A pesar de su recorrido y de haber tocado máximos en los últimos días (cotiza actualmente por encima de los $6.314), expertos del sector se muestran reticentes a invertir en la moneda digital.

Uno dicen que se trata de un juego de azar, otros creen que directamente es un fraude y unos más la tildan de burbuja financiera.

Lo cierto es que el bitcoin es la más conocida de las monedas digitales. Suficiente explicación nos dan los números: desde enero hasta la fecha, el bitcoin ha subido más de 650%.

Una de sus principales características es que se trata de un medio de pago basado en un sistema tecnológico de cadena de bloques.

Además, el bitcoin permite a los usuarios llevar a cabo sus transacciones, evitando el sistema bancario y financiero. De esa forma, el control de las mismas se realiza a través de los propios usuarios, señala Inversor Global.

Y tener la moneda digital o invertir en ella es relativamente sencillo. ¿Quieres aprender a hacerlo?

Paso 1

En primer lugar se debe acudir a una plataforma de trading de bitcoins, que tiene un aspecto similar a la de un bróker online. (Gabriel Jiménez: “Criptomonedas tienen gran potencial en Venezuela”)

En dichas plataformas se acumulan estas monedas virtuales, existiendo diferentes tipos de monederos.

Algunos son para computadoras (Bitcoin Core o Electrum), los hay para dispositivos móviles (Bitcoin Wallet o Mycelium), monederos físicos de criptomonedas (Trezor o Ledger) o incluso plataformas en línea (Coinbase o Xapo). Cada uno cuenta con diferentes contraseñas y un gran sistema de encriptación.

Paso 2

Una vez que escogemos la plataforma que más nos convenga al inversor, el siguiente paso es comenzar con la operativa.

Esta última es muy parecida a la que se lleva a cabo en las diferentes Bolsas del mundo. La única diferencia es el método de pago.

En definitiva, se especulará con la criptomoneda al igual que se realiza con cualquier otro valor, commodity o divisa.

Como inversor podrás consultar la evolución del bitcoin en cualquier momento. No obstante, es importante señalar que la volatilidad es muy elevada y las oscilaciones del precio dentro de un mismo día pueden ser importantes.

Paso 3

Tal y como ocurre en la bolsa, tienes que estar atento a los movimientos del mercado.

Y es que a pesar de su popularidad, no todo el mundo se fía del bitcoin. Su regulación, volatilidad y el hecho de no estar respaldada por ningún gobierno genera confianza y desconfianza a partes iguales.

Tidjane Thiam, CEO de Credit Suisse, afirmó durante una conferencia en Zurich que la “única razón para comprar o vender bitcoins es ganar dinero, que es la definición misma de especulación y de una burbuja”.

El presidente del directorio de UBS Group AG, Axel Weber, dijo el mes pasado que bitcoin no tiene “valor intrínseco” porque no está asegurada por activos subyacentes.

El economista argentino Juan Ignacio Fernández ha manifestado que el bitcoin es una criptomoneda privada mientras que el resto de los activos con los que se compara son acciones tecnológicas.

Al ser activos de dos clases, obtienen valor de distinta forma. ¿El bitcoin es una burbuja porque su cotización ha crecido de forma más rápida?

Ese raciocinio, explica, sería análogo a decir que un Ferrari es incapaz de acelerar de 0 a 100 km/h en cuatro segundos de forma consistente únicamente porque los Fiat Uno no pueden hacerlo.

Y son esos pequeños detalles (y su impresionante rally, seamos honestos), lo que convierte al bitcoin en lo que es hoy.

Comentarios