spp_header_1
spp_header_2
10/07/2023 02:27 PM
| Por Horacio Velutini /Especial para Banca y Negocios

#Opinión | Venezuela "Option Value" por Horacio Velutini

Acerca de Venezuela se conoce más sobre la caída que de la recuperación, y se habla poco del “up side” o del “option value”, dice Velutini.

#Opinión | Venezuela «Option Value» por Horacio Velutini

Venezuela, luego de una estrepitosa caída de su Producto Interno Bruto (PIB), ha inicio una atenuada recuperación que, en el año 2021, fue del 4.81%, en 2022 de 14.5% y para el 2023 se proyecta un crecimiento de alrededor del 5%.

Esta recuperación, en buena medida, se ha producido gracias a la liberación del tipo de cambio, relajación de los controles de precios y una mejor interacción del alto gobierno con el sector privado, así como una mayor disciplina fiscal y monetaria con una clara meta de control inflacionario.

Sin embargo, la recuperación económica de Venezuela ha estado ralentizada por el cerco sancionatorio que nos mantiene alejados del sistema financiero internacional, lo cual no nos permite restructurar la deuda externa ni acceder a financiamiento, y restringe a los posibles inversionistas.

La economía hoy es solo un tercio de lo que fue en el 2012, la producción petrolera esta alrededor de 820.000 barriles diarios, con altos descuentos en los precios, por el mismo efecto pernicioso de las sanciones.

Aun así, la Venezuela del 2023 no es la misma del 2018, puesto que muchos aspectos han mejorado. Uno de ellos es la seguridad personal que nos tenía ahogados años atrás. Hoy es común oír de personas que han decidido regresar a su país que el ambiente es otro.

Se conoce más sobre la caída que de la recuperación, y se habla poco del “up side” o del “option value”.

Venezuela: inmensa capacidad de rebote

Venezuela, aun cuando su economía se ha visto disminuida, tiene una capacidad de rebote inmensa. Es única no solo por su caída estrepitosa y dramática, sino por su capacidad de recuperarse de forma exponencial.

Actualmente el conflicto entre Rusia y Ucrania, iniciado en el 2022, ha significado una trasformación del tablero geopolítico global.

Occidente ha iniciado un proceso de desacoplo con Euroasia que junto con el medio oriente ahora gravita hacia el mercado chino. Esto significa que Venezuela juega ahora un rol estratégico en el ámbito energético del mediano y largo plazo, ya que el mundo va a necesitar, hasta el 2050, al menos 100 millones de barriles diarios diarios de petróleo.

En este contexto Venezuela tiene 303 billones de barriles de petróleo de reservas probadas, las más grande del mundo y que representan el 18% de las reservas mundiales, de las cuales 74 billones son explotables con relativa facilidad.

Noticia relacionada: #Opinión | Por qué apostar por los jóvenes es una inversión altamente rentable

Si regresamos a los 2.5 millones de barriles de producción diarios que ya tuvimos, de forma paulatina, se pueden generar ingresos netos anuales de más de 50.000 millones de dólares.

Además, Venezuela tiene el segundo sistema de refinación más grande del mundo y aun cuando está disminuido en su capacidad de producción, está ahí, sólo requiere inversión y mantenimiento.

En referencia a las energías más limpias, tenemos 202 trillones de pies cúbicos de gas, lo que ubica al país en el octavo lugar del mundo y el primero en América Latina. Un gas que cada día se necesita más por el inmenso problema del calentamiento global.

Horacio Velutini analiza el Option Value de Venezuela

Horacio Velutini: Venezuela puede regresar a lo que fue fácilmente hace una década, si vuelven los capitales a invertir.

El 15% de las reservas de gas son no asociadas y están costa fuera, un “comoditie” muy demandado o codiciado por Europa. Las cifras de lo que puede generar esta producción de gas simplemente no caben en la calculadora.

En cuanto a las energías renovables, somos el segundo país, luego de Brasil, con mayor capacidad hidroeléctrica en América Latina. Además, somos la nación número 12 en reservas de agua fresca con 1.320 metros cúbicos de agua por kilómetro.

Venezuela está entre los 10 países del mundo en reservas de oro, bauxita y de muchos otros minerales, entre ellos los que se conoce como “rare materials” que necesitan todos los teléfonos y equipos inteligentes del mundo.

Además, se estima que Venezuela tiene 1.000 millones de quilates en reservas de diamante.

Ahorros en el exterior: la principal fuente de inversión

Se estima que los ahorros de los venezolanos en el extranjero pueden ser un múltiplo de 10 veces nuestro Producto Interno Bruto (PIB). Estos recursos se han convertido, desde el 2021, en el principal inversor privado del país.

A esto se le suma el ingreso que generan las remesas, las cuales representan una cifra significativa que crecerá todos los años según las diásporas mejoren sus condiciones de trabajo en los países a los que migraron.

Yo soy de los que pienso que esa migración interactuará con capital, inversión e ideas con su país de origen, pero no regresará en números significativos.

Los próximos 18 meses la economía venezolana continuará mejorando lentamente dentro del contexto mismo sancionatorio presente y de liberación económica. Ahora bien, tal vez ocurra un evento electoral en el 2024 que sea aceptado por occidente, que nos permita regresar al sistema financiero global, lo cual significaría un crecimiento de dos dígitos durante años por venir.

Aun cuando el cálculo del PIB de Venezuela no es fácil estimar, hay un consenso que, en el año 2012, fue de 350.000 millones de dólares, con una capacidad de producción petrolera de 2.5 millones de barriles diarios. Venezuela puede regresar a lo que fue fácilmente hace una década, si vuelven los capitales a invertir.

No hay que perder de vista el mercado de capitales de Venezuela en la actualidad, que es de tan sólo de unos 2.000 millones de dólares, cuando el de Colombia hoy es de 150.000 millones de dólares. El mercado de valores venezolano podría aspirar a crecer al tamaño del colombiano en los próximos 10 años.

Venezuela tiene un potencial “up side” que no tiene ningún país latinoamericano, y es lo que los inversionistas deben evaluar tanto en el sector privado como en el público.

Lo interesante de Venezuela no es su caída, que fue dramática y aún muy noticiosa, sino su posibilidad de recuperación que simplemente es exponencial e inédita para América Latina, esas son las cosas que le interesan a los capitales del mundo, conocer el “option value” de riesgo y de retornos de su inversión.

Lea más contenido interesante y de actualidad:

Banca y Negocios Somos uno de los principales portales de noticias en Venezuela para temas bancarios, económicos, financieros y de negocios, con más de 20 años en el mercado. Hemos sido y seguiremos siendo pioneros en la creación de contenidos, análisis inéditos e informes especiales. Nos hemos convertido en una fuente de referencia en el país y avanzamos paso a paso en América Latina.

Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter y Facebook

Comparte este artículo