Operaciones bancarias sospechosas en Perú subieron 16% en 2017

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Operaciones bancarias sospechosas en Perú subieron 16% en 2017



El número de operaciones bancarias sospechosas de lavado de activos se incrementó en Perú en 16% durante 2017 y sumaron 5.122 transacciones, señaló este miércoles el presidente de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), Martín Naranjo.

Durante la inauguración del X Congreso Internacional de Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, Naranjo precisó que según un reporte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Superintendencia de Banca y Seguro (SBS), en 2017 se llevaron a cabo 5.122 operaciones sospechosas de lavado de dinero, 16% más en relación a lo contabilizado en 2016.

Además, detalló que en el periodo de enero a mayo de 2018 se registraron 2.500 nuevas operaciones de este tipo.

Naranjo resaltó por ello el trabajo de los bancos para «consolidar el sistema de prevención anti-lavado y eliminar cualquier situación que pueda poner en riesgo las transacciones en el sistema».

«El lavado de activos está en permanente acecho y estamos atentos para identificar estas operaciones y apoyar a las autoridades a combatir las prácticas ilícitas», sostuvo el presidente de Asbanc.

El aumento de estos movimientos, no obstante, no revelan necesariamente un incremento de estas acciones delictivas, sino «un mayor número de sectores que reportan», explicó en otro momento el jefe de la UIF, Sergio Espinosa.

Espinosa señaló que en Perú, a raíz de una evaluación regional del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), se amplió el espectro de sectores que reportan a la SBS, donde se suman hoy los notarios y las casas de ventas de autos.

«Yo creo que debe leerse en el sentido de que la capacidad de análisis ha crecido. El número de reporte crece en 30% al año, también crecen los montos de estos reportes», expresó.

Espinosa explicó también que el sector financiero es «el que tiene mayor experiencia en la prevención del lavado de dinero», por lo que el reto de los países latinoamericanos es prevenir estos delitos en «los sectores donde no hay regulación».

Por ello, precisó que en los próximos meses se espera poder incluir reportes de negocios como las casas de cambio y las cooperativas.

«El siguiente paso es consolidar una forma de licenciamiento de las casas de cambio y las casas de préstamos, que son espacios donde no se está investigando de dónde llega el dinero. Estamos trabajando por ello en un proyecto de ley», detalló.

Según el reporte de la UIF, en los últimos tres años (2015-2017) se reportaron 13.138 operaciones sospechosas, a partir del cual se elaboraron 158 informes de inteligencia y se abrieron 139 investigaciones penales en el Ministerio Público.

Te podría interesar también