Pdvsa pone a temblar al mercado con el bono 2020

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Pdvsa pone a temblar al mercado con el bono 2020



El bono de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) que este viernes debe pagar intereses y amortización por $985 millones, cayó en la jornada previa ante temores de los inversionistas de que se presenten problemas técnicos para la cancelación o de que la estatal no cuente con el dinero para honrar su compromiso.

El valor del bono cerró en 82%, una caída de 2,7% con respecto al día anterior, según cierre de mercado.

La falta de signos o comentarios sobre los fondos para honrar dicho pago tienen al mercado en una etapa avanzada de pánico, acrecentándose la incertidumbre sobre lo que está por venir.

Los tenedores de bonos de Pdvsa informaron que recibieron solo uno de los dos pagos de intereses que esperaban y que están vencidos desde mediados de mes, sembrando confusión sobre la capacidad de pago de la empresa.

Para el jueves, Pdvsa no había emitido un comunicado de prensa ni tuiteado para confirmar las noticias, como suele ocurrir. Pdvsa y el gobierno han estado muy callados. Tanto, que fue Rafael Ramírez, embajador de Venezuela en la ONU y expresidente de la empresa, quien aseguró en Nueva York, que hay fondos para cancelar, voz a la que el mercado parece no haberle prestado mucha atención.

El pago del viernes está respaldado por una participación del 50,1% en la refinería con sede en Houston de Pdvsa, Citgo, y no tiene un período de gracia. Eso significa que Venezuela podría perder el control de una joya de la corona de su industria energética vital si falla el pago. Eso entre otras razones, permite a la firma consultora Aristimuño Herrera & Asociados,  tener confianza en que el gobierno cumplirá con estos compromisos, ya que el costo de no pagar es muy alto para la industria y el país. Dejar de pagar significa que los acreedores podrían declarar a Pdvsa en incumplimiento de forma inmediata.

Por otro lado, Venezuela ha comprometido el restante 49,9% de Citgo con la petrolera Rosneft de Rusia. Si ese préstamo tiene una provisión de incumplimiento cruzado, Rusia, en teoría, podría exigir ese pedazo de Citgo si Venezuela no paga el viernes.

El gobierno de EEUU ha dejado en claro que no le permitirá a Rosneft poseer una parte de Citgo, y los rusos han estado tratando de renegociar ese trato con Pdvsa para cambiar la garantía.

Los inversionistas están doblemente preocupados por el pago del viernes porque Pdvsa debe otros $1.200 millones en capital e intereses por otro bono que vence el 2 de noviembre.

«El mercado está evaluando la capacidad y la disposición a pagar de la administración Maduro, así como también cualquier problema operacional que podría limitar la transferencia de fondos», señaló la firma Reorg Research.

«Nuestra opinión es que pagarán, pero es cierto que el estado de ánimo en el mercado es peor que cualquier otra situación similar anterior», antes de los pagos de la deuda bajo el gobierno de Maduro, dijo a Reorg el jefe de América Latina de una firma de gestión de riesgos.

Te podría interesar también