¿De dónde saca el gobierno el dinero para los «bonos protectores»?

// Jean Carlos Manzano / @jeanmanzano

¿De dónde saca el gobierno el dinero para los «bonos protectores»?



El gobierno de Nicolás Maduro instaló una medida que llama de «protección» a los venezolanos que consiste en la asignación directa de dinero a quienes estén registrados en el carnet de la patria. La cantidad de dinero y de personas que lo reciben ha variado desde que inició a finales de 2017, pero solo en 2018 se han utilizado por ese concepto más Bs 39 billones, monto que supera el presupuesto de la nación para todo el año.

El desembolso de esta cifra en un país cuya producción está en picada y con una industria petrolera mermada, levanta la pregunta ¿de dónde saca el gobierno del dinero para los llamados «bonos protectores»?

Hay pocas pistas sobre el origen de estos fondos. Al momento de su anuncio no se especifica de dónde se obtiene, ni aparecen reflejados en decretos de créditos adicionales en la Gaceta Oficial.

Existen dos formas legales en la que el gobierno puede usar el dinero en el país. La primera es lo establecido en el presupuesto. Donde se detalla básicamente cuánto del gasto en el año se hará por recaudación de impuestos y los ingresos provenientes del petróleo. En noviembre de 2017, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó el presupuesto de gastos del gobierno para 2018 por un monto de Bs 36,1 billones, sin embargo, los detalles del mismo no han sido publicados, así que no se puede apreciar si existe una partida para los «bonos protectores», por cuánto y en la cuenta de cuál ministerio.

No obstante, en caso de existir una partida, ya estaría extinguida, pues el monto de las asignaciones, ya supero al mismo presupuesto.

La otra forma en que el gobierno puede hacer gasto es con la figura de créditos adicionales. Estos se publican en Gaceta Oficial y la Constitución establece que deben ser aprobados por la Asamblea Nacional (AN, parlamento). Desde 2016, el Ejecutivo se salta a la AN en este proceso, amparado en el decreto de emergencia económica. Hasta abril, ningún crédito adicional tiene como especificación la asignación de bonos a través del carnet de la patria.

Banca y Negocios tuvo acceso a los datos del depósito realizado a un beneficiario. Al menos en este caso se observa que el abono en la cuenta de la persona es hecho directamente por el Banco Central de Venezuela.

Es decir, el dinero no está asignado a ninguna partida presupuestaria de algún ministerio u otro organismo público. Por ejemplo, como ocurre con los pagos de nómina: El gobierno aprueba el desembolso, el tesoro nacional lo entrega al Ministerio correspondiente y este lo deposita en las cuentas de sus empleados.

«Los depósitos realizados de esta manera parecen indicar que los bonos asignados por el gobierno son una creación directa de dinero por parte del Banco Central de Venezuela, lo que implica un aumento de la liquidez monetaria, lo que sigue estimulando la inflación», indica la firma Aristimuño Herrera & Asociados.

De acuerdo con los últimos datos publicados por el Banco Central de Venezuela, hasta el 30 de marzo, la liquidez monetaria (cantidad total de dinero en la economía) se ha incrementado 232,7%, en el primer trimestre 2018, en contraste con un incremento de 12,1%, en similar periodo del año 2017.

Los picos en el aumento de liquidez se notan en las semanas posteriores a los anuncios de pagos que realiza el gobierno. Por ejemplo, en febrero, a partir del día cinco las autoridades indicaron que se iniciarían los pagos de los bonos de Carnaval (Bs 5,6 billones en total), Hogares de la Patria y Día de la Juventud (Bs 2 billones en total).

La semana terminada el 09 de febrero la liquidez creció 9,68%, sumando Bs 12 billones al torrente económico y la semana culminada el 23 de febrero el alza fue de 15,29% la segunda más alta de la historia, lo que representó la llegada de Bs 32 billones adicionales que se le suman a la liquidez monetaria.

¿Cómo se cobran los bonos?

Desde que el gobierno lanzó el primer bono en diciembre de 2017 buscó que fuera a través de una herramienta tecnológica. Para ello, la empresa JMT ST, C.A. desarrolló el sitio web www.patria.org.ve y la aplicación VeQr, según la información indicada en el Play Store de Google. Ambas plataformas son parte importante del proceso de asignación y pago de los bonos.

Todas las personas que desean ser beneficiadas con las asignaciones directas deben registrase en el sitio web, donde deben colocar el código de su carnet de la patria, sin ese dato, no se puede avanzar en el registro. Una vez cumplido ese proceso, las personas reciben una notificación a través de un mensaje de texto.

«Para estos Carnavales 2018 el Presidente Nicolás Maduro te desea alegría, amor y felicidad, enviándote este bono para disfrute en familia», decía el mensaje con el que se informaba el bono de Carnavales. Mientras, el de Semana Santa tenía el siguiente texto: «En estos tiempos de Jesucristo redentor de los humildes, deseo que la Semana Santa sea de amor y de esperanza. Recibe mi abrazo y mi protección».

Luego de esto, la persona puede hacer dos cosas para aceptar el bono. La primera es escanear el código QR de su carnet de la patria con la aplicación VeQr o ingresar en la página www.patria.org.ve y hacer clic en aceptar el bono.

«Por aquí hay una muchacha que cobra Bs 8.000 por escanear el carnet», afirma Vanessa Monsalve, habitante de una recóndita zona del estado Aragua, quien no ha pagado por ese «servicio», porque tiene su propio teléfono inteligente a diferencia de la buena parte de sus vecinos, en especial los adultos mayores.

Una vez cumplido ese proceso, se registra un depósito en el monedero del carnet de la patria, que debe ser transferido por el propio beneficiario desde el sitio web a su cuenta bancaria registrada. También puede transferirlo a un familiar que también tenga carnet de la patria. El tiempo para que el dinero se haga efectivo en el banco varía dependiendo de la entidad, pero no suele ser superior a una semana.

Excepto el bono «Niño Jesús» entregado después de las elecciones municipales de diciembre a través de tickeras, todas las demás asignaciones se han hecho por esta vía.

Bonos que no alcanzan

«A penas anuncian el bono y todo se pone más caro», sentencia Monsalve, quien asegura ha recibo todas las asignaciones directas anunciadas por el gobierno este año. Sin embargo, aunque no está consciente de las causas macroeconómicas, sabe que el dinero que recibe es insuficiente para sus necesidades.

Solo en el primer trimestre de 2018, la inflación acumuló un alza de 453,7%, según la Asamblea Nacional. Aristimuño Herrera & Asociados estima que cerrará el año por encima de 10.000%. Una realidad que a pesar de agregarle combustible, el gobierno parece reconocer y por ello los bonos pasaron de Bs 500.000 a Bs 700.000 en apenas un mes.

Por ejemplo, de acuerdo con datos del monitoreo semanal de precios de Banca y Negocios, con los Bs 700.000 del bono de Carnavales se podían comprar 41 huevos en ese entonces, mientras que con el mismo monto, la semana pasada se adquirían solo 30 unidades, casi una docena menos.

El gobierno está incrementando la cantidad de dinero, sin que la producción del país aumente, generando cada vez más presión en los precios, lo que ha desatado la hiperinflación que se vive desde marzo. Ademas la oferta importada es cada vez menor.

«Se estima que en el mes de marzo se desaceleró un poco la inflación, pero se continua en hiperinflación,» dijo el diputado Ángel Alvarado en un programa transmitido por Fedecámaras Radio.

Pero el gobierno no se detiene en su apuesta expansiva de la liquidez y anunció un nuevo bono para el mes de abril que llegará a 10 millones de personas, un tercio de la población y que inyectará a la economía Bs 10 billones.

Todo esto ocurre en un contexto electoral. Maduro buscará reelegirse por seis años más el próximo 20 de mayo. Es de esperarse un aumento mayor en la liquidez, a través de las vías tradicionales cuando hay campaña, pero también por las asignaciones directas. De hecho, el vicepresidente Tareck El Aissami anunció que para el mes de mayo esperan llegar a un millón de familias más con el programa Hogares de la Patria que otorga asignaciones mensuales dependiendo del tamaño de la familia y van desde Bs 320.000 (dos integrantes) hasta Bs 1.680.000 (10 integrantes).

Dinero electrónico

Otra novedad que el gobierno quiere introducir con los llamados «bonos protectores» es el uso del dinero electrónico, a través del carnet de la patria. Se ha anunciado que en tres entidades del país está en periodo de prueba el pago de otro beneficio, la bolsa de alimentos subsidiada conocida como Clap.  También se ha dicho que el carnet servirá también para cancelar el transporte público y otros servicios.

Sin embargo, el dinero electrónico está tomando otro significado ante la escasez de billetes. Es electrónico porque en efecto está depositado en las cuentas o monederos de las personas que muchas veces no tienen otra opción que recurrir a los canales digitales de la banca para movilizarlos debido a la ausencia de dinero en efectivo.

Desde el año 2016 el país vive una crisis de efectivo que está afectando desde pagos tan pequeños como un café. La expansión de la liquidez que el gobierno ha intensificado este año, no va acompañada de un incremento de billetes.

Al cierre de marzo, en el país circulaban dos bolívares en efectivo por cada 100 que hay dentro de la economía. Es decir, el dinero contante y sonante representa 2,6% de la liquidez, el nivel más bajo en la historia.

Te podría interesar también