Venezuela es el país peor posicionado en desarrollo y retención del talento

// EFE

Desarrollar y luego retener el talento altamente especializado es uno de los mayores problemas que tienen los países latinoamericanos para alcanzar sus objetivos de desarrollo económico, según un estudio del Centro de Competitividad Mundial (CCM) de la escuela de negocios IMD.

Esta entidad académica publicó hoy su clasificación de talento mundial, que encabeza Suiza, al que siguen Dinamarca, Bélgica, Austria, Finlandia, Holanda, Noruega, Alemania, Suecia y Luxemburgo.

El informe basa sus conclusiones en el análisis de tres categorías principales: inversiones y desarrollo de la educación, atractivo, y capacidad de producir localmente el talento requerido por la economía.

Dentro de esta paleta de temas se evalúa a los países según factores como la educación, aprendizaje, formación de empleados, conocimiento de idiomas, coste y calidad de vida, remuneraciones e impuestos.

De los 63 países evaluados, Latinoamérica aparece en el puesto 44, que ocupa Chile, el país mejor posicionado en todos los factores que se tienen en cuenta y que saca seis puestos a Argentina, el siguiente país de la región que figura en la lista.

Además de esos dos países, de la región latinoamericana aparecen en la clasificación Brasil (puesto 52), Colombia (55), México (56) y Perú y Venezuela (63), que cierra la lista.

Con la excepción de Chile, los latinoamericanos están especialmente mal situados en la seguridad personal y la propiedad privada, «que es una de las bases para retener y atraer talento», explicó a Efe el economista sénior del IMD, José Caballero

«Para contar con un flujo de talento estable hace falta seguridad», agregó.

De manera general, los países latinoamericanos obtienen una evaluación decepcionante en su capacidad para generar el talento que requieren sus objetivos económicos, un indicador en el que México ocupa la posición 53, Colombia la 57 y Perú la 58.

La educación es clave para producir talento, pero los países asumen este reto de forma diferente, como lo evidencia el hecho de que, entre esos tres países, Perú aparezca como el que menos invierte en este sector, pero muestra mejor calidad.

Lo contrario ocurre con Colombia, mientras que en México se observan los dos problemas al mismo tiempo, una inversión baja en educación que a la vez tiene una baja calidad.

Donde México exhibe una mejor nota es en la capacidad del sector privado de atraer, retener y motivar al talento, mediante programas de formación y el aliento al aprendizaje, al tiempo que cuenta -dentro del referido grupo de países- con el mayor número de ejecutivos con experiencia internacional.

Sobre Estados Unidos, uno de los países a los que tradicionalmente se dirige gran parte del talento que abandona los países latinoamericanos, el informe señala que corre el riesgo de perder competitividad si no aumenta sus inversiones en educación pública.

«Como media, Estados Unidos invierte menos en desarrollar el talento local cuando se le compara con sus pares en otras partes del mundo», sostiene el informe.

En cambio, recuerda que EEUU lo hace de forma excelente frente a otros países «cuando se trata de atraer talento extranjero, gracias a la calidad de vida, oportunidades de carrera y altas remuneraciones que ofrece», en particular cuando son profesionales altamente especializados o ejecutivos.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también