#YoTePregunto | Orlando Ochoa: Sudeban debería eliminar tope de transacciones electrónicas

// Ligia Perdomo @LigiaPerdomo

#YoTePregunto | Orlando Ochoa: Sudeban debería eliminar tope de transacciones electrónicas



El progresivo deterioro de la economía no se detendrá con «pequeños puntos de alivio» como llama el economista Orlando Ochoa a los anuncios más recientes del gobierno que incluyen la derogación de la Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos. Salir del foso donde se encuentra Venezuela requiere volver a la democracia para poner en marcha un plan de estabilización económica y recuperación de la industria petrolera, sostiene.

A más de una semana de la supresión de la ley que penalizaba actividades cambiarias en el país, no se sabe nada de cómo funcionará el mecanismo que permitirá a empresas y personas naturales participar en un mercado -sin mayores controles-  con una tasa legal distinta a la del Dicom. Lo único que parece quedar en el ambiente, es la convivencia de un tipo de cambio dual.

El gobierno trata de dar una idea de flexibilización, pero por otro lado mantiene intactas las causas que dan origen a la hiperinflación. El Banco Central de Venezuela financia con dinero inorgánico el gasto del gobierno, que provoca un déficit fiscal que Ochoa calcula en poco más de 20% del PIB.

La escasez de efectivo y la hiperinflación comprometen el desempeño de las plataformas tecnológicas, por lo que el consultor independiente recomienda eliminar los topes a las transacciones electrónicas para facilitar las operaciones de compra-venta.

Ochoa aceptó conversar brevemente con Banca y Negocios horas antes de abordar un avión, sobre las distorsiones económicas y algunas de sus consideraciones.

—¿Pueden ser los más recientes anuncios del presidente Nicolás Maduro ser el inicio de un cambio favorable para la economía?
—Falta ver cómo va a operar el mercado cambiario con la derogación de la Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos. Puede haber un acuerdo cambiario que, según se dice, deje que flote una tasa para los privados y una oficial que se mantenga como referencia del mercado para que no quede rezagada con la hiperinflación.
Se espera que los exportadores vendan sus dólares a esa tasa de flotación para que cubran sus gastos en bolívares y los importadores busquen divisas en ese mercado. La reducción de aranceles parece una línea en ese sentido.

—¿Cree que el mecanismo fluya?
—Dependerá de las trabas burocráticas en los ministerios que tienen que dar las autorizaciones y de las alcabalas de corrupción que encarecen los costos de los importadores.
Hay un enorme desbalance fiscal que estimamos por encima del 20% del PIB. El mercado cambiario que funcione va a reflejar ese déficit fiscal porque el Banco Central de Venezuela está supeditado a financiar las necesidades del Fisco. Ese desbalance acelera la devaluación y causa la hiperinflación.

—El panorama seguirá siendo el mismo.
La hiperinflación y el emprobrecimiento continúan, así como la cadena de cierre de empresas que no pueden sostenerse en este ambiente por la caída del poder de compra, las dificultades para obtener divisas y la ola migratoria. Nada va a cambiar por una serie de pequeños anuncios. El aspecto ideológico, el socialismo del siglo XXI y el plan de la patria anti sector privado, siguen presentes. La incredulidad es muy grande.

—¿Qué se puede esperar?
—Un pequeño alivio en caso de que el mercado cambiario funcione de tal manera que permita a industriales y comerciantes importar bienes e insumos adaptados al ambiente de hiperinflación. No puede haber estabilidad macroeconómica sin un ajuste fiscal y monetario y un plan de recuperación petrolera.

—¿Qué hay que hacer?
—Buscar financiamiento externo y levantar la producción de Pdvsa. Un plan de reorganización de las operaciones de financiamiento y de las empresas mixtas, pero nada de eso es posible por las sanciones (impuestas por EEUU a Venezuela). Un plan creíble pasa por el retorno a la constitucionalidad con unas elecciones aceptadas internacionalmente.

—¿Era necesario exonerar a Pdvsa del pago de ISLR para poder recuperar los niveles de producción?
—El Impuesto sobre la Renta se paga una vez al año y cuando hay hiperinflación los pagos en bolívares, correspondientes a meses anteriores, no valen nada. Es lo que se conoce como el efecto Olivera Tanzi. Si se recupera la producción petrolera y se fortalece, las regalías le permitirían ingresos. La exoneración del ISLR no es mayor cosa.

—La hiperinflación sigue su curso indetenible.
—El gobierno apunta a medidas de alivio para convivir con la hiperinflación. Es una tragedia. La ruta del socialismo del siglo XXI funcionó como las del siglo XX, pero más rápida por la distorsión de los precios relativos. Así, un litro de gasolina se paga a un precio irrisorio, se crean condiciones para el contrabando y afecta la disponibilidad del circulante.
Cuando la hiperinflación se instala y se acelera cada mes, la velocidad de circulación aumenta, la gente busca tener saldos mínimos en bolívares, lo que puede llevar a un colapso en la demanda porque nadie quiera bolívares. Ese riesgo está presente.
La Sudeban debería eliminar los techos a las transacciones electrónicas. Los topes obligan a hacer una mayor cantidad de operaciones y el sistema (plataforma) está pagando las consecuencias. Al tener que dividir una compra en varios pagos se ocasionan problemas. El circulante crece con la hiperinflación, por lo que mantener un sistema de pago electrónico es importante para que los ciudadanos puedan realizar transacciones y las empresas puedan vender sus bienes.

—Como lo calcula el FMI ¿alcanzará la inflación este año 1.000.000%?
—Una tasa de inflación mensual de 90% por 12 meses proyecta 220.000% anual, si sube a 110% al mes pasa a 735.000% al año y si se ubica en 120% mensual, al año será de 1.285.000%. Puede superar el millón si no se hace nada para deterne esa tasa, pero hacer algo no nos pequeños puntos de alivio. Hacer algo requiere la vuelta a la democracia.

 

Te podría interesar también