Pantallas dobles y plegables, ¿lujo o nuevo imprescindible para los móviles?

// EFE

Pantallas dobles y plegables, ¿lujo o nuevo imprescindible para los móviles?


Las empresas tecnológicas empiezan a coquetear con móviles de pantallas cada vez mayores, ya sean dobles o plegables, en busca del nuevo acicate cualitativo que azuce las ventas en un mercados cada vez más maduro.

Entre los lanzamientos que han acompañado el inicio este viernes de la IFA de Berlín, la mayor feria tecnológica de Europa, destacan los dispositivos que exploran nuevas posibilidades en el mundo de las pantallas, tratando de dar con la clave del éxito.

Samsung ha sacado este septiembre a la venta su Galaxy Fold, su primer terminal con la pantalla plegable Infinity Flex, de 7,3 pulgadas, cuyo lanzamiento tuvo que retrasar el pasado abril por problemas técnicos.

LG, por su parte, ha presentado en la feria de Berlín el G8X ThinQ, un móvil que cuenta con una funda en forma de libro con una pantalla extra con iguales características que las del teléfono, para facilitar el uso simultáneo de aplicaciones.

No son los únicos. En los últimos meses han tanteado este incipiente segmento otros pesos pesados del sector como Huawei, Xiaomi y Lenovo.

Se está tratando de conformar una tendencia, aunque los precios de estos terminales son en general bastante elevados, por encima de los de gama alta.

«La productividad y el ‘multitasking’ (simultanear tareas y aplicaciones) piden una pantalla doble», aseguró en una presentación del G8X ThinQ Kyle Yoon, gerente de producto senior de LG.

Miguel Fernández, directo general de Marketing de LG España, aseguró en una entrevista con Efe que la coreana piensa que este doble pantalla -el segundo de la compañía tras el V50 ThinQ lanzado en junio- «va a tener una acogida mucho mayor de lo que se podría en un principio pensar».

Su objetivo es que este teléfono se perciba no sólo útil en un entorno laboral, sino también para el ocio, sobre todo con la «flexibilidad» que ofrece el que su móvil se pueda usar con o sin la funda con pantalla.

«Todos hacemos ‘multitasking’. Esto es mucho más común de lo que la gente se cree. Por eso pensamos que este teléfono tiene un enfoque profundamente pragmático», explica Fernández, convencido de que «no es una moda».

La doble pantalla ya está presente en muchas mesas de oficina y en hogares. «Creemos que la tendencia está llegando ahora al móvil», afirma.

Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung Iberia, subraya, por su parte, que el Galaxy Fold, la apuesta plegable de su compañía, es toda una «promesa para los consumidores» que «abre una nueva era».

«Esas pantallas flexibles nos abren un nuevo mercado. Es la posibilidad de tener una gran pantalla en la palma de la mano y, además, lograr que esos dispositivos no nos ocupen demasiado», explica en declaraciones a Efe.

Fernández cree, además, que puede ser un revulsivo para las ventas. Especialmente en un año en el que el mercado, por primera vez en una década, va a contraerse ligeramente, un 1 %, según pronóstico de la consultora GfK.

«Hace tiempo que no teníamos dos innovaciones con un claro beneficio simple y fácil de transmitir al consumidor», comentó en referencia a la pantalla doble y a la incorporación del 5G, un nuevo estándar de internet que permite multiplicar la velocidad de descarga y navegación.

Ambos son «los dos pilares para la renovación y el crecimiento», así como una «razón realmente potente para que el consumidor busque un nuevo móvil» y vaya más allá del diseño.

«Hace años que no veía a la vez dos elementos con un beneficio tan tangible», añadió el director general de Marketing de LG España.

Te podría interesar también