Venezuela acumula una mora de $206,5 millones con la minera canadiense Gold Reserve, equivalente a siete meses de cuotas correspondientes al compromiso adquirido en 2016 para el pago de una indemnización por la expropiación de sus activos en el país durante el gobierno de Hugo Chávez.

“Las obligaciones de pago mensual de Venezuela, de conformidad con el acuerdo de liquidación, están en mora por aproximadamente $206,5 millones (…) La compañía y Venezuela continúan trabajando para satisfacer los montos impagos”, dijo la empresa en una nota de prensa.

Gold Reserve y Venezuela acordaron en 2016 que el país pagaría $1.032 millones, de los cuales $792 millones corresponden a una indemnización por la expropiación sufrida durante el gobierno de Chávez y $240 millones por la compra de datos técnicos mineros. El país debe cancelar $29,5 millones mensualmente, pero desde diciembre de 2017 se viene retrasando en los pagos.

En agosto la minera dijo que el gobierno le había cancelado $88,5 millones de las cuotas de diciembre a febrero con bonos de la República, pero desde entonces no se han hecho nuevos abonos.

Por otra parte, Gold Reserve informó que recibió una nueva transferencia de Venezuela por $14,9 millones desde el fideicomiso que le abrió el país en el Bandes, pero este dinero corresponde a pagos de cuotas pasadas depositadas allí ante los obstáculos para hacer los pagos directos por las sanciones estadounidenses y canadienses.

La empresa aseguró que luego de las transacción todavía quedan $22 millones depositados en Venezuela.

Gold Reserve y Venezuela son socios en la empresa mixta Siembra Minera, donde la compañía canadiense tiene 45% de las acciones. Se estima que dentro de dos años se comenzarán las operaciones de extracción en las minas ubicadas en el estado Bolívar.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización