Caída constante en las reservas internacionales amenaza equilibrio macroeconómico

// Banca y Negocios @bancaynegocios


En medio de una situación sumamente comprometida para la economía venezolana, las reservas internacionales han prolongado su descenso hasta alcanzar un nuevo mínimo.

Los fondos resguardados por el Banco Central de Venezuela se ubicaron el pasado 23 de septiembre en 11.784 millones de dólares tras un descenso de US$ 44 millones respecto a los 11.828 en que se ubicaron un día antes.

Las reservas internacionales constituyen una expresión de los fondos en moneda extranjera con que cuenta el país para atender sus compromisos, cubrir importaciones y respaldar el dinero en circulación. Estas, en Venezuela provienen fundamentalmente de las exportaciones petroleras que realiza Pdvsa.

En este caso, la cota que han alcanzado dichos recursos se ubica al nivel mínimo que han mostrado a lo largo de los últimos trece años.

Esta situación, propiciada fundamentalmente por la baja en los precios petroleros, agrava más el desbalance fiscal, el probable saldo negativo en la balanza comercial y augura mayores dificultades para recuperar una posición más firme en la economía del país que le permita atenuar los graves problemas de inflación y escasez que atraviesa actualmente.

En paralelo, la República aún está atravesando -junto a Pdvsa- la mayor concentración de pagos de deuda externa por concepto de vencimiento de bonos en los próximos meses, por lo que la disponibilidad de liquidez en divisas es clave para honrar los compromisos pendientes.

Se debe mantener un cuidadoso seguimiento de este indicador en el marco de la situación antes descrita, a la espera de soluciones en caso de no producirse una mejora sustancial en el nivel de los precios petroleros.

Te podría interesar también