultados no fueron especialmente buenos para las empresas venezolanas. De acuerdo con la encuesta de KPMG, 66% de los ejecutivos reporta disminución de las ventas. En 21% de los casos se mantuvieron sin cambios y solo 13% de las organizaciones registraron incrementos.

«Los esfuerzos mencionados han permitido compensar la caída en el volumen de ventas de las empresas venezolanas durante la pandemia de COVID-19. Sin embargo, las medidas aplicadas han estado enfocadas en la mejora operativa, dejando de lado la diferenciación del portafolio de productos y servicios«.

En consecuencia, «la mayoría de las empresas venezolanas ha aplicado ajustes en su estructura de costos, en su plantilla laboral y en su producción y capacidad instalada. Adicionalmente, 21% de las empresas afirma que ha tenido que reducir su presupuesto y ejecución de iniciativas de responsabilidad social empresarial (RSE).

Los siguientes son las 7 áreas donde las empresas venezolanas han focalizado sus ajustes:

– Estucturas de costos (72%)

– Plantilla laboral (54%)

– Producción y capacidad instalada (40%)

– Inversiones (31%)

– Reducción del presupuesto o en ejecución de iniciativas de RSE (21%)

– Financiamiento (14%)

– Aumento del presupuesto  o de ejecución de iniciativas de RSE (8%).

«El retorno a las actividades presenciales de trabajo va a tener un esquema distinto, aún en proceso y con nuevos objetivos, tras un duro aprendizaje que resalta la necesidad de construir un escenario laboral hibrido más flexible, saludable y empático. De acuerdo con el estudio, las principales acciones que emprenderán las empresas venezolanas están enfocadas en el talento humano, desde incrementos salariales, entrenamientos en habilidades especializadas y nuevas capacidades requeridas en la nueva realidad, así como mantener medidas de bioseguridad en las oficinas y adoptar la modalidad de trabajo remoto de manera permanente para los roles que así lo permitan«, es una de las conclusiones del estudio.

Al final del informe, la consultora KPMG Venezuela hace una serie de recomendaciones a las empresas para que transiten el largo camino que queda para adaptarse a la nueva normalidad. A continuación, se reseñan:

– Las empresas venezolanas deben seguir trabajando en la comprensión del mercado y su impacto real en el negocio, mediante la construcción de métricas e indicadores que se adapten a la nueva realidad y la investigación de mercado que permita identificar los cambios en los hábitos del consumidor y los nuevos competidores.

Actualizar el mapa de riesgos de la empresa.

– Financiar sus operaciones a través de fuentes externas y con capital propio para lograr una optimización de sus recursos.

Innovar en el desarrollo de capacidades dinámicas que sirvan de impulso para adaptar el portafolio de productos y la estabilidad de su modelo de negocio.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también