Ventas de automóviles en Brasil caerán un 40% por pandemia

// EFE

Ventas de automóviles en Brasil caerán un 40% por pandemia



Las ventas de automóviles en Brasil caerán un 40% este año por la crisis causada por la pandemia del nuevo coronavirus y la recuperación será lenta, según evaluó este martes la patronal.

Para finales de 2020 se espera que solo sean matriculados 1,67 millones de automóviles, de los 3,05 millones proyectados, aseguró Luiz Carlos Moraes, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Motorizados (Anfavea).

«Brasil saldrá más pobre de esta crisis y, por supuesto, esto tiene un impacto en el sector automotriz. Es un sector donde hay mucha pasión, a mucha gente le gustan los automóviles, pero con el desempleo y la caída del consumo, la recuperación será difícil», señaló el directivo durante un encuentro virtual que sostuvo este martes con periodistas.

Según Moraes, las peores cifras para el sector se verán al cierre del segundo trimestre de este año.

En mayo, la caída de las ventas fue de un 74,7%, con solo 62.190 unidades vendidas, en comparación con las 676.006 que se liquidaron en el mismo mes de 2019.

Para el caso de las exportaciones, el golpe fue aún peor, con un retroceso del 90,8%, con solo 3.870 unidades vendidas a otros países.

El saldo también se mantiene en negativo en el acumulado de este año hasta mayo, donde las ventas internas han caído un 37,7 % y las exportaciones un 44,9%.

De acuerdo con Moraes, la «incapacidad» del Gobierno de Jair Bolsonaro para estimular la economía hacen más difícil la recuperación del sector, ya que no se consiguieron acuerdos en lo laboral, pero tampoco apoyo en créditos para que las compañías tuvieran liquidez, ante las caídas de ingresos de hasta el 90% en abril y mayo.

Las proyecciones señalan que Brasil sufrirá este año su mayor recesión en varias décadas.

Los economistas del mercado calculan que la caída del PIB brasileño en 2020 será del 6,50%, pero algunas estimativas, como la del Banco Mundial, son aún más pesimistas y prevén una retracción del 8%.

La profunda retracción en 2020 es esperada en momentos en que Brasil venía recuperándose lentamente de la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando su PIB se encogió en cerca de siete puntos porcentuales.

Te podría interesar también