Venezuela es el país más rezagado en compra de vacunas antiCOVID-19 de América Latina

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Venezuela es el país más rezagado en compra de vacunas antiCOVID-19 de América Latina



El economista y director de la ONG «Petróleo para Venezuela», Francisco Rodríguez, advirtió que Venezuela es el país con menos contratos de compra adelantada de vacunas contra la covid-19 en América Latina, de acuerdo con los datos de la Unicef.

En su cuenta de Twitter, el también ex asesor parlamentario indicó que las 10 millones de dosis contratadas de la vacuna Sputnik V resultan insuficientes para comenzar a lograr una inmunidad de rebaño, ya que, al tener que ser aplicadas dos dosis por persona, solo permiten inmunizar a 19% de la población.

«No está claro por qué Venezuela aún no ha recibido vacunas rusas, cuando otros países (incluyendo Argentina y Bolivia) ya han recibido uno o más cargamentos. La falta de pago parece ser un problema también en este caso«, aseveró.

Por otra parte, insistió en alcanzar con urgencia un acuerdo político que permita destinar recursos a pagar los compromisos de Venezuela para que pueda entrar en el programa COVAX y utilizar las dosis apartadas -entre 1,4 y 2,4 millones-, aunque este suministro solo permitiría inocular entre 3% y 5% de la población.

Recuerda que el objetivo del programa gestionado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) es lograr que los países alcancen a inmunizar a 20% de sus poblaciones.

«COVAX, en este sentido, es usado por la mayoría de los países de la región como un complemento de los acuerdos directos con compañías privadas, y no como un sustituto. Una estrategia de vacunación más amplia será necesaria para salir de la pandemia».

Rodríguez ha desarrollado una intensa campaña para que los sectores políticos logren un acuerdo que permita invertir recursos congelados en el exterior para la adquisición de vacunas y otros insumos necesarios para enfrentar los impactos de la pandemia de covid-19 en el país.

Te podría interesar también